Bookmark and Share Bajar en formato PDFComentariosVer foto galería

¿Son necesarias las alianzas?

Ver foto galeríaVisita la foto galería (1)
Perfil de Autor

Por Cándida Cotto y Gabriela Ortiz

Publicado: miércoles, 28 de junio de 2017

Por Gabriela Ortíz Díaz 

y Cándida Cotto Hernández/CLARIDAD

 

Como embocadura al conversatorio que CLARIDAD realizará el próximo 13 de julio abordamos varias voces dentro del espectro político del País. Como una acción “imprescindible”, la “única vía abierta”, la necesidad de tener “paciencia y disposición de ceder”, “un denominador común”, con éstas y otras descripciones reaccionaron al cuestionamiento del significado y la importancia de las alianzas para Puerto Rico en este momento histórico. Más allá de reconocer su necesidad en las expresiones de los emplazados afloran sentimientos de la disposición hacia esa búsqueda.

 

“Hay que empezar con los que estamos”

Para la líder independentista María de Lourdes Santiago, en el Puerto Rico actual, “es imprescindible encontrar espacios de acción conjunta, de coincidencias”. La actual vicepresidenta del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) reconoció en entrevista con este medio que, aunque “las alianzas no tienen cabida actualmente en el sistema electoral de Puerto Rico”, éstas se tienen que construir amparándose en la visión de que “todos los que creemos en la independencia o en otras formas de soberanía, cultivemos espacios en común y que dentro de esos espacios, podamos realizar acciones que sirvan para enfrentar a las fuerzas anexionistas, para promover el mensaje de la soberanía y para generar acción política aquí y en el exterior”. 

Lo de menos es el tamaño del grupo que se disponga a aunar esfuerzos para adelantar el problema de estatus en Puerto Rico, “yo creo que hay que empezar con los que estamos. No va a llegar el momento mítico en el que haya mucha gente que crea en la independencia o mucha gente que crea en la libre asociación. Si esperamos a ese momento para organizarnos, no pasa nada. Los movimientos siempre empiezan con los que están, los que están dispuestos a dar el paso al frente. Sabemos quiénes son, hemos coincidido en varias ocasiones”, dijo la licenciada. 

Quien fuera candidata a la gobernación por el PIP en las pasadas elecciones recordó que las alianzas existen a nivel comunitario y están presentes en distintas organizaciones. Para ejemplificar ese pensamiento, la portavoz indicó que “el esfuerzo que se hace todos los años en las Naciones Unidas es concertado y no se podría hacer si no fuera de esa manera”. 

“Hay unos espacios de lucha que podemos compartir. En el tema del estatus, ojalá y esas fuerzas disidentes dentro de otros campos retengan esa fortaleza para hacerle frente a los sectores más retrógrados”, enfatizó Santiago a la vez que aseguró que en el PIP han tomado unos pasos específicos en esa dirección. “Si se hubiera dado la versión original del plebiscito, ése hubiera sido un espacio importante para fortalecer vínculos”, finalizó la líder. 

 

“Paciencia y disposición a ceder”

Por su parte, la periodista Wilda Rodríguez admitió que en el Puerto Rico actual existe la necesidad política de que se unan personas con el fin de caminar juntas, aunque haya diferencias en el grupo, hacia el fin común de la descolonización y soberanía de Puerto Rico. Ahora bien, Rodríguez enfatizó que lo más difícil de las alianzas es que las personas aunadas tengan la capacidad, la disciplina y el respeto para llegar a consensos. Para ella, uno de los elementos claves al momento de constituirse una alianza es que las personas no pueden pretender imponer sus principios, sino que deben llevarlos a la mesa de negociación y tener la paciencia y disposición de ceder. 

En ese sentido, Wilda Rodríguez considera que el Junte Soberanista, del cual ella forma parte, ha logrado educar sobre qué son las alianzas políticas. Según la periodista, llegar a consensos requiere generosidad y respeto ante todo, y los que integran el Junte han podido cumplir con esos principios, obteniendo una “base sólida, compacta”. 

