Bookmark and Share Bajar en formato PDFComentariosVer foto galería

Háblame de Elliott: “Te lo dije”

Ver foto galeríaVisita la foto galería (1)

Publicado: miércoles, 21 de febrero de 2018

Llevo días pensando que escribir sobre mi amigo Elliott.   Es que de Él se podrían decir tantas cosas.   Nunca en mi vida había conocido una persona con tan especial carisma, con ese corazón tan grande, tan desprendido, siempre comunicativo, buscando la vuelta a toda situación adversa en su vida y en la de su gente más querida.

Conmigo siempre fue un fiel defensor, a veces llegué a pensar que se creía como mi hermano mayor, así me sentí de querida y protegida cuando lo tenía cerca.   Muchas veces me llamaba para conversar, tenía un olfato periodístico increíble, y en su mayoría acertaba con sus pensamientos.  Recuerdo una vez que me llamó para compartir su preocupación sobre la composición del equipo nacional de baloncesto para un evento importante del Comité Olímpico.  Andaba muy ansioso con el tema de la “calidad” del equipo que llevarían a los Juegos pues los mejores atletas no estarían disponibles para el evento.  En ese entonces le dije que no era posible, que nuestro equipo siempre era contendor, que aquí se jugaba un buen baloncesto, y que llevaríamos un equipo que estaría en el podio de medallas.  ¡Que equivocada estuve!  Su intuición, olfato o información privilegiada tuvieron toda la razón.  Al regreso tuve que llamarlo y pedirle disculpas por no seguir su consejo de no llevar el equipo.  Es que era imposible creer que aquel equipo perdiera sus primeros juegos con una ventaja tan amplia.  Todavía recuerdo como me decía: -“Te lo dije, te lo dije y no me creíste”.

No tienes idea de cuanta falta nos haces.  Perdí un amigo, un consejero, el presidente del fan club, y un fiel defensor del olimpismo boricua.  Fuiste parte de un grupo selecto de gente muy querida, olímpica de corazón, que perdimos casi al mismo tiempo.  Nunca te dije lo importante que fuiste en mi vida, cuanto aprendí de ti, y jamás supiste que hago un buen flan de queso.  Esa te la debo, te quiero mucho.

 

Sara Rosario

Presidenta COPUR

 

  (0) Comentarios




claritienda Claridad tras el lente