Carlos Muñiz
Bookmark and Share Bajar en formato PDFComentariosVer foto galería

Conclusiones sobre la carta del Departamento de Justicia

Ver foto galeríaVisita la foto galería (1)

Publicado: miércoles, 19 de abril de 2017

1) Una vez más el gobierno de Estados Unidos se niega a comprometerse con un proceso descolonizador al obligar al pueblo de Puerto Rico a tener como opción en la papeleta de votación el régimen colonial existente.

 

2) Estados Unidos obliga a un proceso sin comprometerse a nada. Mantiene su tradicional negativa de no expresarse sobre el futuro de Puerto Rico. A ello se ha negado en los 119 años de coloniaje a pesar de las decenas de emplazamientos que se le han hecho para que nos digan que opciones ellos considerarían y cuales rechazarían.

 

3) Obligan a un plebiscito donde el problema (la colonia) se presenta una vez mas como solución. A pesar de que expresan que las opciones deben resolver el futuro político de Puerto Rico.

 

4) Por otro lado es positivo la afirmación clara y contundente que se hace en la carta de que el ELA mejorado, o desarrollado o culminado fuera de la cláusula territorial es inconstitucional.

 

Este rechazo sobre bases constitucionales al ELA mejorado, ELA soberano o ELA culminado es la muerte del discurso de la dirección del PPD de un ELA no colonial y no territorial y/o un ELA soberano.

 

5) En la postura asumida por el Departamento de Justicia hablando por el gobierno de Estados Unidos y afirmando en todas sus partes el alegato que sometiera ante el Tribunal Supremo en el caso Sánchez Valle hay otro muerto político además del ELA: la libre asociación.

 

6) Aunque la libre asociación es una opción avalada por el derecho internacional como una fórmula descolonizadora diferente a la independencia, para Washington es lo mismo que la independencia. Según la carta, “a vote for free Association is a vote for complete and unencumbered independence”.

 

7) La carta afirma la política del gobierno de Estados Unidos expresada en el caso Sánchez Valle pero va mas lejos al rechazar desde el plano político el “ELA mejorado” y la libre asociación como opciones de una relación política entre Puerto Rico y USA. Deja entonces la colonia (ELA como está), la estadidad y la independencia como las únicas opciones. Ello obliga a los colonialistas a desnudarse ante el país como lo que son: colonialistas. En ese sentido hay menos confusión y el discurso estadolibrista engañoso es más fácil de detectar.1) Una vez más el gobierno de Estados Unidos se niega a comprometerse con un proceso descolonizador al obligar al pueblo de Puerto Rico a tener como opción en la papeleta de votación el régimen colonial existente.

 

2) Estados Unidos obliga a un proceso sin comprometerse a nada. Mantiene su tradicional negativa de no expresarse sobre el futuro de Puerto Rico. A ello se ha negado en los 119 años de coloniaje a pesar de las decenas de emplazamientos que se le han hecho para que nos digan que opciones ellos considerarían y cuales rechazarían.

 

3) Obligan a un plebiscito donde el problema (la colonia) se presenta una vez mas como solución. A pesar de que expresan que las opciones deben resolver el futuro político de Puerto Rico.

 

4) Por otro lado es positivo la afirmación clara y contundente que se hace en la carta de que el ELA mejorado, o desarrollado o culminado fuera de la cláusula territorial es inconstitucional.

 

Este rechazo sobre bases constitucionales al ELA mejorado, ELA soberano o ELA culminado es la muerte del discurso de la dirección del PPD de un ELA no colonial y no territorial y/o un ELA soberano.

 

5) En la postura asumida por el Departamento de Justicia hablando por el gobierno de Estados Unidos y afirmando en todas sus partes el alegato que sometiera ante el Tribunal Supremo en el caso Sánchez Valle hay otro muerto político además del ELA: la libre asociación.

 

6) Aunque la libre asociación es una opción avalada por el derecho internacional como una fórmula descolonizadora diferente a la independencia, para Washington es lo mismo que la independencia. Según la carta, “a vote for free Association is a vote for complete and unencumbered independence”.

 

7) La carta afirma la política del gobierno de Estados Unidos expresada en el caso Sánchez Valle pero va mas lejos al rechazar desde el plano político el “ELA mejorado” y la libre asociación como opciones de una relación política entre Puerto Rico y USA. Deja entonces la colonia (ELA como está), la estadidad y la independencia como las únicas opciones. Ello obliga a los colonialistas a desnudarse ante el país como lo que son: colonialistas. En ese sentido hay menos confusión y el discurso estadolibrista engañoso es más fácil de detectar.

  (0) Comentarios




claritienda Kuolema