Nacionales / Oscar López Rivera

Bookmark and Share Bajar en formato PDFComentariosVer foto galería

La campaña por Oscar: “El de mayor voluntad ganará la partida”

Mural pintado por COCO144 and Fernando Ruíz Lorenzo en Camaradas El Barrio, en Nueva York.
Ver foto galeríaVisita la foto galería (1)
Perfil de Autor

Por Cándida Cotto

Publicado: martes, 24 de marzo de 2015

En un pulseo de voluntad de quién aguanta más, sólo la unidad de reclamo del pueblo puertorriqueño desde la Isla y desde la diáspora en Estados Unidos, podrá lograr la excarcelación del prisionero político puertorriqueño Oscar López Rivera, quien en mayo cumplirá 34 años de prisión.

La campaña de excarcelación se encuentra en un momento de tensión ante el historial del presidente Barack Obama con relación a los indultos y la otorgación de clemencia ejecutiva que ha concedido durante su mandato, así como por el clima nefasto que impera en Estados Unidos respecto a los derechos civiles.

Esta apreciación sobre la situación en que se desarrolla la campaña de excarcelación del patriota puertorriqueño fue vertida en un diálogo auspiciado por el Comité Pro Derechos Civiles de Puerto Rico (CPDC) el sábado 13 de marzo en la Facultad de Derecho de la Universidad Interamericana de Puerto Rico (UIA), en la cual participaron expertos en Derecho y activistas de la campaña en Puerto Rico y en Estados Unidos.

La licenciada Judith Berkan, con vasta experiencia en casos de reclamación de derechos civiles, expuso que el cuadro actual sobre el estado de los derechos civiles en Estados Unidos es bastante “nefasto”. Describió que en estos momentos existe un clima de miedo, utilizado por las autoridades para justificar la entrega de sus derechos por parte de los ciudadanos. Actitudes de hostilidad hacia los inmigrantes, en particular hacia los latinos, el racismo, la islamofobia, e incluso una mayor desigualdad económica, son algunas de las circunstancias prevalecientes respecto a los derechos civiles en Estados Unidos.

No obstante, Berkan también concluyó que a lo largo de la historia las personas se inclinan hacia la justicia.

 

Situación legal de la petición de clemencia

En cuando a la situación legal de la petición de excarcelación de López Rivera, la licenciada Jan Susler expuso que el presidente Barack Obama tiene la facultad para excarcelar a López Rivera, sin interferencia o impedimento alguno del Congreso ni de ningún tribunal.

Aclaró que la palabra vigente para la campaña es “conmutación”, que significa que una persona cumplió parte de una sentencia y si recibe una conmutación no tiene que cumplir la diferencia que le resta de su sentencia. La petición de conmutación de sentencia se tiene que hacer formalmente al Procurador General. En el 1999, el Comité Pro Derechos Humanos solicitó la conmutación a nombre de los prisioneros políticos puertorriqueños, que fueron excarcelados por el entonces presidente Bill Clinton. Entre éstos estuvo Oscar López.

Después del ’99, la Oficina de Perdones cambió la regla y dejó de aceptar peticiones de conmutación a nombre de otra persona. Es por ello que López Rivera en el 2012 radicó la petición. Una vez se radica la petición -continuó Susler- se supone que la oficina lleva a cabo una investigación y hace sus recomendaciones al Presidente. No hay ningún tipo de audiencia y mientras la petición está pendiente no se ofrece ningún tipo de información. No obstante, aun cuando la oficina del Procurador General hace su investigación y recomendación al Presidente, éste no está obligado a seguirla.

Otro aspecto que trajo a la atención es el hecho de que ante la salida de EDric Holder como secretario de Justicia, la persona nominada, Loretta Lynch, no sabe mucho del caso de López Rivera ni de Puerto Rico.

Susler exhortó a que hay que hablar de Oscar a todo funcionario que venga de Washington, procurar el apoyo de las organizaciones sindicales en Estados Unidos de las cuales dependen los Demócratas y, por supuesto, continuar con el trabajo de la campaña tanto en la Isla como en Estados Unidos.

