Bookmark and Share Bajar en formato PDFComentariosVer foto galería

Todo Puerto Rico contra las cenizas

Ver foto galeríaVisita la foto galería (3)
Perfil de Autor

Por Cándida Cotto

Publicado: miércoles, 2 de agosto de 2017

Chimenea de muerte, no te voy a tolerar... muévete a Fortaleza si tus cenizas quieres tirar...” 

 

Ason de plena, rap, oraciones y sobre todo una fuerte determinación de resistencia los vecinos de Peñuelas junto a otros cientos de puertorriqueños llegados de casi toda la isla reiteraron una vez más su rechazo al depósito de cenizas tanto en su pueblo como en cualquier otra parte de Puerto Rico. Un fuerte sol acompañó a los manifestantes que se congregaron este domingo en el área del campamento que la comunidad de Peñuelas mantiene hace ya dos años a la entrada del pueblo cerca del vertedero Eco Waste System (EWS), en donde la planta AES deposita sus desperdicios de la quema de carbón. 

La manifestación “Todo Puerto Rico contra las cenizas”, convocada por más de una docena de organizaciones entre comunitarias relacionadas a la lucha ambiental, sindicatos, organizaciones políticas, profesionales, cívicas, en apoyo a Peñuelas y reacción al engaño cometido por el gobierno de Ricardo Rosselló, con la firma de la Ley 40 que supuestamente prohíbe el depósito de cenizas, bajo el subterfugio de que el material “agremex” no son cenizas resultado de la quema de carbón.

 

¡Que cierren la planta!

“Mis niñas nacieron prematuras la planta llevaba dos años pienso que es la contaminación... estamos cansados, la planta hay que cerrarla”, declaró a CLARIDAD Alvin Colón, residente de la comunidad Puente Jobo, en Guayama, donde opera la planta AES. Su esposa Christie Morales, añadió que sus niñas nacieron con problemas respiratorios y tuvieron que ser puestas en incubadora con máquinas de oxígeno. Una de las niñas las cuales ya tienen 12 años nació con problemas de aprendizaje. Ambos padres participaban de la demostración junto a otros compañeros del grupo Comunidad Guayamesa, que agrupa a residentes de las comunidades Puente de Jobos, San Martín y Miramar, las cuales quedan a una milla lineal de la planta AES. “Yo pienso que nos cogieron de bobos”, expresó Colón respecto a la ley 49. 

Eric Abreu, otro miembro del grupo y natural de la comunidad Puente de Jobo, describió a CLARIDAD que estas tres comunidades son las que más recogen las cenizas que genera AES. Abreu contó que depuso en las vistas públicas sobre el daño a la salud que han provocado las cenizas a los vecinos de estas tres comunidades como por ejemplo problemas pulmonares y cáncer “en jóvenes y adultos”, observó.

“Aparentemente no me dieron mucha importancia a lo que yo expuse, les dije que tenía récords médicos que podía presentar y nunca me llamaron, ni me escribieron”. El diácono de la Iglesia Católica de Guayama comentó a pregunta de CLARIDAD que AES mantiene una presión sofisticada sobre la comunidad debido a que muchas familias tienen algún miembro trabajando en la planta y no se atreven a expresarse en contra. Dijo que la planta opera las 24 horas, “cuando se procesa el carbón se siente más calor”. 

Otra consecuencia que denunció sobre la operación de AES es el daño que ha sufrido la reserva natural Bahía de Jobos, “la bahía ya no es lo misma y están dejando chatarra de las barcazas”. Christie y Abreu al unísono señalaron que como consecuencia de la operación de AES en Puente de Jobos “los árboles se están exterminando y hasta las frutas salen con manchas negras”. “Hay que seguir luchando porque si no lo van a sentir no ahora sino nuestros hijos y nietos, no hay que esperar a que eso ocurra hay que concientizar”, reclamó Abreu. 

