Deportes / Las Canto...

Bookmark and Share Bajar en formato PDFComentariosVer foto galería

Grandes Ligas manda en Clásico de Béisbol

Ver foto galeríaVisita la foto galería (1)
Perfil de Autor

Por Elliott Castro Tirado

Publicado: martes, 14 de febrero de 2017

El Comité Olímpico Internacional, COI, sacó el béisbol de la programación de los Juegos Olímpicos, principalmente por la incapacidad de ese deporte de poder presentar a sus mejores exponentes. Es que, aunque en teoría, el béisbol eliminó sus restricciones de participación a todos sus eventos, en la práctica lo imposibilita la organización de Grandes Ligas, conocida por sus siglas en inglés, MLB.

Por otras razones, aparte del béisbol, el boxeo es el único deporte adicional que no ha podido llevar a los mejores a los Juegos Olímpicos, aunque su federación internacional trata de lograr que los medallistas de oro sean realmente los mejores de cada división.

Por el contrario, en el fútbol, la poderosa Federación Internacional, FIFA, ha logrado mantener su Copa Mundial como el máximo evento, aun por encima de los Juegos Olímpicos, al limitar la cantidad de jugadores mayores de 23 años por equipo.

 

En el 2005 el COI sacó al béisbol

Aunque en el 2005, el COI eliminó al béisbol y el sofbol de la programación olímpica tras los Juegos de 2008 en Beijing, tras una intensa batalla, se logró la reintegración de ambos deportes a los del 2020, aunque fusionados como una sola federación internacional, con la participación de hombres en el béisbol y mujeres en el sofbol.

Pero a menos que la fecha de unos Olímpicos sea entre mediados de noviembre y marzo, los equipos de Grandes Ligas no le otorgarán permiso a ningún pelotero en róster de cuarenta. 

 

El Clásico es un buen negocio

Los dueños de equipos de Grandes Ligas y sus socios de la Asociación de Peloteros no serán muy patriotas que digamos, pero SI han probado ser excelentes comerciantes. De ahí que apenas un año después que el COI sacó el béisbol de los Olímpicos, le presentaron una propuesta a la Federación Internacional de ese deporte, para realizar un torneo de equipos nacionales con formato similar al de la Copa del Mundo de Fútbol.

La primera edición del Clásico Mundial de Béisbol se celebró en 2006. La fecha específica determinada para los Clásicos fue marzo, justo antes del comienzo oficial de los llamados Campamentos Primaverales de las Mayores.

Un problema confrontado fue que el año 2006 coincidía con la Copa del Mundo de Fútbol, cuyo enorme poder influye hasta en buena parte de los auspiciadores. Para evitar seguir tropezando cada cuatro años con el Mundial de Fútbol, el segundo Clásico de Béisbol se realizó en 2009, con solo tres de separación y de ahí en adelante se mantuvieron los cuatro. 

Aunque oficialmente, el Clásico necesita y cuenta con el aval de la Federación Internacional, con la arrogancia que le caracteriza, Major Leage Baseball (MLB) es la que organiza el evento, distribuye las sedes, establece las reglas (algunas de las cuales contienen cambios radicales a las tradicionales), deciden si otorgan el permiso para todos los peloteros que tienen bajo contrato, determinan elegibilidad, aunque violente sus propios estatutos y deciden hasta la repartición de los ingresos.

 

PUERTO RICO EN LOS 3 CLÁSICOS DE Béisbol

 

Puerto Rico ha formado parte de los Clásicos desde sus inicios en el 2006 y en las tres ediciones celebradas hasta ahora, fue sede de al menos una etapa. Sin embargo, para esta, nos dejaron fuera.

 En la primera edición (2006), el estadio Hiram Bithorn sirvió como sede para las primeras dos rondas, con balance de éxito absoluto en todos los aspectos, comenzando por el económico.

En la primera ronda, los boricuas adelantaron con 3-0, con victorias sobre Panamá 2-1, Holanda 8-3 y Cuba 12-2. 

La segunda ronda fue una especie de Clásico Caribeño, Luego de haber perdido con Dominicana 7-1 y vencido 6-0 a Venezuela, una derrota 4-3 frente a Cuba en el juego decisivo nos sacó de carrera. En total, nuestro balance en el 2006 fue de 4-2.

Más adelante, en una semifinal también caribeña, los cubanos vencieron a los dominicanos 3-1 y pasaron a la final. La otra semi enfrentó a dos asiáticos y Japón eliminó a Corea del Sur, que marchaba invicto y los había derrotado dos veces. Eventualmente, Japón se coronó al vencer a Cuba 10-6.

 

EN 2009 NOS BAJARON LA SEDE A UNA RONDA

La segunda edición se celebró en el 2009 y Japón volvió a coronarse, cuando venció en el decisivo a Corea del Sur 5-3. Puerto Rico repitió como sede de primera ronda de forma exitosa, pero nos quitaron la de la segunda etapa.

Jugando ante casa llena en el Bithorn vencimos a Panamá 7-0 y dos veces a Holanda, que sorpresivamente dejó en el camino a Dominicana.

La segunda ronda la jugamos en Estados Unidos, a los que vapuleamos 11-1 y luego le dimos nueve ceros a Venezuela (2-0). Sin embargo, los de la casa nos dejaron sobre el terreno al anotar tres veces en la novena y derrotarnos 6-5. Aunque los dos terminamos con marca de 2-1, los del norte adelantaron por haber ganado el partido que era. Así que nuestro balance fue de 4-2, con lo que arribamos quintos.

Japón y Corea del Sur escenificaron una final asiática, pues en semi eliminaron a Estados Unidos y Venezuela, respectivamente.


PLATA EN EL 2013

En la tercera edición (2013) logramos la medalla de plata, con balance colectivo de 5-4. La diferencia fue que esta vez ganamos el encuentro de muerte súbita de semifinal.

En la primera ronda, celebrada una vez más en el Bithorn, adelantamos con 2-1, pues vencimos a España 3-0 y a Venezuela 6-3. Nuestro acompañante en el pase fue Dominicana, que nos derrotó 4-2 en la primera de tres ocasiones.

En segunda ronda arrancamos con derrota 7-1 contra Estados Unidos, pero la pudimos vengar gracias a las gestiones de peloteros fuera del llamado ‘béisbol organizado”, como el lanzador Nelson Figueroa, el antesalista Andy González (dos empujadas) y el primera base Carlos Rivera (una remolcada). Ese triunfo y otro sobre Italia nos permitieron adelantar a semi, aunque volvimos a perder con Quisqueya, esta vez 2-0.

Una joya de seis lanzadores y un cuadrangular de Alexis Ríos guiaron a Puerto Rico a la final, al vencer 3-1 a Japón, que había sido el campeón en las dos ediciones previas.

Así las cosas, en una final caribeña, Dominicana nos venció por tercera ocasión, esta vez 3-0. Cinco lanzadores nos dejaron en tres sencillos, mientras Edwin Encarnación empujó dos.

Así llegamos a la cuarta edición del Clásico, de la que hablaremos próximamente.

  (2) Comentarios




claritienda Los bembeteos de la plena