Bookmark and Share Bajar en formato PDFComentariosVer foto galería

Cantos

Ver foto galeríaVisita la foto galería (1)
Perfil de Autor

Por Cristina Pérez

Publicado: martes, 22 de agosto de 2017

Cristina Pérez Díaz / Especial para En Rojo

 

El país se está cayendo en cantos. Ahora, ahora se está cayendo en cantos. Esa es la noticia, que se cae, que caen cantos. Esta columna es sobre el país que se cae en cantos. Esta es una columna en cantos sobre el país que se cae.

Casi todos lo saben. Ahora todos lo saben. Todos saben que se cae en cantos. A quién no se le ha caído un canto. Ahora hay una mayor distribución de la caída. Ahora hay una mayor distribución del dolor de la caída y del dolor de saber también hay una mayor distribución. 

Esa es la columna. Esto es lo que se escribe. Se escribe la caída en una columna. La columna es vertical. Se escribe la caída vertical en cantos. No hay otra manera de escribir y de caer en una columna sino verticalmente. En cantos.

Yo traigo un canto para la caída. El que se me cae. Caigo en canto. Canto que han caído en el fondo todos, todos los cantos. Hay un fondo sinfónico de caídas.

 

Canto la caída. 

En el fondo la gravedad me encanta. La gravedad fija mi canto en el fondo. Voy al fondo con mi voz que canta y cae. Caigo.

No se escucha ni el silencio. El canto sinfónico de la caída es un canto silencioso. El país se llena de cantos silenciosos. Silencio sinfónico de la caída. 

Así han de sonar las estrellas que caen en silencio. Vista desde afuera, la extinción de las estrellas es igual al silencio. Visión cósmica de la extinción silenciosa. Desde afuera el silencio parece que ahoga pero es sólo silencio.

La columna sigue cayendo. 

Ahora se escucha un grito del que toca fondo. Se escucha un grito cuando llega al fondo. Su grito llega al fin. El grito del recuerdo. Recuerda elocuente la caída y canta el grito del dolor. Canta el grito del dolor caído. La memoria tiene un canto caído y doloroso. 

Recuerdo. Recuerdo que caíamos y ahora ya estamos en el fondo. Ahora ya nos caímos y ahora yo recuerdo que una vez caíamos. Siempre. Recuerdo que siempre estábamos cayendo. Parecía que no tenía fondo. Creí que caer era caer sin fondo. Ya que siempre caía la caída era caer que no tenía fondo que era como no caer caer sin fondo. 

Otros también caen. Caen, en el fondo. Caen cantos y hay quien ya ni cantos tiene. Se le cayeron todos o se cayó de un canto. 

Ay, cantos. 

Ay, ay, ay, los cantos. 

Esto ya no es una columna es un canto trágico. 

Entra el coro. 

Entra el coro cantando el canto trágico. 

El coro cae cantando. 

El coro cae hasta el fondo. 

Entra un personaje (Personaje 1). 

El Personaje 1 ve al coro que se ha caído en el fondo. 

El Personaje 1 no cae. 

El coro canta desde el fondo la tragedia del Personaje 1 que no cae. 

Ésta es la tragedia del Personaje 1, que no cae al fondo.

Nadie canta la tragedia del coro en el fondo. 

Entra el Personaje 2.

Entra el Personaje 2 para cantar la tragedia del coro. 

El Personaje 2 se detiene. 

Una duda lo asalta. 

Se pregunta si para cantar la tragedia del coro caído debiera también, él, caer y estar en el fondo. 

El Personaje 2 tiene que tomar una decisión: caer o no caer al fondo de los caídos. 

El Personaje 2 se desvía un momento de esta disyuntiva.

Se pregunta sobre las implicaciones éticas de esta tragedia, porque en esta tragedia el coro caído canta a un personaje que no cae(Personaje 1). 

Como consecuencia de su deliberación, el Personaje 2 acusa al Personaje 1 de ser cómplice en un canto éticamente problemático. 

Cree que la situación debiera atenderse.

El Personaje 1 dice que entiende las implicaciones éticas del conflicto. 

Sin embargo, él no puede cambiar la situación.

El Personaje 2 le responde conflictivamente. 

El Personaje 1 se explica: no puede cambiar la situación porque es mudo. 

El Personaje 2 se debate entre las siguientes opciones: 

a) La respuesta del Personaje 1 es satisfactoria. 

b) Se compadece del Personaje 1, que es mudo. 

c) La respuesta del Personaje 1 no es satisfactoria. 

d) Se indigna ante la mudez del Personaje 1. 

e) Denuncia al Personaje 1 en las redes sociales 

f) Denuncia al Personaje 1 ante el Tribunal Supremo. 

f)Mata al Personaje 1. 

El Personaje 2 toma una decisión. 

El Personaje 2 decide olvidarse de las implicaciones éticas de la mudez del Personaje 1 y cantar, en su lugar, la tragedia del coro que ha caído. 

Éste era el propósito con el que había entrado inicialmente.

La tragedia retoma su curso.

Ésta es la tragedia del coro caído, cantada por el Personaje 2, que no cae. 

El Personaje 1, que es mudo y no cae, se queja. 

El Personaje 1 dice que no puede escuchar el canto del Personaje 2 porque desde el fondo le estorba el canto del coro caído. 

El Personaje 1 le pide al coro que se calle. 

El Personaje 2 retoma su canto sobre el coro. 

Este es el canto del Personaje 2, que no cae, que canta la tragedia del coro caído. 

El Personaje 1 vuelve a protestar. 

El Personaje 1 dice que no es éticamente aceptable que el Personaje 2, que no cae, sea quien cante la canción de los caídos. 

En consecuencia, el Personaje 1 le dice al Personaje 2 que se calle. 

El Personaje 2 calla.

Silencio cósmico.

Ésta es la tragedia del Personaje 1 que no cae y es mudo. Ésta es la tragedia del Personaje 2 que no cae y calla. Ésta es la tragedia del coro caído que calla.

 

Fin de la tragedia. 

 

 

  (0) Comentarios



claritienda Luzbella