Opinión / Editorial

Bookmark and Share Bajar en formato PDFComentarios

EDITORIAL: Carlos Gallisá Bisbal: ¡Misión cumplida!

Publicado: miércoles, 12 de diciembre de 2018

Con el fallecimiento de Carlos Gallisá Bisbal, la independencia de Puerto Rico pierde a uno de sus más valiosos dirigentes y un aguerrido defensor. Un patriota ejemplar que por 50 años batalló desde todos los frentes que ocupó para construir y desarrollar en su pueblo la consciencia individual y colectiva que lo condujera a la autosuficiencia y la libertad. 

La trayectoria independentista de Carlos Gallisá se traza al año 1961, cuando ingresó al Partido Independentista Puertorriqueño (PIP). En el 1970 fue electo vicepresidente del PIP y en las elecciones del 1972  fue electo Representante a la Cámara por dicha colectividad. Hizo su ingreso al Partido Socialista Puertorriqueño (PSP) en el 1975, y fue electo como Secretario General de dicho partido en 1983, posición que ocupó hasta 1993.  Vivió su vida en función de la lucha por la independencia de Puerto Rico, utilizando cada foro, cada oportunidad, cada espacio que se le abrió, y supeditando siempre cualquier beneficio personal al llamado supremo de su Patria y a la denuncia vigorosa del colonialismo y la injusticia. Esa trayectoria vertical le granjeó el respeto y el cariño de miles de puertorriqueños y puertorriqueñas de todos los estratos sociales y tendencias políticas quienes, alzándose sobre las diferencias, siempre reconocieron su compromiso y entrega a los principios en que creyó. 

Se distinguió por su fogosidad en la defensa de sus convicciones, tanto en la tribuna, como en el tribunal; desde las páginas de CLARIDAD, y a través de los micrófonos de la radio. Estudiantes en lucha por una educación accesible y de calidad, trabajadores en reclamo de sus derechos, prisioneras y prisioneros políticos, confinados comunes que lucharon por transformar las pésimas condiciones carcelarias, y todas y todos los perseguidos y discriminados en cualquier rincón de Puerto Rico, encontraron en él un defensor y portaestandarte. Coleccionó amigos y amigas como quien colecciona piedras preciosas, compartiendo con todos y todas los frutos de su vasta experiencia y conocimiento, su desbordada generosidad y su  poderoso carisma.

Una de sus grandes causas fue el rescate de la historia verdadera de Puerto Rico para nuestro pueblo. Por eso, siempre combatió con valentía la desinformación y distorsiones en la enseñanza de nuestra historia por parte del sistema educativo y demás poderes coloniales. Su libro, Desde Lares, publicado en el año 2010, es su categórica respuesta a las mentiras oficiales. Un enjuiciamiento brutal del sistema colonial que ha propagado las falsedades históricas, pretendiendo con ello minar el espíritu y la voluntad de nuestro pueblo. Para él era un imperativo que el País conociera los hechos y gestas de su historia tal y como ocurrieron para facilitarle la comprensión de lo acontecido y conducirlo al reconocimiento de lo que falta por hacer hacia el futuro.

“La enseñanza de nuestra historia como pueblo nunca ha sido una prioridad en el sistema de educación pública, como tampoco lo ha sido en el sistema privado de educación. Peor aún, la poca enseñanza que hemos recibido sobre nuestro pasado, en muchas ocasiones se nos ha ofrecido de forma distorsionada. El resultado de esta política no puede ser otro que la ignorancia y la confusión sobre lo que hemos sido y lo que somos.

Es responsabilidad, pues, de los historiadores y de todos los que nos aventuramos a escribir sobre el pasado, hacer de nuestro trabajo una contribución educativa. Ese es el objetivo que perseguimos con esta publicación”.  Y concluye: “Recordando aquella sentencia de George Orwell de que ´quien controla el pasado controla el futuro´, conozcamos bien el pasado para entender correctamente el presente y construir el futuro que nuestro pueblo se merece”. 

Nuestro periódico CLARIDAD pierde también  uno de sus baluartes. Fue su director en la etapa crucial de la transición de nuestra publicación a una administración colectiva bajo una Junta Directiva, siempre velando por la preservación de la misión que nos dio origen como órgano informativo al servicio de la lucha por la independencia y la justicia social en Puerto Rico. Sus múltiples aportaciones al periódico quedan consignadas gráficamente en cientos de columnas y comentarios sobre los más variados temas del acontecer del País, y también en sus muchas y generosas funciones de todo tipo que realizó en apoyo al fortalecimiento y sostenimiento de la publicación. 

Al unirnos a sus hijos, hijas y demás familiares y allegados en un prolongado y solidario abrazo, desde CLARIDAD, Periódico de la Nación Puertorriqueña, acompañamos también a los miles de hijos e hijas de esta patria puertorriqueña que hoy se reconocen en el ejemplo de vida consecuente y en el legado de lucha digna y vertical que nos deja Carlos Gallisá Bisbal. ¡Misión cumplida, querido compañero!

  (0) Comentarios




claritienda Buscando justicia