Bookmark and Share Bajar en formato PDFComentarios

Asume Román Espada las riendas del Colegio de Abogados y Abogadas

Perfil de Autor

Por Nelson del Castillo

Publicado: martes, 2 de octubre de 2018

Por Nelson del Castillo/Internews Service

 

El licenciado Edgardo Román Espada asumió las riendas del Colegio de Abogados y Abogadas de Puerto Rico (CAAPR) por los próximos dos años, comprometido en mantener a esa institución fundada en 1840 como la fuerte voz social en los asuntos de política pública referentes al acceso a la justicia, la desigualdad, la discriminación en cualquiera de sus modalidades y el respeto a la dignidad humana.

Román Espada, quien ganó holgadamente la presidencia en la 178 Asamblea General frente a Eladio Malavé Núñez el pasado 15 de septiembre, reemplazó este sábado en el cargo a Alejandro Torres Rivera, quien llevó el timón del CAAPR durante el último bienio.

La jura del nuevo presidente del Colegio de Abogados y Abogadas fue tomada por el juez asociado Luis F. Estrella Martínez, del Tribunal Supremo de Puerto Rico, en un concurrido acto en el salón Félix Ochoteco, en la sede central de la organización en Miramar.

En su mensaje, el flamante presidente puso de relieve su compromiso con “la institución profesional voluntaria más antigua, inclusiva, democrática y participativa del país, lo que honra y estimula el compromiso que asumimos”.

“No dejaremos de proclamar que el Colegio de Abogados y Abogadas de Puerto Rico está llamado a ser el gremio de juristas con vocación de servicio a sus integrantes, a la promoción del conocimiento y desarrollo del derecho y para el bienestar social del país, en particular de los sectores en situaciones de vulnerabilidad”, expresó Espada Román en su discurso de toma de posesión.

El letrado, quien tomó la protesta a los integrantes de la junta de Gobierno, destacó su composición mayoritariamente femenina, ya que diez de los 18 delegados son abogadas, situación que se experimenta también en las 14 delegaciones, donde siete mujeres con igual número de varones, lo que marca un hito histórico.

“Contamos, por primera vez en nuestra historia, con una junta de Gobierno compuesta mayoritariamente por abogadas, y en nuestras delegaciones también hemos experimentado una situación similar”, subrayó Román Espada, quien ocupará la presidencia hasta el 2020.

Igualmente subrayó que los jóvenes cuentan con seis delegados electos, y dos representantes estudiantiles seleccionados por sus pares.

“La inmensa mayoría de la junta de Gobierno tiene su practica profesional o residencia fuera de la zona metropolitana de San Juan. La composición de la nueva junta de Gobierno dramatiza el cambio demográfico de nuestra profesión y la apertura del Colegio a todos los sectores”, destacó al reafirmar la necesidad de construir consensos “para atender el gran reto que enfrentamos”.

El nuevo presidente de los togados colegiados evidenció en su mensaje su preocupación por “la merma de ingresos, la designación desigual y en ocasiones arbitraria de abogados y abogadas de oficio, encierre y quiebra de bufetes y de oficinas profesionales, las reducciones significativas de los ingresos a los programas legales de la pobreza y la congelación de plazas en el servicio público”.

Además, la reducción de la compensación por los servicios, la dificultad de cobrar honorarios devengados y la obligación de pagar grandes sumas por préstamos estudiantiles tomados para completar los estudios de Derecho.

“Las medidas de solidaridad profesional son parte prioritaria de la ruta de desarrollo de nuestra institución. La junta de Gobierno, las catorce delegaciones, las más de 50 comisiones, los brazos operacionales de la institución, Programa de Pro Bono, Instituto de Educación Práctica, Fondo de Fianza Notaria, Instituto del Notariado Puertorriqueño, la Fundación Colegio de Abogados de Puerto Rico, la Égida del Abogado, Amigos y Amigas del Colegio y el Consejo de Presidentes, son sin dudas el medio para hace efectiva la cooperación y apoyo de nuestra profesión”, detalló en su mensaje.

Opinó que en tiempos de crisis y dificultad, el llamado debe ser a fortalecer las herramientas de coordinación y participación, lo que enmarcó entre sus obligaciones prioritarias y, confía, que también de la junta de Gobierno del CAAPR.

Román Espada, quien tuvo como invitada de honor a la maestra Isabel Mártir de Méndez, quien le enseñó las primeras letras, al igual que a miles de estudiantes,  anunció que se propone convocar a la primera asamblea de abogados colegiados de Puerto Rico, como también a la de abogadas y abogados jóvenes, “para contar con el insumo directo de los participantes e incorporar la mayor cantidad de personas a las comisiones y delegaciones”.

Otro asunto que será prioritario es fortalecer los servicios a la abogacía y en particular atender las arbitrariedades en la designación de abogados y abogadas de oficio, ya que su meta “es que el servicio profesional de oficio sea mediante un panel voluntario compensado” económicamente.

El recién jurado presidente del CAAPR agradeció a su madre, Elsa Espada Ortiz, a su esposa, Wanda Afanador, a sus tres hijos, hermanos y otros parientes su continuo apoyo, así como a sus compañeros de oficina, en particular al licenciado José Enrique Colón Santana, “mi mentor y maestro”.

Respecto al licenciado Torres Rivera dijo que “guió los destinos del Colegio con un compromiso extraordinario (por lo que lo) considero un modelo a seguir para este próximo bienio”, además de agradecer a la junta de Gobierno y al equipo apoyó su propuesta de trabajo colectivo. 

 

  (0) Comentarios




claritienda Cuatro Carteles patrióticos