Entre otros muchos que dijeron presentes en Peñuelas estuvieron la alcaldesa de San Juan Carmen Yulín Cruz, el exprisionero político Oscar López Rivera, los representantes Luis Vega Ramos y Manuel Natal, la excandidata independiente Alexandra Lúgaro. 

En entrevista con este semanario, el representante del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), licenciado Dennis Márquez Lebrón, señaló con respecto al proyecto presentado por la delegación del PIP para enmendar la Ley 40 que se prohíba de manera definitiva el depósito: “Hemos emplazado al Gobernador para que lo incluya en la sesión extraordinaria hubo una expresión del Presidente de la Cámara en un momento dado de que lo iban a tomar en consideración pero no ha pasado nada, si no se aprueba en la sesión extraordinaria vamos a seguir insistiendo en la ordinaria”. 

Agregó que la sesión extraordinaria se supone que comience este lunes 31 de julio y dure 20 días. No obstante llamó la atención a que ya el Presidente del Senado, Thomas Rivera Shatz hizo declaraciones de que los trabajos de la sesión se podrían acabar en dos a tres días. De hecho en la convocatoria –reparó Márquez Lebrón– no se incluyó el proyecto de las cenizas. Además de Márquez Lebrón, los líderes del PIP, su comisionada electoral licenciada María de Lourdes Santiago, el senador Juan Dalmau, y decenas de sus militantes también dijeron presentes en la manifestación. 

 

¡Peñuelas, Tallaboa resistirá! 

Bajo la conducción del actor Luis Enrique Romero, y la joven escritora Raquela Delgado Valentín, se dio pasó a la actividad del día que comenzó con un acto ecuménico, dirigido por pastores y sacerdotes de distintas denominaciones. Entre éstos los reverendos Eduardo García Soto, de la Iglesia Metodista de Puerto Rico, Eunice Santana Melecio, de la Iglesia Cristiana Discípulos de Cristo en Puerto Rico, el Padre Pedro Del Valle, de la Iglesia Episcopal del Pueblo de Yauco y el Padre Pedro Ortiz, de la Iglesia Católica. Con un verbo más fuerte que sus compañeros religiosos el Padre Pedro exhortó a que más allá de la oración y comunicados de prensa los y las religiosos(as) no se pueden “quedar a la orilla de la historia” y deben tirarse a la calle cada vez que el pueblo se tira. Ortiz reclamó que hay que tirarse a la calle a para hacer resurgir la democracia porque lo que hay en Puerto Rico es una dictadura, en clara alusión al actual gobierno y a la Junta de Control Fiscal (JCF). “Esta lucha se defiende con presencia de otra manera no, en la lucha nadie se puede cancelar todas y todos nos necesitamos”. 

Entre las personas que se dirigieron al público, estuvo Janet Albino, por parte del Campamento Contra las Cenizas. En tono fuerte y vehemente la mujer narró sobre los más de 50 años que denunció las comunidades de Peñuelas, Tallaboa, Encarnación y Poniente han sufrido los estragos de la contaminación industrial. El emplazamiento de las industrias petroquímicas y refinerías en la zona costera de Peñuelas, para las décadas de los ‘60 y ‘70 denunció desplazaron a estas comunidades, les limitaron el acceso a las playas y les han dejado chatarra y contaminación. 

Ya a principios de este siglo tuvieron que luchar contra las pretensiones de que pasara por su pueblo un gasoducto. “Nuestra comunidad sigue en pie de lucha” expresó para traer al recuerdo que en el 2009 la comunidad Tallaboa padeció por varias semanas una hoguera debido a un fuego originado en una planta de reciclaje de gomas. Además de que en el 2013 una escuela y un Head Start se vieron afectados con los trabajos del desmantelamiento de una de las refinerías. “Nuestra comunidad sigue en pie de lucha, nuestra comunidad se resiste a desaparecer, estamos cansados de que nos engañen y nos marginen y nos contaminen, tenemos derecho a una vida digna”, reclamó con fuerte emoción Albino. La mujer militante dio las gracias a los que durante estos dos años han estado en el campamento y a todos los asistentes a la protesta este domingo. 

