Fest 45
Bookmark and Share Bajar en formato PDFComentariosVer foto galería

Residencial Puerta de Tierra: Otro chanchullo de Vivienda

Jonathan Colón Reyes, portavoz de la comunidad
Foto por: Axel L. Torres Ortiz
Ver foto galeríaVisita la foto galería (1)
Perfil de Autor

Por Cándida Cotto

Publicado: martes, 29 de enero de 2019

Los antiguos residentes del Residencial Puerta de Tierra, se enfrentan al mismo engaño de los vecinos de Las Gladiolas, por parte del Departamento de la Vivienda (DV) de que una vez construido un nuevo complejo regresarían a sus antiguos hogares. “Esperamos que se cumpla con los acuerdos y lo deseamos aun con las reservas y lo que sabemos, pero la realidad es otra”, así lo afirmó el portavoz de la comunidad el joven Jonathan Colón Reyes, a la luz del proceso por la que han pasado ambas comunidades.

El joven nacido y criado en la comunidad del Residencial Puerta de Tierra, narró que al igual que Las Gladiolas, en el 2009 comenzó la inquietud entre los residentes por la noticia del desalojo de la comunidad. Les dijeron que el proyecto había sido sometido por la agencia a un plan de modernización. En la primera fase se desalojó parte del residencial y construyeron los actuales edificios conocidos como Puerta de Tierras II. Aunque a la comunidad se le dijo que se construirían cinco edificios y una égida, se construyeron solo tres edificios. “No se hicieron los otros dos edificios ni la égida no sabemos qué pasó con los fondos. Eso fue para la gobernación de Acevedo Vilá en el 2011”. Al ver que no se construyó el proyecto como se había anunciado la otra parte de la comunidad empezó a averiguar qué era lo que estaba pasando y una vez más fueron sorprendidos con la noticia del desalojo. 

Colón Reyes reconoció que la comunidad confiando en que el proceso fuese lo más rápido posible colaboró con el traslado. Aunque reparó que le llamó la atención que el DV les concedió 100 vales de Sección 8, cuando sabía que habían muchas peticiones a este programa. Destacó que igual les tomó por sorpresa que cuando se les presentó la partida que había para el proyecto se les dijo que esta se dividiría entre su comunidad Puerta de Tierra, Las Gladiolas y Gautier Benítez, en Caguas y que la firma para construcción y administración de los tres proyectos sería McCormack Baron & Salazar. 

El líder comunitario, quien tiene un bachillerato en Ciencias Sociales, expresó que ha investigado la experiencia de este nuevo modelo de vivienda mixta en Estados Unidos y ha encontrado que en estos se da una dinámica de discriminación y rechazó entre los residentes. Trajo el ejemplo de que una comunidad en Chicago en donde se comenzó un proyecto de este tipo en el 1990 un grupo de la comunidad demandó al estado por discrimen ya que a los residentes bajo el programa de vivienda pública se les prohibía el paso de un lugar a otro y hasta el uso de ciertas áreas comunes. “No es que nosotros no queramos que esa integración de clase se de pero las cosas no se dan obligadas”, expresó. 

A partir del 2012 ante las peticiones de información a todas las administraciones del DV sobre los compromisos contraídos con la comunidad, frente a la falta de contestación describió que empezó la travesía de la comunidad. “ En el camino murió gente, las enfermedades se empezaron a gravar, si ha habido gente que ha logrado auto sustentarse, hay otros que me han dicho que están cansados se seguir mudándose”.

Señaló que el desarrollador se reunía por separado con las comunidades de Las Gladiolas y Puerta de Tierra, aun cuando el modelo de los proyectos es el mismo. Por parte de las comunidades dijo estaban trabajando juntas. Fue así que también se enteraron de que en mayo (2018) sería la pre inauguración del proyecto y se comenzaría a citar a los antiguos residentes. Comentó que aun con sus reservas entendían que mientras cumplieran con los requisitos anteriores de vivienda pública como se les había dicho serían admitidos al nuevo proyecto.

Pero los residentes del antiguo residencial de Puerta de Tierra se enfrentan a la misma situación que los de Las Gladiolas, las familias con ingresos bajos no pueden afrontar las mensualidades de las nuevas viviendas. Colón Reyes denunció que los límites de ingresos que solicita el desarrollador no representan la realidad. Una persona con un trabajo de 35 horas semanales a $7.25 la hora no puede pagar una mensualidad de $600 dólares, “no hay un balance entre la realidad de ingresos y el acceso”, reiteró. En cuanto al beneficio de crédito contributivo la persona no puede tener su crédito comprometido. “Estamos en una coyuntura que vivimos al día al día mas de la mitad de los puertorriqueños no les da para ahorrar”. 

Colón Reyes, reveló que cuando le han hecho estos planteamientos al secretario del DV, Fernando Gill Enseñat, por medio del Sub secretario, éste ha contestado que como el proyecto es una alianza público privada (APPs) eso le toca al privatizador. “Nos dejan a la deriva cuando se hacen los señalamientos se despachan de esa forma”. Agregó que desde mayo no han vuelto a tener una reunión con el contratista y en septiembre de 2018 le solicitaron una reunión, no fue hasta días recientes que recibieron una cita de reunión para este 1 de febrero. Al igual que lo sucedido con los residentes de Las Gladiolas, denunció que a los de Puerta de Tierra les comenzaron a pedir documentos en mayo una y otra vez “están jugando el juego para ver quien se cansa”. 

El líder de la comunidad del residencial de Puerta de Tierra, demandó, “nosotros queremos escuchar la verdad para poder reaccionar a lo que ocurra, no vemos que se esté cumpliendo con el compromiso”, dijo en referencia al compromiso del gobierno de que los residentes desalojados tendrían prioridad para ocupar las nuevas viviendas. 

El antiguo complejo residencial Puerta de Tierra consistía de 11 edificios para 484 apartamentos. En la actualidad entre los tres nuevas estructuras ya construidas (Puerta de Tierra II) hay solo 85 unidades de vivienda, estas todas si bajo el modelo de vivienda pública. La nueva construcción se limitara a cerca de 174 unidades de vivienda, lo que es evidente que no podrá albergar a toda la anterior población desalojada. 

Mientras este viernes (25 de enero) se colocó la “primera piedra” del nuevo complejo de vivienda de Gautier Benítez, en Caguas, el cual como ya se anunció será construido y administrado por el mismo desarrollador, bajo el mismo concepto de vivienda mixta y cuyos residentes fueron desalojados bajo las mismas promesas que Las Gladiolas y Puerta de Tierra.

  (1) Comentarios




claritienda La insurrección nacionalista en Puerto Rico 1950