Festival Claridad 2015

Deportes / Las Canto...

Bookmark and Share Bajar en formato PDFComentariosVer foto galería

Destruyen el boxeo “aficionado”

Ver foto galeríaVisita la foto galería (1)
Perfil de Autor

Por Elliott Castro Tirado

Publicado: martes, 20 de enero de 2015

El boxeo es el único deporte en el que existen diferencias fundamentales entre su práctica profesional y lo que llamaremos “olímpico”, que hasta hace muy poco se conocía como “aficionado”.

Aunque en el fútbol y el béisbol se ha impedido la participación de todos los mejores exponentes en los torneos olímpicos, los atletas de esos deportes se enfrentan en otros eventos que cuentan con el aval de sus respectivas federaciones internacionales. En el boxeo nunca ha sido así.

 La principal –pero no la única diferencia de regla de importancia en el boxeo- es la duración de los combates, que en peleas titulares en el profesionalismo es a doce asaltos y en el otro es de tres.

Cambios en el boxeo “aficionado”

En 2007, el organismo que rige el boxeo “olímpico” eligió como su presidente al taiwanés Ching Kuo Tai, quien en cuanto tomó posesión, comenzó a implementar los cambios radicales que habían sido la base de su campaña.

Lo primero fue eliminar la palabra “aficionado” del lenguaje federativo, al cambiar el nombre de AIBA (Asociación Internacional de Boxeo Aficionado) por el de Asociación Internacional de Boxeo, (IBA, por sus siglas en inglés).

Poco después se incorporó el boxeo femenino a la programación de eventos internacionales. De hecho, en 2011, nuestra Kiria Tapia ganó oro en el debut de esa disciplina a nivel Panamericano. Londres 2012 fue sede de la primera confrontación olímpica del boxeo para féminas.

Posteriormente se eliminó el uso del casco protector en las peleas de varones, lo que provoca un indiscutible mayor riesgo de cortaduras.

En el proceso se cambió radicalmente el sistema de votación de los jueces, para equipararlo al que se utiliza en el profesionalismo, que otorga diez puntos al ganador de cada asalto y nueve o menos al perdedor. Como se insta a que no se voten asaltos empates, cualquier púgil que gane los primeros dos, tiene la pelea prácticamente asegurada.

Obviamente, todos esos cambios técnicos, lo que buscan es parecerse más al boxeo profesional y en el ínterin a la FIFA (Federación Internacional de Fútbol).

La internacional detrás del $$$

Así llegamos al meollo de la cuestión, que es el dinero que genera el boxeo profesional. Como primer paso y sin recato o timidez, en el 2010 los nuevos directivos del llamado Boxeo Olímpico lanzaron un embeleco que bautizaron como la Serie Mundial de Boxeo.

El objetivo final era lograr que los mejores boxeadores “olímpicos” no dieran el salto al profesionalismo tradicional. Para lograrlo, en la práctica se autonombraron promotores y manejadores, pagándole a los púgiles que participen en el nuevo evento, pero después de hacerles firmar contratos por cinco años.

En la primera edición de la llamada Serie Mundial de Boxeo (2010), participaron doce países, cuatro de ciudades de Estados Unidos, cuatro de Oriente y otros cuatro de Europa. El equipo de París, Francia se coronó cuando se impuso al de Astaná, Kazajastán en la final.

La escuadra de Italia se impuso en la segunda edición (2011), en la que Rusia fue el casi ganador.

Aunque en la tercera (2012), se mantuvo en doce la cantidad de equipos-países participantes, se incorporó uno de América del Sur (Argentina) y otro de África (Argelia). El equipo de la ciudad Kasaja de Astaná venció a Ucrania en la gran final.

La presencia de Cuba en la cuarta edición (2013-14) elevó el nivel y el impacto internacional del certamen. Los llamados Domadores de la hermana isla caribeña, se coronaron en su debut, al vencer en la final al Bakú de Azerbaiján.

Han fracasado hasta ahora

Hasta ahora, los mogules de la Internacional han fracasado en su intención de conseguir que los mejores púgiles “olímpicos” se incorporen al ambicioso proyecto. De los diez medallistas olímpicos de oro de Londres 2012, siete firmaron con empresas promotoras muy poderosas, que les han ido “engordando” sus marcas. Top Rank tiene a cuatro de ellos, incluyendo al múltiple monarca aficionado a todos los niveles, Vasyl Lomachenko (venció a Félix Verdejo en Londres), quien ya es campeón mundial, aunque apenas tiene seis peleas. Por su parte, el dos veces oro olímpico en el peso ínfimo, el chino Shining Zou, también firmó con Top Rank y entrenado por Freddie Roach, está clasificado primero en el peso mosca por la OMB.

De los restantes tres, dos son los cubanos Robiesy Ramírez (mosca 49kg) y Roniel Iglesias (junior welter 69kg), ninguno de los cuales ha desertado de su país. El otro es el welter Serik Sapiyen de Kazajistán (69kg), quien es el único que se mantiene contratado por la AIBA y ha sido parte de los eventos anteriores.

En la llamada Serie Mundial de Boxeo participan equipos, que pueden complementarse con púgiles de otros países que no tengan representación. Por ejemplo, boricuas como Gerardo Bisbal, Anthony Chacón y Janthony Ortiz formaron parte de los Guerreros de México en la pasada edición, en la que Puerto Rico no participó.

Cada “franquicia”, como les llaman, tiene que presentar un mínimo de dos púgiles en cada una de las diez divisiones en las que se compite.

En el evento los combates duran cinco asaltos de tres minutos y se utilizan guantes de diez y doce onzas, dependiendo de las divisiones.

El formato divide los 16 países participantes en dos grupos. Las carteleras se separan en dos con cinco peleas (divisiones) cada una y los mejores irán a las finales, que serán el 11 y 12 de junio en Dubai.

Exitoso debut de Puerto Rico

Puerto Rico debuta en esta quinta edición, con una escuadra que incluye varios complementos extranjeros. En la primera jornada, celebrada el pasado sábado en el coliseíto Pedrín Zorrilla, los boricuas vencieron a la escuadra de Polonia 3-2.

Como siempre, los nuestros lucieron mejor en los pesos más bajos. El minimosca Anthony Ortiz ganó de forma unánime en los 49 kilos (108 libras). En el peso gallo (56 kilos, 123 libras), Garibaldi Gómez noqueó de forma fulminante a su rival en el mismo primer asalto. Finalmente, Jan Rivera sacó un combate durísimo y de atrás se impuso en el peso junior welter (64 kilos, 141 libras).

Los polacos dominaron en los dos pesos más altos y de forma arrolladora. En el peso mediano (75kg, 165 libras) Tomasz Jablowski liquidó al boricua Jean Alicea por nocaut técnico en el tercero y en los completos (91 kg, 201 libras), Igor Jalubowski achocó al medallista centroamericano Michael Narváez en el mismo primer asalto.

Nuestro próximo compromiso será el sábado próximo (24 de enero), cuando chocaremos en cinco divisiones con la escuadra de Argentina.

A la larga, Puerto Rico enfrentará en los diez pesos a cada uno de los equipos-países de su grupo, que además de Polonia y Argentina son Estados Unidos, Kazajistán, Italia, Venezuela y Azerbaiján.

La AIBA tiene en planes más cambios, incluyendo ampliar a mujeres a todos los niveles y formatos diferentes de clasificación, comenzando con los Juegos Olímpicos de Río 2016. Pero ésos serán temas para una futura ocasión.

  (0) Comentarios




claritienda Herejes, Padura