Bookmark and Share Bajar en formato PDFComentariosVer foto galería

Sinfonía Latinoamericana

Coro de Niños de San Juan
Ver foto galeríaVisita la foto galería (2)
Perfil de Autor

Por Nilda López

Publicado: lunes, 27 de octubre de 2014

     Radio Isla Sinfónica y Latinoamericana recital auspiciado por la emisora en la Sala Sinfónica de Centro de Bellas Artes de Santurce, ha sido una de las presentaciones más hermosas que hayamos presenciado en mucho tiempo. Un espectáculo de ensueño que tuvo la virtud, por su raigambre cultural, de apelar fuertemente a nuestra identidad borincana y latinoamericana. Más aún de elevar nuestra autoestima por las nubes al constatar una y otra vez el talento monumental de nuestros artistas.

La primera participación de la noche fue la de la Orquesta Sinfónica, uno de los máximos haberes culturales de nuestra Patria esa noche con la estelarísima dirección del Maestro Rafael Enrique Irizarry, cuya oferta musical incluyó en diferentes partes del programa las siguientes piezas musicales: la Danza Final; El Sombrero de Tres Picos, del español Manuel de Falla; las danzas Gloria y No me toques de nuestro Juan Morel Campos con arreglos de nuestro Lito Peña; el medley Fragmentos de mi tierraBello Amanecer, Lamento Borincano, Alma Boricua, Verde Luz y Soñando con Puerto Rico; Danza Final del Ballet “Estancia” (A. Ginastera) y un medley de boleros del Trío Los Panchos: Un siglo de ausencia, Rayito de luna, Alma, corazón y vida, Sin ti.

La segunda participación de la noche, correspondió al coro de la Universidad de Puerto Rico que cantó dos temas, siendo Los carreteros el más aplaudido.

El grupo integrado por los hermanos Elmer y Alejandro Croatto y Silverio Pérez interpretaron, acompañados por la Orquesta Sinfónica, el tema Yo habito una tierra luz, una de las creaciones musicales más impactantes de “Nuestro” Tony Croatto como homenaje a nuestra Patria y el tema Ensillando mi caballo, letra de nuestro poeta nacional, Juan Antonio Corretjer y musicalización de Silverio Pérez, uno de nuestros talentos más polifacéticos.

La gran sorpresa de la noche, para la sorpresa de todos los presentes fue la actuación del Coro de Niños de San Juan que dirige la Sra. Edith Lucío y que esa noche interpretó los temas La Paloma y Puerto Rico. El coro, famoso local e internacionalmente es otro de nuestros preciados valores culturales. Han actuado en cinco de los continentes del mundo donde han ganado múltiples premios. Recientemente esta agrupación ganó en Rímini, Italia dos premios, uno del Grupo de niños y jóvenes y el Gran Prix que abarca todas las categorías.

La quinta y muy esperada aparición fue la de El Más Querido: el eterno Niño de Trastalleres, quien acompañado de la Orquesta Sinfónica y el coro de la Universidad de Puerto Rico en Carolina interpretó el tema africano Imaconco del maestro William Cepeda, otro de nuestros grandes valores musicales; y los temas Borinquen tiene montuno y Señor Sereno. Interpretaciones estas últimas donde volcó toda la formidable capacidad interpretativa de su voz poderosa. ¡Y qué poder tiene ese vozarrón! El mismo con que se ha adueñado del corazón de los puertorriqueños.

Finalmente, como fin de fiesta, todos los artistas unieron sus voces en homenaje a nuestro eterno Jibarito, Rafael Hernández para interpretar su canción Preciosa, canción que junto a Verde Luz el pueblo puertorriqueño ha adoptado como sus himnos alternos. Aunque esta interpretación prometía ser el tema de clausura, sin embargo, nuestros artistas tenían reservada otra sorpresa como propina, y ¡qué propina!, nada menos que el estremecedor tema del poeta nacional Juan Antonio Corretjer que musicalizara nuestro Roy Brown: Oubao Moin, tema en que volvieron a unirse todos los artistas. 

Los conocidos “radioisleños” Leseidariz Morales, Damaris Suárez, Julio Rivera Saniel y Ángel Rodríguez fueron los presentadores del recital. Voces que hemos aprendido a querer a través de su trabajo en la muy escuchada emisora Radio Isla y que esa noche fueron portadores de un regalo inolvidable que la emisora le hacía al pueblo puertorriqueño: el recital Radio Isla Sinfónica y Latinoamericana.

El recital fue una exaltación de nuestra puertorriqueñidad, porque al reconocer nuestra identidad y nuestras raíces, nos reconocemos a la vez como lo que somos, latinoamericanos, parte indiscutible de esa Patria Grande Latinoamérica.

 

  (0) Comentarios




claritienda Cuatro Carteles patrióticos