Bookmark and Share Bajar en formato PDFComentariosVer foto galería

La música que No nos callarán

Ver foto galeríaVisita la foto galería (3)
Perfil de Autor

Por Gabriela Ortiz Díaz

Publicado: miércoles, 19 de abril de 2017

Durante los procesos huelgarios la música une. Siempre. Recientemente, bajo el nombre Nos no callarán, unió al estudiantado frente a la emblemática torre. Lo aunó allí ante la amenaza de extinción del recinto riopedrense del Programa de Arte con concentración en Música y de otros seis programas de las facultades de Humanidades y Educación. Más. Ante el peligro de perder la Universidad de Puerto Rico (UPR), siempre convoca la música. Igual, las consignas al ritmo de los panderos en los piquetes y marchas. 

De hecho, para el colectivo que defiende la educación pública superior de las garras del Gobierno y de la Junta de Control Fiscal, la música es una de las armas más preciadas. Así como el arte en las pancartas, los conversatorios educativos a portones cerrados y la creatividad a conciencias abiertas.

Entre las residencias de estudiantes de Plaza Universitaria y Torre Norte, se ubicó la enorme tarima de este concierto, realizado en apoyo a la lucha que lleva el sector estudiantil del sistema UPR. El domingo, 9 de abril, a partir de las cinco de la tarde hasta pasadas las diez de la noche, pisaron ese escenario PJ Sin Suela, Vladi, Caguama y Velcro, artistas locales del hip-hop. 

Junto a distintos líderes estudiantiles, uno de los principales coordinadores de este evento fue Omar Silva, bajista de la veterana agrupación de reggae Cultura Profética, la cual cerró el concierto luego de interpretar más de una docena de sus temas, entre ellos ‘No me interesa’, ‘Suelta los amarres’, ‘Ideas nuevas’, ‘Ritmo que pesa’ y ‘Nadie se atreve’. 

El rock de Fofé Abreu, la salsa macabra de la Orquesta el Macabeo y el pop electrónico de Los Wálters también dijeron presente en ese espacio en el que confluyeron la solidaridad de los artistas con el estudiantado en resistencia, la energía de la juventud allí reunida, la brillante luna y la torre que se alza vigilante e históricamente victoriosa. 

“Nosotros tenemos que agradecerle a los estudiantes el decir ‘basta ya’ […] Cultura Profética es producto de la UPR. No hay manera de decir cuánta responsabilidad tiene la Universidad de Puerto Rico en la trayectoria, carrera y éxito colectivo de Cultura Profética”, expresó Silva en agradecimiento también a lo que la Universidad, particularmente el Recinto de Río Piedras, le ha permitido lograr a la agrupación que representa. 

Según la presidenta del Consejo de Estudiantes de mencionado campus, Wilmarí De Jesús, el evento fue evidencia del apoyo del ambiente cultural puertorriqueño que reciben los procesos de paralización universitaria. El grito al unísono de consignas como ‘Lucha sí, entrega no’ aparecía en lo que se preparaba el próximo artista, a veces cuando finalizaban una canción o luego de las declaraciones de apoyo que estos ofrecían desde la tarima. Una vez más, sonó el grito de resistencia. Una vez más, la música.

  (0) Comentarios




claritienda Campolo