Internacionales / América Latina

Bookmark and Share Bajar en formato PDFComentariosVer foto galería

200 millones de bolívares: El botín bancario de Lillian Tintori y la conspiración contra Venezuela

Ver foto galeríaVisita la foto galería (1)
Perfil de Autor

Por Carmen E. Ortiz Abréu

Publicado: martes, 5 de septiembre de 2017

La información llegó sigilosamente a los agentes de la policía criminal y científica (CICPC) del municipio de Sucre en Caracas. Un individuo daba cuenta de que desde el Banco Occidental de Desarrollo (BOD), la cuarta institución bancaria de Venezuela, había salido un botín de 200 millones de bolívares en efectivo en un vehículo propiedad de Lillian Tintori, la mediática y vocal esposa del líder opositor venezolano Leopoldo López.  La policía interceptó el auto, una camioneta todoterreno y confiscó las dos cajas de billetes nuevos. La persona que ofreció la confidencia a la policía dijo que los mismos estarían destinados a “financiar el terrorismo en Venezuela”. El dinero incautado se encontraba en cuatro cajas de madera, de las que se utilizan para transportar billetes que aún no han circulado.

El vehículo utilizado figura a nombre de Franco Tintori Parra, un hermano de Lillian Tintori que reside en México. Confrontada con los hechos, la ex presentadora de televisión admitió que el vehículo es suyo y que el dinero se utilizaría para sufragar los “gastos familiares urgentes” de su “abuela” hospitalizada. Dicho sea de paso, no explicó por qué para acceder a un dinero que es suyo tuvo que organizar un operativo tan complicado, cuando con una simple transferencia bancaria o con un cheque hubiese bastado.

El Ministerio Público de Venezuela solicitó que los hermanos Tintori sean llevados ante un tribunal para que ofrezcan su versión del incidente. Además, solicitó que se le congelen sus bienes y bloqueen sus cuentas bancarias, y se les impida la salida del país. El sábado pasado Tintori fue impedida de abordar un avión desde Caracas rumbo a Europa. Por su parte, también fueron arrestados dos altos vicepresidente del banco BOD por violaciones a la Ley de Instituciones Bancarias de Venezuela. Este es el curso lógico de acción cautelar en cualquier país, ante un posible caso de fraude bancario de esta magnitud.

A simple vista, y sin que aún se conozcan todos sus pormenores, este incidente sobresale por dos razones principales. Primero, porque es obvio el maridaje entre la institución bancaria (BOD) y la oposición venezolana, que hace sospechar sobre el verdadero motivo para entregar y transportar, a plena luz del día, tan extraordinario botín. Confirma, además, las denuncias repetidas sobre cómo ciertas instituciones del gran capital financiero venezolano se han convertido en parte de una gran conspiración- que incluye a muchos conglomerados mediáticos, a los gobiernos de Estados Unidos y de España, principalmente; a la Organización de Estados Americanos, y otros estamentos del gran capital venezolano e internacional, para derrocar mediante la fuerza al gobierno democráticamente electo y refrendado por la mayoría del pueblo de Venezuela.

 Segundo, el incidente revela el verdadero rostro de los líderes de cartón de la oposición venezolana. ¿Qué pueblo que se aprecie y se respete a sí mismo escogería entregarle el poder a gente de esta calaña? 

La investigación de este incidente continúa y promete destapar un esquema mucho más grande de desestabilización y agresión contra Venezuela. Mientras tanto, “para muestra con este botón basta”.

  (2) Comentarios




claritienda La conciencia