Bookmark and Share Bajar en formato PDFComentariosVer foto galería

Mujeres unidas buscando soluciones para el país

Ver foto galeríaVisita la foto galería (1)
Perfil de Autor

Por Cándida Cotto

Publicado: martes, 17 de abril de 2018

Fue una mujer, quien bordó la bandera de Puerto Rico, Mariana Bracety, fue una mujer otra de las primeras conspiradoras, Ana Mercedes de Barbudo; fue una mujer una de las primeras sindicalistas, Luisa Capetillo; fue una mujer Lolita Lebrón, quien lideró el ataque al Congreso de Estados Unidos (el 1 de marzo de 1954). 

A través de toda nuestra historia patria las mujeres siempre han tenido una significativa y decidida participación en las luchas políticas y sociales. Ahora en momentos tan críticos que vive el país –a la altura del siglo XXI– un grupo de mujeres convocados por la veterana periodista Wilda Rodríguez se han juntado para llevar al Congreso de Estados Unidos la que entiende es la verdadera situación del pueblo puertorriqueño.

El llamado Junte de Mujeres del 2018 (M18) está integrado además de Rodríguez por; la presidenta y candidata a la gobernación por el Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), María de Lourdes Santiago; la excandidata independiente a la gobernación Alexandra Lúgaro; la ex candidata a la comisaría residente por el Partido del Pueblo Trabajador (PPT), Mariana Nogales; la presidenta y excandidata a representante por el Movimiento Unión Soberanista (MUS), María de Lourdes Guzmán; la alcaldesa de San Juan, miembro del Partido Popular Democrático (PPD), Carmen Yulín Cruz; y la vice presidenta del Movimiento Independentista Nacional Hostosiano MINH), Wilma Reverón Collazo. La iniciativa de la formación del M18 se dio a conocer durante un conversatorio que se transmitió en vivo por las redes sociales. Luego en comunicado de prensa. 

“El Gobierno y la Junta de Control Fiscal están enfrascados en un juego mediático que atenta contra los intereses del Pueblo de Puerto Rico, generando además una proyección tergiversada de lo que ocurre en el país. Más allá de sus aparentes y momentáneas diferencias, ambos insisten en ignorar el consenso que existe entre miles de puertorriqueños para demandar la derogación de PROMESA, la eliminación de la Junta de Control Fiscal, la auditoría de la deuda pública y la no aplicación de las leyes de cabotaje de la Ley Jones y el Merchant Marine Act. Ante todo, para exigir la negociación de una relación política y económica entre Puerto Rico y Estados Unidos que sea no colonial y no territorial”, fue parte del pronunciamiento público emitido por el M18. 

En una breve entrevista con este semanario, la licenciada Reverón Collazo, apuntó sobre el hecho de que el grupo esté integrado sólo por mujeres es en que precisamente el hecho de que sean mujeres que han coincidido todas en organizaciones que se consideran de izquierda y con personas que aunque no necesariamente son de izquierda han tenido un protagonismo político contestatario, como es el caso de Lúgaro y la Alcaldesa de San Juan entendieron el por qué no, “cuando son grupos de hombres nadie lo cuestiona la gente está acostumbrada a que sean los hombres los que lleven la voz cantante al protagonismo, al liderato yo creo que el hecho de que seamos todas mujeres rompe con esa tradición, con esa hegemonía en la política y nos da voces a las que somos hoy en día la mitad de la población, sino un poco más y tiene las voces a sectores amplios de izquierda o centro izquierda que le están dando otras cartas al apoyo de descolonización a Puerto Rico”. En ese sentido –añadió– que entiende que es un rompimiento con los paradigmas que siempre ha tenido la política puertorriqueña. 

En el manifiesto público el M18 calificó de imperativo que el Congreso de EE UU escuche otras voces de Puerto Rico y se comprometieron a asumir esa responsabilidad. En esa dirección este 11 de abril el grupo envió una carta en la que le solicitan audiencia a los presidentes del Comité de Energía y Recursos Naturales del Senado y Cámara de EE UU, senadora Lisa Murkowski y Rob Bishop, respectivamente. 

