Bookmark and Share Bajar en formato PDFComentariosVer foto galería

ÌFÉ: sobre la trascendencia de su mezcla musical

Ver foto galeríaVisita la foto galería (1)
Perfil de Autor

Por Gabriela Ortiz Díaz

Publicado: martes, 24 de julio de 2018

"Yo siempre pensé que las historias que contamos musicalmente tendrían importancia a nivel internacional”, dijo en entrevista con EN ROJO Mark Underwood, reconocido músico y productor afroamericano, asentado en Puerto Rico desde finales de los ’90 y colaborador en las carreras artísticas de puertorriqueños como Mima, Calma Carmona y los integrantes de Cultura Profética.  

“Afecta positivamente a la gente que la escucha, aún si son de otros países”, continuó comentando sobre su propuesta quien ideó el concepto musical del grupo hace poco más de tres años. Y es que, en tan poco tiempo, los integrantes de ÌFÉ – traducción al Yoruba de  ‘amor’ o ‘expansión’ – han logrado presentarse en varias ciudades de Europa y Estados Unidos y de ir estableciendo fanaticada. Para Mark, la música que tocan tiene el poder de romper fronteras. 

“El grupo tiene mensajes implícitos.  De manera subconsciente, – planificada por el grupo – la gente puede notar las influencias que tenemos. Si el público no entiende Lucumí, Yoruba o Español, lo que está escuchando son rezos y la repetición de los rezos afecta, emociona… En uno de los sencillos, UMBO, los tambores están haciendo los toques de Olokun y, como son históricos, la gente los puede identificar”, dijo sobre lo que reciben los receptores de sus canciones. De hecho, un primer disco publicado recopila todos los temas que cantan en sus presentaciones.

Las fusiones en este grupo son las que han provocado la trascendencia de su música, que mezcla las estructuras acústicas de la rumba y de otros ritmos afroantillanos con cánticos de la religión Yoruba y con sonidos de sensores electrónicos, creando una explosión capaz de transportar a los oyentes a lo espiritual o ancestral. 

La oportunidad para conversar con quien también es uno de los percusionistas del grupo fue pasado uno de los dos conciertos que ofrecieron en Puerto Rico recientemente, antes de continuar viajando con su música. En esta ocasión, a diferencia de los otros dos espectáculos que habían realizado en la isla en 2016 y 2017, el público pudo apreciar un grupo que ha afinado su propuesta musical. Inclusiones de nuevos sonidos electrónicos, uniformidad en el vestuario y la coreografía de la bailarina Pia Love, hacen que el performance de Yarimir (Mima) Cabán, Rafael Maya, Beto Torrens, Anthony Sierra y Mark Underwood (Otura Mun) luzca completo. 

La base de su oferta musical es la rumba cubana, el dance hall jamaiquino, los sonidos afro. A eso le añaden un juego con sonidos electrónicos. Sin embargo, en el material nuevo que se van disponiendo a mostrar hay cambios musicales: más énfasis en la improvisación de los tocadores y producción de sonidos más agresivos, en representación de diálogos con los Orichas. 

En términos del vestuario y de la imagen que quieren proyectar en el escenario, la intensión de estar uniformados es profundizar el sentido de la banda. Underwood explicó que para el diseño de vestuario se inspiró en la ropa que llevaban puesta los integrantes del Black Muslims, grupo político y religioso fundado en 1930 en Detroit, Estados Unidos. “Ese grupo estaba asociado a Malcolm X durante los ‘50 o ’60; los miembros vestían camisa blanca, pantalón gris, zapatos negros. Sus uniformes expresaban unión. Como creador de ÌFÉ, me interesa expresar unión visualmente”, en palabras de Mark. La forma de vestir de las Panteras Negras y de los Young Lords también hace eco en la imagen grupal de esta banda de la escena independiente puertorriqueña. 

Rafael, Beto y Anthony están vestidos completamente igual en tarima; no exhiben más colores que blanco y negro. Mima, por su parte, aunque utiliza los mismos colores, los muestra con telas de patrones. “Ella representa la unión de todos porque es la dualidad”, abundó Otura Mun. “El color de la agrupación es Pia Love, la bailarina. Es la primera vez que hacemos una fusión. Ella ha estudiado baile en Nigeria, India, Jamaica, Cuba y Brasil”, reconoció el entrevistado a la vez que aseguró que las coreografías que crea y los vestuarios que utiliza – diseñados y cosidos por ella – tienen la influencia del basto conocimiento adquirido en sus viajes de estudio. 

Pia Love se mudó a Puerto Rico recientemente para unirse de lleno al grupo y para estudiar ritmos afrocubanos, lo que permite que ÌFÉ tenga la colaboración necesaria para “expresar visualmente la música”. “Para mí el grupo era una obra de arte estática y visualmente faltaba algo…Desde un principio, tuve en mente que debía haber una bailarina porque esta música no tiene sentido sin baile”, puntualizó quien se siente parte del Caribe a través de la música que toca. 

“Aunque no soy boricua, soy afroamericano y me uní a esta gente por el lenguaje de la música…Mis ancestros pararon en el Caribe y mi historia tiene mucho que ver con el Caribe porque de aquí vengo. Yo no tenía ese conocimiento en Estados Unidos. Yo tenía que mudarme al Caribe para encontrar mis raíces aquí y entender que mi herencia proviene de este lugar”, recordó antes de anunciar que está creando letras para un segundo disco. 

“Estoy agradecido con la fanaticada puertorriqueña. Es difícil mover algo que no sea reggaetón”, culminó.

  (0) Comentarios




claritienda Decir no, no basta