Bookmark and Share Bajar en formato PDFComentariosVer foto galería

Los lamentos por el muro

Ver foto galeríaVisita la foto galería (2)
Perfil de Autor

Por Lilliana García Arroyo

Publicado: martes, 5 de septiembre de 2017

-Pero, señor delegado, la tierra esta desvalada, dura. No creemos que el arado

se entierre en esa como cantera que es la tierra del Llano.

-Eso manifiéstenlo por escrito. Y ahora váyanse. Es al latifundio al

que tienen que atacar no al gobierno que les da la tierra.

 Nos han dado la tierra

 Juan Rulfo

 

El muro infame del cual se habla con insistencia y cuyo propósito es amurallar la frontera entre México y Estados Unidos no fue idea del energúmeno presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ni tampoco es él su iniciador. Una tercera parte de ese muro ya está construido y fue obra conjunta tanto de los Demócratas como de Republicanos. De hecho de las 1950 millas que conforma la frontera ya hay 653 millas con verja de las cuales 450 se levantaron entre 2006 a 2009. En el 2006 tanto el entonces senador Barack Obama como la entonces Senadora Hillary Clinton votaron a favor de dicho muro. La ley que firmó el entonces presidente de esa nación, George Bush, autorizaba 700 millas de muro acompañado de satélites, drones y otra parafernalia de vigilancia a lo largo de toda la fra ley se le conoce como “Secure Fence Act”. De forma silenciosa durante esos años las familias divididas por el muro han contado con el Parque de la Amistad, un espacio dispuesto por una coalición de amigos para que entre los orificios producto del acero oxidado puedan permitirse un contacto mínimo en el cual se entrelacen dedos y se compartan miradas y sonrisas desde Tijuana de un lado y San Diego mentablemente la Patrulla Fronteriza ha ido aumentando las restricciones a este tipo de encuentro y por esto la Coalición Amigos del Parque de la Amistad ha lanzado una campaña con el lema “Déjenlos abrazarse”.

Los estados que bordean la frontera por la parte de Estados Unidos son California, Arizona, New Mexico y Texas. Por la parte de México hacen frontera la Baja California, Chihuahua, Sonora, Coahuila, Nuevo León y Tamahuilipas. Es fundamental recordar que el Río Grande recorre por 1250 millas de la totalidad de la frontera o dos terceras parte de ésta mientras que su terreno es sumamente variado desde montañoso a desértico. El Río Grande es fundamental por dos elementos: su protagonismo en la historia entre estas dos naciones y su importancia económica. Es un hecho histórico que el Río Grande no era la frontera entre México y Texas. Texas formó parte de México hasta 1836 y entró a la unión de Estados Unidos en el 1845, luego de ser azuzado y apoyado por Estados Unidos tanto para separarse como para la anexión. Al separarse de México era el Rio Nueces, 150 millas al norte, donde se reconocía que quedaba la frontera entre Texas y México y al formar parte de Estados Unidos ésa era la frontera entonces entre México y Estados Unidos. Pero el gobierno expansionista de Estados Unidos bajo la presidencia del Demócrata James Polk, tenía otros planes.3 Polk se había comprometido a ayudar a Texas a reclamar su frontera hasta el Rio Grande si se anexaba a Estados Unidos.

Hay varios puntos relevantes en la historia del despojo de las tierras mexicanas por Estados Unidos. Este despojo no se dio todo como se cree comúnmente como producto de la Guerra entre México y Estados Unidos de 1846-1948 y el infame Tratado Guadalupe-Hidalgo. Ahí México perdió cerca de una tercera parte de su territorio pero la clase política dominante deseaba más tierras debido a diversos intereses que veremos a continuación. El entonces presidente de Estados Unidos, Franklin Pierce, forzó al presidente de México, Antonio López de Santa Ana, mediante intimidación de una nueva guerra a vender más territorio en la venta que se conoce como la “compra de Gadsden” la cual se ratificó en el 1854. Es esta nueva apropiación la que realmente demarca las fronteras como se le conocen al presente y que junto a las tierras ya perdidas suma a cerca de la mitad de todo el territorio mexicano. Sin embargo, también le ofreció un soborno de 200 mil dólares, una gran fortuna entonces, la cual aceptó para poco después huir ante la furia que se desató entre los mexicanos.4 Sin embargo, la utilización de la zanahoria no fue lo que caracterizó la guerra anterior de 1846-1848 pues en esta solamente se utilizó el garrote. Polk se las arregló para enviar soldados que cruzaran el Río Nueces y llegaran hasta la ribera del Rio Grande. La actitud belicosa de la gendarmería hizo huir de inmediato a los humildes pobladores que abandonaron sus chozas y sus sembrados cruzando al otro lado del Rio Grande. Los soldados se instalaron allí y poco tiempo después los mexicanos comenzaron a tomar represalias asesinando a un ayudante de coronel y emboscando una patrulla causándole bajas. Esto dio la excusa que esperaba Polk para declarar la guerra a México.