 

Una campaña a largo plazo

Para el hermano de Oscar, José López Rivera, todavía la campaña de excarcelación debe desarrollar estrategias a largo plazo porque “creo que no podemos asumir que el presidente Obama va a actuar de inmediato”.

En una ponencia leída por el portavoz del CPDH, licenciado Eduardo Villanueva, José López expuso; “Puede que la gente piense que estamos ya al final, pero esto con Obama es mucho más serio de lo que pensábamos. Está bajo ataque, los Republicanos esperan robarle su legado, que fue creado en parte por la reforma migratoria y la reforma de salud. No va a ser fácil convencer a un presidente que ya está bajo ataque de que haga algo que los Republicanos probablemente atacarán”.

Frente a este escenario, López, quien es profesor de la Universidad de Illinois en Chicago, exhortó a hacer más y asegurarnos de que Oscar esté en todas partes, por lo que es necesario ampliar el trabajo de divulgación en las comunidades, multiplicar nuestros esfuerzos y continuar siendo creativos.

En este momento, la campaña tiene presencia organizada en Orlando, Florida y en varias ciudades de Massachusetts: Boston, Fitchburg, Worcester, Amherst, y Holyoke; en Connecticut en Hartford y New Haven; en la ciudad de Nueva York; en Pennsylvania en Filadelfia, Allentown, Bethlehem, y Pittsburgh; en Wilmington, Delaware, y en Cleveland, Ohio, Detroit, Michigan, y en California, Los Ángeles, San Francisco y Santa Barbara; y por supuesto, en Chicago.

 

La solidaridad internacional

La portavoz del Comité de Solidaridad con Cuba (CSC), Milagros Rivera, destacó la importancia del trabajo a nivel internacional, tomando como muestra las gestiones del Comité. Precisó que desde su constitución en 1992, el Comité de Solidaridad con Cuba en Puerto Rico enarboló, como una de sus banderas de trabajo, la campaña por la excarcelación de los presos políticos puertorriqueños.

La portavoz del CSC narró que a través de la Brigada Juan Rius Rivera (BJRR) desde el 2000, el Comité ha tenido la oportunidad de hacer llegar a más de 300 brigadistas de 17 países europeos, importante información en diferentes idiomas sobre quiénes eran esos luchadores independentistas prisioneros del Imperio.

Destacó que la República Bolivariana de Venezuela se ha unido de manera decidida a la campaña de liberación al grado de que en mayo de 2014 dio instrucción a todas las embajadas, los consulados y las misiones de su Gobierno a celebrar una Jornada Internacional por la libertad de Oscar. “Así nos fueron llegando noticias desde China hasta República Dominicana. Ésta es una iniciativa de la Revolución Bolivariana de Venezuela que no hemos valorado en toda su magnitud y que debemos promover con otros gobiernos amigos y contactos internacionales”.

 

El de mayor voluntad ganará la partida

El licenciado Alejandro Torres Rivera, quien trabaja en la campaña de excarcelación de los prisioneros políticos puertorriqueños desde sus tempranos inicios de 1990, puntualizó precisamente que “quien mayor voluntad tenga va a ganar la partida”. En ese sentido, aconsejó que los dos escenarios fuera de Puerto Rico en que hay que concentrar esfuerzos hasta noviembre de 2016 son Estados Unidos y América Latina.

En América Latina, mencionó que se deben abordar nuevos organismos como la CELAC, y gobiernos como los de Brasil, Argentina, Bolivia y República Dominicana.

En el escenario estadounidense recalcó en la necesidad de aumentar el reclamo en las comunidades donde haya concentración puertorriqueña, así como el apoyo de las múltiples organizaciones comunitarias, religiosas, manifestaciones públicas en medios de prensa y cartas dirigidas a la presidencia.

  (0) Comentarios




claritienda Tambuyé