En su carta, el Junte M18 exige que ambos comités las escuchen a nombre de los sectores que reclaman no han sido debidamente representados ante ellos por la Administración Rosselló y la JCF. “Puerto Rico ha sido tergiversado en su representación ante vuestros comités congresionales. Ni la Administración Rosselló ni la junta de Control Fiscal están transmitiéndole al Congreso de Estados Unidos una caracterización precisa de los puntos de vista y preocupaciones del Pueblo de Puerto Rico sobre la crisis económica y social de la colonia. De hecho, lo que están es envueltos en una charada mediática que atenta contra los mejores intereses del pueblo puertorriqueño al proyectar una visión distorsionada de la verdad.

“Nosotras, las firmantes, hablamos por esos puertorriqueños sin representación efectiva en este asunto y exigimos respetuosamente que se nos reconozca y se nos escuche en su nombre.”

Reverón Collazo, quien ha trabajado en el Comité de Puerto Rico en la ONU, esfuerzo dedicado a conseguir que el Comité de Descolonización incluya el caso de Puerto Rico, a pregunta de Claridad sobre a cuáles otros foros consideraban presentar sus reclamos, indicó que por el momento están enfocadas en el Congreso y que una segunda etapa sería entonces el plano internacional. Destacó sobre la necesidad de la comparecencia al Congreso que lo que busca el grupo es cambiar la narrativa sobre cuál es la situación de Puerto Rico que hasta ahora ha sido una hegemónica que le han vendido los anexionistas tanto dentro de las esferas de poder político en Washignton, en el Congreso y en editoriales, es decir Prensa estadounidense de que el problema de Puerto Rico es uno de derechos civiles, de ciudadanos americanos. “Lo enfocan desde un punto de vista individualista de unos ciudadanos norteamericanos que viven en Puerto Rico. Nosotros queremos cambiar esa narrativa y hacer claro que el tema del caso de Puerto Rico no es un asunto de derechos civiles es un asunto de una nación, un problema colectivo en ese sentido el plano internacional va a ser un área de trabajo”. 

Sobre las posibilidades de que el grupo sea escuchado Reverón Collazo reconoció que la política es algo un poco impredecible y que eso va a depender de si hay un interés político en algunos sectores del Congreso que no sean los anexionistas. “Me parece que es un buen momento porque obviamente el Congreso le está dando la espalda a todas las gestiones pro anexión y a lo mejor esto le podría poner a ellos una alternativa con la cual podrían sentirse más a gusto e identificados, está por verse”. 

Por su parte Mariana Nogales, del PPT, recalcó sobre la pertinencia de acudir al Congreso, de que hay que brindarles a los congresistas otro marco de referencia de lo que esta pasando en el país. “Hasta el momento la única visión que han recibido los congresistas, casi el relato único es el relato del oficialismo del gobierno de Ricardo Rosselló y realmente el panorama que tenemos en Puerto Rico es un panorama muy distinto al que se le ha presentado al Congreso de EEUU aquí hay una oposición que cada vez crece en contra de la Junta de Control Fiscal y por eso insistimos en esos tres puntos de convergencia”.

Al hecho de que todas son mujeres dijo no temer a los señalamientos y ataques que puedan venir de la derecha, “no seria nada nuevo para ninguna de nosotras, el ataque va a venir para el estatus quo es peligroso que un grupo de mujeres se una para un propósito”. Para Nogales el momento que vive el país es uno crítico. “Personalmente pienso que hay un desmantelamiento del país, ahora mismo si no protegemos lo que tenemos esto va a ser peor que el huracán, el huracán agravó la situación que ya estaba presente sobre 10 años de austeridad, de no tener un plan de desarrollo económico y social pero lo que vino después del huracán es horrible, es el desmantelamiento del sistema de educación pública de un país, el aparato gubernamental, es casi como si fuera un experimento”. 

Además en otro paso consistente con la postura asumida en contra de la presencia de la JCF el M18 dio su apoyo a la resolución del senador Juan Dalmau que fue aprobada la semana pasada de forma unánime en el Senado de Puerto Rico que prohíbe al Departamento de Hacienda (DH) realizar cualquier desembolso de fondos dirigido a lo ordenado por la JCF. Aun cuando la medida más tarde fue aprobada en la Cámara de Representantes, en declaraciones a la Prensa en los días recientes el gobernador Rosselló Nevares ha dejado ver que no pondrá en práctica la resolución.

  (0) Comentarios




claritienda cartel Garvin