Bookmark and Share Bajar en formato PDFComentariosVer foto galería

Grupos multisectoriales se unen para crear propuesta energética para Puerto Rico

Ver foto galeríaVisita la foto galería (1)
Perfil de Autor

Por Redacción de CLARIDAD

Publicado: martes, 6 de noviembre de 2018

En lugar de estar considerando ideas ajenas y desenfocadas como la energía nuclear, el activista ambiental Juan Rosario, y el profesor Agustín Irizarry Rivera, ambos exrepresentantes de los consumidores en la Junta de Directores de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) coincidieron por separado en que la alternativa para la generación de energía en el país debe ser la energía solar. A esos efectos se refirieron a la iniciativa de Queremos Sol. 

La propuesta de Queremos Sol, fue presentada en días recientes por un grupo de organizaciones y expertos con el propósito de trazar una ruta energética autosuficiente y sostenible. La iniciativa que surgió de la colaboración entre organizaciones y expertos en temas de sostenibilidad economía, energía, ambiente y sindicatos– propone un sistema energético asequible, que promueva la eficiencia y que asegure la equidad. Para lograrlo, fomentan la participación ciudadana y apuestan a una gobernanza compartida y la transparencia, mientras se produce riqueza y tenencia local. 

“Proponemos un sistema energético descentralizado que promueve que individuos, comunidades, municipios y cooperativas tengan roles más activos en la propiedad de los activos del sistema eléctrico”, explicó el Dr. Agustín Irizarry Rivera, catedrático en energía e ingeniería eléctrica del RUM (Universidad de Puerto Rico en Mayagüez) y colaborador de Queremos Sol. “Una estructura privatizada que obliga a la compra de una cantidad específica de energía limitaría la entrada de renovables al sistema”, añadió. 

Dentro de la propuesta, que fue lanzada en la página queremossolpr.com, se presenta como elemento principal un modelo de transformación energética que, antes de 20 años, –para el 2035–, alcance el 50% de energía producida por fuentes renovables limpias (sol, viento, olas del mar y diferencia térmica del mar) y alcance la totalidad de generación para el 2050. 

“Transicionar hacia un modelo que produzca el 100% de la energía de fuentes renovables es posible teniendo una política clara que dé énfasis a la eficiencia, conservación y manejo de demanda”, explicó Cathy Kunkel, del Institute for Energy Economics and Financial Analysis. Esa política energética debe permitir la generación de energía con el recurso sol, el uso de los techos para lograr la misma y la eliminación acelerada de combustibles fósiles, abundó Kunkel, una de las portavoces del grupo.

El documento generado por el grupo, que será presentado a la Legislatura, incluye un modelo donde se transformaría la gobernanza de la AEE para aumentar la transparencia y ampliar las voces de los múltiples sectores de la sociedad en la toma de decisiones, evitando la privatización del sistema. Propone la implementación de procesos y estructuras inclusivas que persiguen sacar la política–partidista y eliminar la corrupción del sistema. También propone opciones para financiar la transformación, un enfoque para potenciar el desarrollo económico local, eliminar el pago de la deuda utilizando a los clientes como repago y tener un regulador independiente fuerte que vele por el cumplimiento de la política pública energética de Puerto Rico.

Bajo el modelo propuesto por Queremos Sol, la AEE continuaría jugando un papel importante, pues se mantendría brindando los servicios a través del sistema eléctrico existente, pero iniciaría una transformación en su modelo de negocio. Para el grupo, la meta es que la corporación se mantenga en el modelo público y se convierta en una entidad que promueve la eficiencia y la conservación, al mismo tiempo que maneje la demanda y facilite y participe en el desarrollo e integración de generación eléctrica distribuida. 

“Los trabajadores de la Autoridad estamos listos para ser parte de una transformación real de la corporación bajo un modelo público de beneficio para todos y todas y que nos permita contribuir al desarrollo de un nuevo modelo de negocio basado en generación distribuida de energía renovable limpia”, expresó Ángel Figueroa Jaramillo, Presidente de la UTIER y portavoz de Queremos Sol.

En su nuevo rol propuesto por el grupo, la AEE también administraría la interacción y relación de los diferentes generadores distribuidos y las micro redes, participaría en el desarrollo de energía renovable a gran escala y su almacenaje, aseguraría un servicio confiable, asequible y seguro para todos, y continuaría un plan de desarrollo del sistema eléctrico que incorpora el retiro acelerado y ordenado de las generadoras a base de combustibles fósiles, explicaron los portavoces.

 “Puerto Rico se encuentra ante la gran posibilidad de transformar su sistema energético, pero también ante la amenaza de un curso de acción errado y centrado en combustibles fósiles y contratos privados. Por esto queremos abrir espacios donde podamos hablar y educar a la ciudadanía sobre una alternativa viable y que busca el bienestar de todos los puertorriqueños” comentó Ingrid Vila Biaggi, presidenta y co–fundadora de la organización CAMBIO. 

El grupo invitó a los ciudadanos a que visiten su página en la Red www.queremossolpr.com para que les envien sus comentarios y apoyen esta iniciativa. Además de expresar que estaban disponibles para ofrecer diálogos en las comunidades para explicar su propuesta y escuchar lo que la gente tiene que decir. 

 

  (1) Comentarios




claritienda Espiritismos