Entre otras representaciones, las personas que conforman el Junte –del Movimiento Independentista Nacional Hostosiano (MINH), del Movimiento Unión Soberanista (MUS), soberanistas del Partido Popular Democrático (PPD), individuos en el plano personal como Néstor Duprey, Silverio Pérez, Tito Román y Alexandra Lúgaro –están claras de que el fin de la alianza no es participar en unas elecciones, sino ir juntos por la descolonización y soberanía de Puerto Rico. “Se unirá más gente a su tiempo”, pero Rodríguez aseguró que los que están trabajando desde el Junte “tienen la capacidad para adelantar la convocatoria ahora mismo”. 

“Las alianzas no son para de aquí a mañana. Tienen que cimentarse en la confianza, la que se traduce a la ciudadanía”, finalizó Wilda. 

 

“Única vía abierta” 

El analista político Néstor Duprey, por su lado, certificó que la “única vía abierta para lograr un triunfo electoral y encaminar un proceso de verdadera descolonización es la concertación de una alianza lo más abierta posible entre los que afirmamos la nación, rechazamos la anexión y abogamos por la descolonización vía la soberanía, reconociendo cada cual que para adelantar esos objetivos no hay que dejar de ser lo que uno es, sino constituir una gran alianza política”.

Duprey es consciente de que “las limitaciones de la ley electoral son un problema, pero no es un problema insalvable”. El moderador del programa radial Fuego Cruzado entiende que sobrellevar esas limitaciones “requiere mucha madurez política, mucho desprendimiento patriótico de verdad y un alto nivel de creatividad que debe producirlo la urgencia de la situación que vive el País”. 

Establecer cuán viables son esas alianzas en este momento “va a depender de la voluntad y el desprendimiento de los actores políticos y del reconocimiento de que es una situación compleja, que no puede ser atendida con las estrategias de siempre”, dijo. El doctor en historia hizo hincapié en que para resolver la situación de estatus actual “tiene que haber un junte de voluntades lo más amplio posible que reconozca la necesidad de los objetivos comunes: adelantar la descolonización, afirmar la nación y rechazar la estadidad”. 

 

“Hay condiciones para las alianzas” 

Asimismo, el licenciado Carlos Gallisá cree que en estos momentos en Puerto Rico, “ante el desastre de los dos partidos, sobre todo del Popular, y teniendo en cuenta que ninguno de los dos es mayoría”, puede darse una asamblea de estatus que reúna líderes que no necesariamente tienen que dejar de lado sus ideologías políticas. Según comentó a este semanario, ahora mismo “hay coincidencias sólidas de terminar el problema colonial y hay condiciones para las alianzas porque hay divisiones en los partidos”, tal como lo evidenciaron los votos que obtuvieron Lúgaro y Cidre en las pasadas elecciones. 

El también analista en Fuego Cruzado, recordó en entrevista que en Puerto Rico hubo alianzas electorales de todo tipo de 1902 a 1944. Mencionó que de 1902 a 1930 dominó el Partido Unión, una alianza en la que convivieron independentistas y anexionistas. Luego, del ’32 al ’40 gobernó la Coalición de Socialistas y Republicanos, un junte de patronos y obreros cañeros. Después, el tripartismo unió sectores de los socialistas, republicanos y liberales, quienes lideraron hasta el 1944, año en el que se alzó el PPD. 

 

Primero es la unidad patriótica 

“Para el Movimiento Independentista Nacional Hostosiano (MINH) las alianzas es uno de los principios de nuestra organización, declaró una de sus vicepresidentas, licenciada Wilma Reverón Collazo. “En el MINH nos hemos destacado por trabajar la formación de alianzas de distintos aspectos. Hemos tenido seminarios de fines de semanas completos donde hemos invitado a representantes de las organziaciones de las comunidades para hablar sobre las alianzas del trabajo político con el trabajo de de las comundiades”.