Hay tres elementos que surgen a la luz del análisis de historiadores como Howard Zinn y Richard D Vogel que nos parecen fundamentales. Éstos son: (1) la pantomima bipartidista establecida muy temprano en la historia de Estados Unidos, (2) el rol de la esclavitud como mano de obra y su efecto en las relaciones de trabajo y (3) la persistencia de las exmetrópolis sobre sus colonias. Sobre el primer punto, el pasodoble del sistema de dos partidos sirvió desde el inicio para acomodar intereses desde el inicio mientras se daba la impresión que existía debate de ideas. Los representantes del Partido Demócrata en la Cámara aceptaron de inmediato las recomendaciones de Polk para iniciar la guerra y proveer voluntarios y dinero. Los Whigs se resistieron inicialmente ya que deseaban que la expansión se diera bajo maniobras comerciales y evitar acciones militares. La resistencia duró poco ya que argumentaron que no querían ser culpables de bajas en el ejército por falta de equipo y recursos. El interés por California era muy intenso ya que se buscaba la ruta más conveniente para el desarrollo ferroviario la cual la proveía territorio mexicano además de llegar hasta el Pacifico. Sin embargo, éstos y otros intereses que fueron surgiendo chocaban con la sociedad esclavista y el creciente rechazo que generaba en la población.

Los proyectos expansionistas implicaban trabajo para lo cual se asumía la mano de obra esclava. La separación de Texas se aceleró por el conflicto que generaba el uso de esclavos por parte de los inmigrantes que llegaban de Estados Unidos y la prohibición que existía de tenencia de esclavos en México donde se había abolido desde 1829.5 Los mexicanos desarrollaban su actividad en parcelas a lo largo del Rio Grande ya que mucha de ésta giraba alrededor de la ganadería algo que se había establecido desde la Corona Española. Es un cinismo siquiera considerar que los esclavistas eran los portadores de una civilización superior sobre una que ya había abolido esta abominable práctica. Sin embargo, el periodo expansionista se caracterizó por este discurso de “destino manifiesto” desde los periódicos de la época en Estados Unidos e incluso el Partido de los Whigs publicó en su programa todo un plan para administrar a  México.6 El discurso lo utilizaban tanto esclavistas como opositores a la tenencia de esclavos. Abraham Lincoln no tan sólo es responsable directo por la ejecución más grande de indígenas en Estados Unidos la cual ocurrió bajo su presidencia sino que al llegar al Congreso en 1846 dio una perorata del tipo discursivo “si pero no” y justificó los fondos de la guerra. Sin embargo, es esta guerra la que produjo las acciones y el famoso ensayo de Henry David Thoreau sobre desobediencia civil y justo es decir que hubo muchos grupos que desde la calle se opusieron a esta guerra destacándose obreros organizados en los cuales abundaban migrantes irlandeses. 

La disputa sobre lo que es hoy el estado de Oregon mantuvo a Polk vigilante sobre un nuevo conflicto con Inglaterra quien reclamaba ese territorio. La Guerra de Independencia de Estados Unidos liberó a las trece colonias pero no expulsó totalmente a los ingleses de ese territorio Era conocida la ambición de Inglaterra por trner acceso al Pacifico. Oregon entonces era parte de Canada lo cual brindaba grandes proyecciones para el comercio de pieles e incluía además de Oregon lo que es hoy el estado de Washington, Idaho y porciones de otros estados y Colombia Británica. Polk se mantuvo a la espera con México ya que entendía poco juicioso entrar en conflicto armado con ambos países a la vez y temía y a la vez admiraba la capacidad militar de Inglaterra, su antigua potencia colonizadora Es cuando por problemas internos Inglaterra decide renunciar a estos proyectos y vende este territorio a Estados Unidos que Polk toma la decisión de enviar tropas al territorio mexicano cruzando la frontera del Rio Nueces. El Tratado de Oregon se firmó a mediados de 1846 dando esto luz verde a Polk para iniciar abiertamente sus agresiones contra México. La guerra fue despiadada con bajas muy grandes en ambos lados aunque fueron mayores para México. La pérdida para México fue brutal ya que a lo largo del Río Grande se encuentran extensos valles muy fértiles para la agricultura. 

