Viaje a CUBA

Deportes / Las Canto...

Bookmark and Share Bajar en formato PDFComentariosVer foto galería

Bajo el rendimiento en Toronto

Ver foto galeríaVisita la foto galería (1)
Perfil de Autor

Por Elliott Castro Tirado

Publicado: martes, 28 de julio de 2015

Nadie puede estar satisfecho con el rendimiento general de la delegación que nos representó en los Panamericanos de Toronto. En ellos, 35 atletas puertorriqueños de diez deportes recibieron medallas, de los poco más de 250 que compitieron. Además, otros boricuas fueron semifinalistas (cuartos) en diez ocasiones, incluyendo cuatro deportes colectivos, que fueron béisbol y voleibol en ambos sexos, que cayeron en partidos en los que se decidió el bronce.

De acuerdo a la contabilidad tradicional, fueron quince nuestras medallas, distribuidas en una de oro, una de plata y las restantes trece de bronce. En la comparación más simple y directa, eso representa un bajón considerable respecto a los Juegos de 2011, en los que obtuvimos seis de oro (máximo histórico), ocho de plata y otras ocho de bronce, para un total de 22.

En el análisis detallado del producto en Toronto, se aprecian y valorizan actuaciones, incluyendo algunas que no produjeron medallas, así como el rendimiento en ascenso de jóvenes, hayan terminado entre los primeros tres o no, pero nada de eso altera la conclusión general antes expuesta.

En cualquier evaluación que se haga tampoco se puede pasar por alto que éstos han sido los Panamericanos con el mayor nivel de competidores, motivado probablemente por el hecho de que los mejores de muchos deportes recibieron boletos para los Juegos Olímpicos de Río 2016. Las ochenta marcas establecidas son una muestra inequívoca de la calidad exhibida por los participantes, especialmente porque esos registros fueron únicamente en deportes de marcas y medición como atletismo, natación, pesas, tiro y tiro con arco, entre otros.

En los deportes de combate la calidad se evalúa al revisar los logros internacionales de los participantes y también fue altísima. Por el contrario, no existe una fórmula científica para medir la calidad de los atletas en deportes colectivos, aunque a simple vista se notó un bajón considerable respecto a Juegos previos.

Además, cada vez se comprueba más que los países de la región están preparando mejor a sus atletas y entrenadores, lo que demuestra el compromiso de sus gobiernos con el deporte y su juventud.

 

Obtuvimos 35 medallas, no 15

Aunque “oficialmente” Puerto Rico obtuvo solo quince medallas, la realidad es que fueron 35 los atletas boricuas que regresaron de Toronto con medallas colgadas al cuello.

Esa es una cantaleta que llevo hace años insistiendo, pero que no ha recibido el respaldo de los directivos del deporte en la Isla y mucho menos los internacionales. A mí me resulta bien sencillo de comprender, especialmente porque lo considero un acto de justicia. ¿Cómo se puede argumentar que el equipo boricua de sofbol femenino esté compuesto por quince jugadoras, que ganaron medalla de bronce tras siete partidos (4-3) … y se asigne a Puerto Rico una sola medalla, mientras atletas individuales de gimnasia rítmica, artística y natación obtuvieron cinco cada uno? Me parece lógico que algo no es justo en esa fórmula oficial.

Insisto en que fueron 35 los medallistas puertorriqueños, porque además de las quince de sofbol, los equipos de ambos sexos de tenis de mesa, que ganaron bronce, estaban compuestos por tres competidores cada uno, mientras el oro y el bronce de vela, fueron producto del esfuerzo combinado de parejas y a cada uno de sus componentes se le colgó una presea al cuello.

Puerto Rico obtuvo sus medallas en diez deportes, que fueron:

Vela                      Oro y bronce

Atletismo              Plata

Lucha                    3 de Bronce

Tenis de Mesa       2 de Bronce

Boxeo                   2 de Bronce

Tenis de Campo    1 de Bronce

Judo                      1 de Bronce

Tiro                      1 de Bronce

Tae Kwon Do       1 de Bronce

Sofbol                   1 de Bronce

 