Reverón Collazo, destacó que el MINH hace una distinsión entre lo que son alianzas, convergencias y sobre cuando son alianza tácticas y o estratégicas. “Entendemos que primero tenemos que conseguir la unidad patriótica que quiere decir que tenemos que fortalecer la unidad entre los independentistas y esa unidad independentista a su vez insertarse entonces dentro de unas alianzas mas amplias como son las alianzas que se hacen con los soberanistas, los libre asocianistas como lo es el Junte Soberanista en este momento. Además de eso hay unas alianzas que son nacionales que ya son cuando uno entra en unos espacios de alianzas mucho más amplios que van mas allá de la cuestión del estatus”. Como ejemplo de esa postura narró que miembros del MINH, trabajan en otras iniciativas como lo es la Concertación Nacional Contra la JCF (CNCJCF), la lucha contra el incinerador y el Campamento en Contra del deposito de cenizas en Peñuelas. 

“Para el MINH no existe un accionar político sin las alianzas, en este momento histórico que estamos viviendo la urgencia es más aún porque existen las condiciones debido a la imposición de la dictadura de la JCF, debido a las crisis económica que es una estructural de la colonia, tenemos que redoblar los esfuerzos de poder entrar en todas las alianzas que se están creando a nivel de pueblo como fue la participación del 1 de mayo. Son alianzas que de nutrirse, de trabajarse, de fomentarse, de establecerse podrían verdaderamente culminar en unos esfuerzos que finalmente no sólo atenderían el tema del estatus, sino el de la forma económica que quiere el País”.

 

Hay una masa crítica 

El veterano luchador independentista y analista político, licenciado Noel Colón Martínez, afirmó creer en las alianzas y dio como ejemplo el hecho de que favoreció la postulación de la ahora alcaldesa Carmen Yulín Cruz, por considerar que a nivel municipal no había contradicciones importantes. 

“A nivel de gobernación sí se plantean contradicciones más importantes”. Colón Martínez señaló la conducta de los electores respecto al reciente plebiscito como ejemplo de las posibilidades que tienen las alianzas. “Creo que en Puerto Rico aparte de lo que es el centro de los partidos grandes –PNP y PPD– existe una tendencia en este momento a ser crítica de las actuaciones de estos dos. Eso permitió que 300 mil electores del PNP no votaran en este plebiscito, personas que evaluaron por sí mismas la situación y entendieron que esa oferta que les hacía el PNP no se justificaba por lo que creo que la sociedad civil que es lo que podríamos considerar la masa grande del Partido Popular y del Partido Independentista, en ambos existen tantas áreas en las que se puede trabajar juntos y como la educación política está imponiendo una búsqueda de acercamientos para crear alianzas creo que eso es muy bueno”.

A la impresión de si consideraba que los jóvenes estén más dispuestos a contraer alianzas el veterano activista consideró que las alianzas se están dando a todos los niveles, aunque anotó que a nivel de los jóvenes se puede visualizar más, pero a su vez reparó que el problema es que los jóvenes son el grupo que tradicionalmente tiende a votar menos, “pero sí son mas flexibles al momento de considerar la posibiliad de alianzas”. 

 

“Un deber ciudadano”

“Desde mi punto de vista las alianzas son bien, bien significativas, debe haber algún denominador común para que se logren pero verdaderamente este es un momento para formar alianzas y si ello es factible, todo independentista debe hacer todo lo posible para que se logre”, señala Oscar López Rivera al ser abordado sobre el tema. 

En cuanto a la participación de los jóvenes: “El futuro de toda sociedad está en su juventud y para mí la idea de que personas jóvenes estén interesadas en el independentismo y a la misma vez dispuestos a unirse y promover la unidad suena bueno”. 

El exprisionero político, quien depuso en la reciente vista sobre el caso de Puerto Rico, en el Comité de Descolonización de la ONU, afirmó que en este escenario las alianzas son importantes, “tenemos que trascender muchísimas cosas y entre ésas hay que trascender el “kioskismo” y para mí en estos momentos la descolonización de Puerto Rico es el denominador común y si amamos a Puerto Rico nos incumbe a todos luchar para la descolonización. 

“Desde que llegué a Puerto Rico he estado promoviendo la unidad donde quiera que he ido con la gente fuera de Puerto Rico. La unidad es un denominador común. La inmensa mayoría ha recibido muy bien este mensaje, todas las personas, en Nueva York, Chicago, Hartford, Springfiled, te hablo de miles de personas. No es algo trillado es un deber de ciudadano del pueblo de Puerto Rico” . 

 

 

 

  (0) Comentarios



claritienda CUBA