Entre el Tratado de Guadalupe-Hidalgo y la compra de Gadsden se descubren otras fuetes de riqueza por lo cual Estados Unidos decide presionar por más territorio. Eran recursos minerales que hacían sospechar de una gran riqueza mineral. 7 Por un lado el oro que se descubrió en California, ya bajo dominio de Estados Unidos trajo una confluencia de gente en donde mineros de Chile y mexicanos de Sonora competían con mayores destrezas que los propios estadounidenses. Esto generó leyes y regulaciones de California para liquidar la competencia lo cual se complementó con asaltos y linchamientos y finalmente la mayoría de estos mineros quedaron como peones o huyeron. Se descubrió cobre en Chihuahua y Sonora y esto además de más territorio para la ruta del ferrocarril es lo que impulsa la charada de la compra de Gadsden de 1852 y ratificada en 1854. ¿Y quién fue Gadsden? James Gadsden era un rico empresario de la industria ferroviaria oriundo de Carolina del Sur a quien el presidente Franklin Pierce nombró “ministro de asuntos con México” y quien se encargó tanto de amenazar como de sobornar al Presidente Santa Anna. No que va, si Estados Unidos no sabe nada de fascismo y los intereses privados son ajenos a la limpieza administrativa de su gobernanza y nunca han sido autoritarios. Es que su modalidad de fascismo es única… 

Hay historias enterradas de resistencia que se deben desenterrar porque aunque no hayan sido exitosas dan una perspectiva más correcta del presente y pueden sugerir luego de su análisis rumbos a seguir o explorar. Los mexicanos sí dieron una lucha como hemos visto y no olvidaron su pasado con el tiempo porque es su presente. Lo que se necesita es reconocer el hecho. En la década del 1970 y 1980 se gestó un proyecto político con miras a una reivindicación del territorio robado a México y su reunificación. La relevancia de este proyecto la podemos medir a través de la dura represión que se desató contra el Movimiento de Liberación Nacional (MLN).8 Este movimiento logró muchas alianzas y corría paralelo al movimiento Nueva Afrikka de afroamericanos en Estados Unidos quienes proponían una partición en el territorio sureño y construir una nación aparte. También fueron duramente reprimidos. Pero lo que nos separa de esto es apenas cuatro a cinco décadas, un periodo muy breve en términos históricos. Los lamentos por el muro que se oyen de las grandes empresas listas para devorar capital son muy diferentes a los que se oyen de los desposeídos y de la gente con alguna conciencia. Además del dolor humano la devastación ambiental va a ser dramática. El latifundio y el imperio van de la mano. Son emblemáticas estas palabras casi finales del cuento citado: “Por encima del río, sobre las copas verdes de las casuarinas, vuelan parvadas de chachalacas verdes. Eso también es lo que nos gusta” 

 

La autora es sicologa. Comentarios a: unasolalira2@gmail.com

 

NOTAS

1 In 2006 Democrats were saying “buid that fence” https://www.bostonglobe.com/news/politics/2017/01/26/when...fence.../story.html

2 Pedro Rios, Friendship Park…Tribuno del Pueblo, sep/oct 2006

3  Howad Zinn, A people’s history of the United States

4  Richard D. Vogel, Stolen birthright… www.houstonculture.org/hispanic/conquest

5  History of border conflict before it was Texas www.laits.utexas.edu/jaime/cwp4/ckg/Texmex.html

6  Richard D. Vogel op cit

7  James K. Polok and the USA-Mexican War: A conversation with David M. Pletcher, www.pbs.org/kera/usmexicanwar/prelude/jp_jp_and_the_mexican_war.html

8  Raymond Soto Dávila, Lucha y espacio de la liga Socialista Puertorriqueña: 1962-1989.

  (0) Comentarios




claritienda Albizu