Bookmark and Share Bajar en formato PDFComentariosVer foto galería

¿Quéslaque?... que los muertos cuentan

Ver foto galeríaVisita la foto galería (6)
Perfil de Autor

Por Gabriela Ortiz Díaz

Publicado: martes, 28 de agosto de 2018

El fenómeno atmosférico María rebosó la copa de un país que ya se encontraba sumergido en un caos político, económico y social. Aunque, más cierto es decir que la incapacidad del gobierno de manejar la crisis causada por el huracán agravó aún más la debacle causada por la naturaleza.

La desinformación y ocultamiento de miles de difuntos(as) por parte del gobierno es la evidencia más crasa del caos político que impera en Puerto Rico. 

De la misma forma que un grupo de artistas ideó un performance para que las personas homenajearan a sus muertos y muertas dejando un par de zapatos frente al Capitolio, el artista Antonio Martorell se adentró en un proceso creativo que resultó en la exposición “¿Quéslaque?” “Es que la”, inaugurada el pasado jueves 23 en la sala del Taller de Fotoperiodismo en Puerta de Tierra. 

En ambas expresiones artísticas, la celebrada en el Capitolio del 1 al 3 de junio y la muestra de Martorell, están de fondo las ganas de aludir al intento del gobierno de negar las muertes y los deseos de, muy a pesar de eso, traer a la luz todas las vidas perdidas y ausentes porque “esos muertos son nuestra memoria. Si negamos la memoria aceptamos el olvido”, como dijo el propio Martorell. 

Precisamente, la exhibición de 20 piezas de arte lleva el título como “una burla lingüística a la explicación tartamudeante y fallida del gobierno” sobre esta realidad, tal y como expone Graciela Rodríguez Martinó en el catálogo. 

En su deseo de manifestarse artísticamente sobre la desgracia del momento histórico que enfrenta el país, Martorell viajó a París con la imagen fresca en su mente del performance frente al Capitolio, en el que el pueblo puertorriqueño volcó su solidaridad y humanidad al llevar hasta allí más de 2 mil pares de zapatos durante ese fin de semana. 

A juzgar por lo que explica Rodríguez Martinó en el catálogo, el viaje que hizo el artista a la capital francesa fue a raíz de conocerse el estudio de la Universidad de Harvard sobre la cifra de muertes por María que evidenciaba la falsedad de los informes del gobierno que minimizaban la pérdida de vidas. Otros estímulos que le sirvieron de trasfondo a Martorell para “¿Quéslaque?” “Es que la” fueron las innumerables anécdotas sobre los muertos negados y su propia trayectoria artística, en la que el tema de la muerte ha aparecido constantemente. 

De Francia, regresó con la idea de exponer su parecer ante la inexactitud de las cifras de los muertos que mantiene la administración actual utilizando como pie forzado la esquela con nombres tachados. La palabra esquela es clave en esta exposición: “primero me vino a la mente la coincidencia con las respuestas vagas del gobierno… es-que-la…después note que podía jugar también con el status… es-que-ela. Entonces lo comenté con el maestro Humberto Figueroa y su reacción inmediata fue la frase de saludo e indagación de la calle: ¿Quéslaque?”, comenta Martorell.

Tinta y pintura negra sobre una esquela impresa en papel blanco, borrones que insinúan tachaduras de nombres y fechas, un mapa de la isla cubierto de esquelas tachadas de punta a punta, secuencias numéricas que provocan fatiga, muestras visuales del proceso creativo, una esquela inmensa fragmentada en partículas menores que se configuran como constelaciones y juegos de estrellas contra un plano negro que simula la noche… 

Lo anterior está regado por la veintena de obras que componen la muestra. Todas esas están precedidas por el autorretrato del artista que da la bienvenida desdoblado, como queriendo significar la atención consciente y minuciosa que requiere la situación actual del país. 

A través de toda la exposición, están presentes las preguntas “cuántas muertes”, “cuántas vidas”: 16. 64. 1,427. 4,645. Quizás son más porque, como explica Martorell, muerte también es ausencia, la de la emigración de cientos de puertorriqueños y puertorriqueñas forzados “por los mismos miserables que negaron a los difuntos” a abandonar Puerto Rico.  

Allí en Puerta de Tierra, en el Taller de Fotoperiodismo, sede ideal para de paso destacar la gesta del “periodismo puertorriqueño para no permitir la impunidad del engaño gubernamental”, permanecerá “¿Quéslaque?” “Es que la” hasta el 23 de septiembre. La exposición estará abierta al público general de lunes a sábado de 10:00am a 3:00pm. 

 

  (0) Comentarios




claritienda Claridad tras el lente