Bookmark and Share Bajar en formato PDFComentarios

Tribunal ordena a Gobierno a proteger todo el Caño Tiburones como reserva natural

Perfil de Autor

Por Redacción de CLARIDAD

Publicado: martes, 14 de agosto de 2018

Luego de tres años de litigio los defensores de la integridad de todo el Caño Tiburones como una reserva natural se anotaron una victoria al lograr que el juez Anthony Cuevas, del Tribunal Superior de San Juan (TS) ordenara tanto a la Junta de Planificación (JP), a el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) y a la Autoridad de Tierras (AT) a que deberán tomar todas aquellas acciones bajo su responsabilidad dirigidas a lograr la designación como reserva natural de las 7,000 cuerdas que comprenden el Caño Tiburones, en los municipios de Arecibo y Barceloneta.

La decisión emitida el tres de agosto pero dada a conocer por SOPI este lunes en comunicado de prensa está basada en que la acción es requerida por la Ley de Política Pública sobre los Humedales de Puerto Rico (Ley Núm. 314 de 24 de diciembre de 1998). SOPI y otros ciudadanos fueron representados por el Lcdo. Pedro Saadé Llorens, de la Clínica de Asistencia Legal de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Rio Piedras. Las tres agencias en cuestión habían solicitado la desestimación de la demanda. 

La JP había designado solo 4,206 cuerdas del Caño Tiburones como reserva natural en el año 1998, dejando desprotegidas casi la mitad del Caño Tiburones, aun cuando estos terrenos comparten el mismo valor ecológico y para la vida silvestre, según reconocido por la propia agencia y el DRNA desde la década de 1970. 

“Estamos muy satisfechos con la determinación del honorable Juez, y reiteramos nuestra disponibilidad para colaborar junto al Gobierno en la protección y desarrollo sostenible de esta importante área natural para el beneficio de todos los ciudadanos. Por lo tanto, solicitamos al gobernador, honorable Ricardo Rosselló Nevares, a que instruya a los directivos de la JP, el DRNA y la AT a cumplir con la sentencia de forma inmediata, conforme a sus expresiones de que su administración es una de ley y orden”, expresó Nathaniel González, presidente de la SOPI.

Este explicó que el área en controversia corresponde a terrenos públicos administrados por la AT, la mayoría identificados como inundables según la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés). Añadió, que la protección de la totalidad del Caño Tiburones como reserva natural se hace hoy en día más evidente y necesaria tras el paso del huracán María, puesto que la zona recibió muchas de las aguas del Río Grande de Manatí y el Río Grande de Arecibo tras las lluvias del fenómeno atmosférico, amortiguando de esta manera el impacto de las inundaciones sobre áreas pobladas en la costa de estos dos municipios, incluyendo Barceloneta. “Por lo tanto, su protección debe ser vista como una inversión lógica para aumentar nuestra resiliencia de cara al futuro, particularmente ante los impactos crecientes del cambio climático.”

Sergio Colón, una de las principales autoridades en la Isla sobre el valor para las aves del Caño Tiburones, señaló que “la decisión del Tribunal valida nuestros reclamos, los cuales están sustentados en múltiples documentos científicos publicados durante décadas sobre la extensión y excepcional valor de esta área natural, muchos de los cuales han sido generados por las mismas agencias que, irónicamente, se opusieron a la protección del Caño. Colón apeló a la formación científica del Gobernador para que enmiende los errores e inacción de las pasadas administraciones y que, finalmente, se proteja todo el Caño Tiburones como reserva natural, según dispuso su señor padre cuando fue gobernador y firmó la Ley sobre Política Pública de Humedales hace más de 20 años.

 

Se unen a defensa de las reservas naturales

Por otra parte la agrupación Ciudadanos en Defensa del Ambiente (CEDDA), organismo ambiental arecibeño, expresó este lunes su preocupación y rechazo a la orden ejecutiva del Gobernador que derogó la designación de siete reservas naturales y una reserva agrícola a petición de la JP.

“Nos preocupa que detrás de esto esté la intención de cederle estas áreas protegidas a llamados desarrollistas con intereses privados de enriquecerse y que represente la pérdida de más de nuestros recursos naturales”, manifestó el Rvdo. Wilfredo Vélez, coordinador de CEDDA. La organización igual exhortó al Gobernador a retractarse de tal acción y a reintegrar estas áreas de gran valor ecológico al estado anterior de reservas naturales.

Además hizo un llamado al pueblo a mantenerse alerta y a expresar su indignación por acciones como estas que constituyen retrocesos en la defensa del ambiente y nuestros recursos naturales. 

 

  (0) Comentarios




claritienda El temor de los Imperios