Desglose de deportes con medallas

  • La de bronce del sofbol femenino fue la única obtenida en diez deportes colectivos en los que participamos.
  • Como ha ocurrido tradicionalmente, los deportes de combate llevaron el peso relativo de nuestra cosecha, con siete de las quince medallas oficiales conquistadas. Lucha (3), boxeo (2), tae kwon do (1) y judo (1) fueron los cuatro deportes de combate cuyos componentes regresaron con preseas.
  • Tres de las medallas fueron aportadas por deportes de raquetas, pues tenis de mesa produjo dos y el de campo una, todas de bronce.
  • La plata de Javier Culson en 400 con vallas y el bronce de la tiradora Yarimar Mercado en rifle de tres posiciones, fueron las únicas en deportes de marcas y precisión.
  •  El oro y bronce en vela, fueron el único producto en deportes acuáticos.
  • Culson y el luchador Jaime Espinal (bronce) se convirtieron en los primeros atletas que han dado al País medallas en Juegos Centroamericanos, Panamericanos y Olímpicos.

 

Más mujeres medallistas

Encabezadas por las quince sofbolistas, nuestras féminas obtuvieron 22 medallas (todas de bronce), por trece los hombres. Las otras fueron las tres del equipo de tenis de mesa, la de Mónica Puig en tenis de campo, la de su tocaya Mónica González en boxeo, la lograda por Yarimar Mercado en tiro y la de Francheska Vélez en vela, junto a Kike Figueroa.

 

Remontadas dramáticas en béisbol y voleibol

Las actuaciones más dramáticas de los nuestros en Toronto fueron las espectaculares remontadas de nuestro equipo de béisbol masculino contra Estados Unidos y el de voleibol del mismo sexo frente a Cuba.

Lamentablemente, fue precisamente contra los hermanos cubanos que sufrimos la derrota más dolorosa cuando perdimos la medalla de bronce, a pesar de haber llegado a la novena entrada con tres carreras de ventaja.

 

Deporte brinda opción a boxeadora

Toda persona, sea atleta o no, tiene una historia, algunas de las cuales superan la imaginación del libretista o escritor más creativo. De las que conocimos de nuestra delegación durante los Juegos, la de la boxeadora Mónica González resultó ser, por mucho, la más dramática.

Sin aspavientos, Mónica narró cómo el deporte le abrió las puertas a una nueva vida, luego de haber pasado desde muy joven entrando y saliendo a penales del País. Ella no culpó a nadie, por el contrario, asumió responsabilidad por todos los errores y delitos cometidos, pero reafirmó su compromiso de no hacer quedar mal a los que le habían dado la mano en el deporte.

Ese caso comprueba la importancia del deporte como vehículo de cambio, especialmente en nuestros jóvenes de ambos sexos. Como sacado de un cuento, Mónica coronó su historia con una medalla de bronce.

 

Muy molesto el pueblo con el basket

La mayor decepción de los Juegos la provocó en nuestro pueblo la bochornosa actuación del baloncesto masculino. Las tres palizas que recibimos de parte de equipos que contaban con jugadores de segundo y tercer nivel, resultaron ser como “la historia de un desastre anunciado”.

Hace unas cuatro ediciones dediqué este espacio a un escrito que titulé “El BSN atenta contra Puerto Rico”. Me refería a la actitud arrogante de los apoderados del Torneo Superior, que a pesar de los compromisos del equipo que nos representa, alargaron el torneo, al extremo que la final del mismo compitió con partidos en Toronto.

Además, impidieron que varios de nuestros mejores canasteros fueran a los Panamericanos y le regatearon auspiciadores al Comité Olímpico.

El país, el deporte en general, el basket en particular, los propios jugadores y el Comité Olímpico y su presidenta Sara Rosario, merecen que el asunto se dilucide a la mayor brevedad. Lo más triste es que el Director del BSN y presidente de la Federación de Baloncesto, también es el Secretario General del COPUR. Aunque hace rato lo debió haber hecho, Carlos Beltrán tiene que decidir si continuará como mero empleado y portavoz de los apoderados del BSN o si asumirá su rol como dirigente en defensa de los mejores intereses del deporte nacional.

También deben ser motivo de honda preocupación que dos atletas de béisbol masculino y voleibol femenino arrojaran positivo a esteroides durante los Juegos, luego que varios otros lo habían hecho en pruebas internas realizadas por el COPUR. El inicialista Nelson Gómez y la central Sheila Ocasio eran piezas importantes en sus respectivas escuadras.

Más adelante continuaré con más reflexiones y análisis de la actuación de nuestra delegación en Toronto, así como el balance para otros países.

  (0) Comentarios




claritienda Betances suena así