 

Las cenizas nunca desaparecen 

La actividad contó con una breve orientación sobre lo que son las cenizas a cargo del profesor de química, Carmelo García, del Recinto de Humacao de la Universidad de Puerto Rico. García calificó de falacias, las alegaciones de AES de que el “agremex” no son cenizas, de que no es peligroso, de que los obreros que llevan más de 15 años trabajando en la planta no se han enfermado y que las cenizas no son peligrosas si se manejan bien. El químico apuntó a que las consecuencias de una contaminación se ven en el tiempo y la distancia e hizo referencia a que aun asumiendo que “sea cierto” eso no significa nada habría que ver las consecuencias y desperdicios que dejaron las plantas como la Corco, Sun Oil y Caribean Carbidge. 

El doctor García explicó que las cenizas es lo que se conoce como un material inerte y no existe mecanismo en la naturaleza para degradarlas. “Ellas no se convierten en nada más, ellas son el último producto en el proceso de combustión de la materia por lo tanto no se convierten en otra cosa “. Prosiguió que las piedras no son otra cosa que la solidificación de las cenizas producto de la erupción de volcanes de hace millones de años. En el caso de las cenizas producto de la quema de carbón atribuyó García que AES tiene razón cuando dice que los metales de las cenizas ya están en el carbón pero corrigió el que cuando se quema el carbón y se reduce éste genera muchos más metales y material tóxico que cuando se encuentra en su estado natural. 

A pregunta de este semanario dijo que en el caso del incinerador de basura propuesto en Arecibo el daño es peor porque la quema de la carbonera en Guayama es sólo un material, que es el carbón. En el caso de la incineradora de basura sería para quemar todo tipo de basura y está comprobado que los incineradores de basura están identificados como “fábricas químicas” que generan un montón de sustancias exageradamente tóxicas las cuales no existen en la naturaleza como es el caso de las dioxinas. Esta sustancia está en la lista de 12 sustancias que está prohibido almacenarlas, no se encuentran en la naturaleza, sólo en los incineradores. 

La manifestación concluyó con la lectura de Declaración de Peñuelas, en voz del ambientalista Francisco Sáez. La declaración hace alusión al establecimiento de la planta AES en Guayama y a la decisión del Tribunal Supremo de Puerto Rico de que la planta exportaría fuera de Puerto Rico las cenizas y residuos de la combustión del carbón. 

Ante la realidad que impera en la actualidad de los daños a la salud y al ambiente que genera tanto la quema de carbón como el depósito de sus residuos los convocantes suscribieron en su declaración demandar: el retiro inmediato de las cenizas acumuladas por ser un asunto operacional de la empresa y no del pueblo de Puerto Rico; el rechazo al depósito de cenizas y sus residuos en cualquier parte de Puerto Rico, exigir al gobierno a que adopte como política pública la sustitución de producción de energía a base de carbón por fuente de energía limpia, renovable y sustentable y exigir a la Policía de Puerto Rico que detenga el uso de fondos públicos para proteger intereses de compañías privadas. 

La declaración también incluye exigir enmiendas a a Ley 40; que la Legislatura y el Ejecutivo investiguen sobre la legalidad de la enmienda hecha apor la AEE con AES en el 2015 que permitió el depósito de las cenizas. 

“El pueblo ha dicho basta ya, exige que se haga verdadera justicia. Aquí hay un pueblo que no da un paso atrás, que no se rinde y que estará firme en la defensa de su salud, ambiente y calidad de vida y lucharemos hasta el fin en contra de cualquier intención de contaminarnos con cenizas de carbón”, cerró la declaración. 

La actividad contó con la participación del grupo Plena Libre, La Junta y el Colectivo Feminista en Construcción, el cantante cristiano de rap, llamado el Hijo del Rey.

  (0) Comentarios



claritienda Mercedes