Bookmark and Share Bajar en formato PDFComentariosVer foto galería

En pugna el gobierno actual con el Instituto de Estadísticas de Puerto Rico

Ver foto galeríaVisita la foto galería (1)
Perfil de Autor

Por Gabriela Ortiz Díaz

Publicado: martes, 17 de abril de 2018

La semana pasada CLARIDAD publicó una nota en la que se informaba que la intervención del gobierno actual incidió en la suspensión repentina de parte del decano interino de Asuntos Académicos del Recinto de Ciencias Médicas de la Universidad de Puerto Rico de la ponencia magistral que dictaría el doctor Mario Marazzi, director ejecutivo del Instituto de Estadísticas de Puerto Rico (Instituto), en el 38vo Foro Anual de Investigación y Educación de ese recinto, celebrado del 18 al 20 de abril. 

En respuesta a esa situación, Mario Marazzi comentó en entrevista con este medio que él no tiene manera de comprobar que esa suspensión –censura– se debiera a una intromisión directa del primer ejecutivo del País, aunque indicó que, debido a una lista de encontronazos que han tenido el Gobierno de Puerto Rico y el Instituto en lo que va de cuatrienio, sí podría especularse sobre dicha intrusión. 

Uno de esos choques se evidencia en el pleito legal que comenzó el Instituto en el Tribunal de Primera Instancia de San Juan a raíz de que el gobernador, Ricardo Rosselló Nevares, decidió el verano pasado faltarle a la Ley Orgánica del Instituto (Ley 209-2003) destituyendo sin justa causa y sin el debido proceso de ley a cuatro de siete miembros de la Junta de Directores del Instituto para imponer otros cuatro funcionarios traídos por él. 

Luego de siete meses, el juez anuló el caso a principios de marzo por considerar ilegal la acción del Gobierno. Sin embargo, el pleito legal continúa tras una apelación que realizó Rosselló Nevares. 

Más allá de obviar la Ley 209, la consecuencia mayor de desintegrar la Junta de Directores ha sido que, como ese cuerpo no había podido reunirse hasta hace unas semanas, el Instituto no ha podido trabajar científicamente con el porciento de mortalidad luego del paso de los huracanes Irma y María. 

“Ante la ausencia de una Junta de Directores, el Instituto no ha podido tomar acción para asegurar que las estadísticas sobre el impacto de los huracanes sean confiables y cumplan con metodologías y criterios de calidad, en momentos en que el mundo entero ha cuestionado esas estadísticas del Gobierno de Puerto Rico”, señala el Instituto en el recurso legal presentado en el Tribunal. 

Desde que el Instituto comenzó a funcionar en 2007, los gobiernos de turno han mostrado resistencia a la hora de avalar las estadísticas del Instituto. Precisamente por eso, se puede hipotetizar porqué la entidad inició operaciones con menos presupuesto del que establece la Ley Orgánica (5 millones). 

No obstante, el gobierno de Rosselló Nevares registra otros encontronazos con el Instituto. Por ejemplo, cuando en junio de 2017 se intentó aplacar desde Fortaleza, mediante los medios de comunicación y sin presentar evidencia, la confiabilidad de los datos del Instituto en cuanto al número de empleos ocupados y transitorios. 

Asimismo, otra instancia de desacuerdo fue cuando a finales de marzo de este año el director ejecutivo de la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal de Puerto (Aafaf), Gerardo J. Portela, solicitó públicamente a Mario Marazzi la entregar de información financiera relacionada a las operaciones del Instituto. En ese entonces, Marazzi aseguró que los informes requeridos estaban accesibles a través de la página web de la entidad que dirige. 

El incidente más reciente fue cuando, a modo de manchar la política pública que sostiene el Instituto – la necesidad de que la entidad esté alejada de la política partidista –, el martes pasado el Viejo San Juan amaneció lleno de pancartas que anunciaban la supuesta postulación de Marazzi para la gobernación en el próximo cuatrienio. 

 

Estadísticas en el Puerto Rico de hoy 

La falta de datos y de estadísticas ha jugado un rol protagónico en la crisis económica y fiscal que enfrenta Puerto Rico. Antes de la creación del Instituto de Estadísticas en 2003 – comenzó funciones en 2007 –, no había una entidad que ayudara al Gobierno a transformar en números la realidad puertorriqueña con el fin de tomar mejores decisiones. 

¿Por qué el Instituto es esencial para ayudar a Puerto Rico a sobreponerse?, preguntó CLARIDAD a Mario Marazzi. “La mera existencia de un instituto independiente ayuda al gobierno en la confiabilidad y credibilidad de sus datos y estadísticas ante dos grupos: el gobierno federal y los mercados financieros globales. Como fuente independiente, el Instituto provee a todos estos grupos de interés y a los ciudadanos de un mecanismo para acceder e interpretar las estadísticas oficiales de Puerto Rico. De esta manera, pueden llegar a sus propias conclusiones sobre si el gobierno progresa o no”, contestó. 

Un instituto de estadísticas independiente le asegura a Puerto Rico que el aparato gubernamental sea más costo efectivo. Para esto, el Instituto desarrolla técnicas con el fin de mejorar la medición, identificar brechas y desarrollar procesos de trabajo en las agencias del gobierno. De otra parte, los proyectos del Instituto han creado técnicas de ahorros, que han identificado millones de dólares mal gastados y han provocado la suma de otros millones al erario. 

Sin embargo, la labor del Instituto también sirve para erradicar la corrupción en la medida en que se ciñe al acceso universal de información y denuncia el acceso privilegiado a la misma. En ese sentido, es conveniente para el gobierno que el Instituto caiga en manos de la empresa privada. Entre otras razones, la posible privatización de esta entidad encierra el deseo del gobernador de que traten a Puerto Rico como un estado en término de sus estadísticas, además, la idea de que la información – al igual que la salud y la educación pública – es comprable y vendible. 

“Yo no conozco ninguna parte del mundo en donde se diga que se van a entregar las estadísticas al sector privado a ver qué sale”, comentó Marazzi. 

Ante el anuncio de venta del Instituto, al director ejecutivo le preocupa los conflictos éticos en los que se recaerían. “Una de las razones por las cuales la contabilidad nacional se hace internamente en todos los países del mundo es que para realizarla es necesario tener acceso a una información sumamente confidencial sobre las contribuciones de cada compañía. Imagínate todos los conflictos éticos que ocurren cuando una compañía privada tiene acceso a los datos de contribuciones de todo el mundo”, explicó el doctor.

 

Entidad autónoma 

Hace diez años se creó el Instituto para abrir la brecha de información estadística a los ciudadanos, y a los contribuyentes, los cuales pagan para saber, por ejemplo, la tasa de desempleo en el País. 

El Instituto de Estadísticas de Puerto Rico es una entidad gubernamental autónoma con la encomienda de coordinar el servicio de producción de estadísticas del Gobierno para asegurar que los sistemas de recopilación de datos y estadísticas, en los que se basan las políticas públicas, estén completos, sean confiables y de acceso rápido y universal. El IEPR posee en su inventario, accesible a través de www.estadisticas.pr, cerca de 300 productos estadísticos. Además, es custodio y provee acceso a sobre 100 conjuntos de datos o “data sets” por medio de www.data.pr.gov y a sobre 40 tablas y más de 6 mil indicadores a través de: www.indicadores.pr.

  (0) Comentarios




claritienda Claridad tras el lente