Bookmark and Share Bajar en formato PDFComentariosVer foto galería

JAZZ: Lo bueno y no tan bueno del PR Heineken Jazzfest 2017

Ver foto galeríaVisita la foto galería (1)

Publicado: miércoles, 5 de abril de 2017

Dr. Carlos A. Iramain / Especial para En Rojo

 

 

1)  Este JazzFest duró 4 días (del 23 al 26-marzo-2017) pero, el 1er día solo hubo música de “Latin pop”. Solo comentaré y reseñaré los últimos 3 días que fueron dedicados al Jazz.

Evidentemente, lo mejor de este Jazz Fest fueron las extraordinarias actuaciones del gran (saxo/alto/comp/edu), el puertorriqueño Miguel Zenón y la del trío del excelente pianista cubano Harold López-Nussa y en menor medida, la del (pianista/comp/educ) panameño, Danilo Pérez, a quien se le dedicó la edición anual No. 27, de este JazzFest, ahora en el 2017. Zenón presentó su cuarteto. (que ya lleva más de 10 años tocando con él), integrado por el renombrado pianista venezolano, Luis Perdomo, el gran bajista Austríaco, Hans Glawishnig y el muy buen baterista mayagüezano, Henry Cole. Ellos vinieron a presentar y estrenar parte de la música original de Zenón, grabada en marzo-2016 y editada a principios del 2017, con el título de “Típico” (sello Miel/Music). 

De este CD se escucharon 5 piezas, a saber: “Academia” (dedicada a los estudiantes de Zenón, en el “New England Conservatory of Music, de Boston, MA), “Cantor” (dedicada al famoso compositor argentino de Jazz, Guillermo Klein), “Ciclo”, “Sangre de mi sangre” (dedicada a Elena Zenón, hija de Miguel y de 5 años) y “Típico”.

La actuación de Miguel Zenón y su grupo fue deslumbrante y de altísimo nivel jazzístico!.. Miguel sigue evolucionando y de qué manera, con su estilo apasionado, excelente sonido y asombrosa creatividad al improvisar! Todo esto confirma su gran estatura jazzística.

Sus acompañantes también se lucieron grandemente: el pianista Luis Perdomo se destacó y lució inmenso, sobre todo por sus admirables improvisaciones bien inspiradas y por su gran destreza técnica. El bajista Hans Glawishnig no desentonó y aportó una base rítmica junto al excitante trabajo del talentoso baterista de Mayagüez, PR, Henry Cole, a quien lo vi muy mejorado en su accionar.

¿Y cuándo Méndez y Cía. y el Productor del JazzFest, Luis Álvarez le van a dedicar a Zenón un “PR Heineken JazzFest”, quien ya está considerado como el mejor saxofonista de Jazz, de origen latino, en toda la historia de nuestra Latino-América?

Y fíjense las credenciales y logros que ya tiene Miguel: oriundo de San Juan, PR con 40 años de edad, es graduado del “Berklee College of Music”, de Boston (con Bachillerato) y de la “Manhattan School of Music de NYC”, (con Maestría). Además, ha figurado en primerísimos lugares en las Encuestas Anuales de los Críticos del “Down Beat”, ha obtenido prestigiosos “Fellowships” de la Guggenheim Foundation y de la Mac Arthur Foundation, (este último, dotado con U$A 500.000), sus numerosas giras internacionales y sus celebradas actuaciones en importantes JazzFests y JazzClubs, en diversas ciudades del mundo, sus muy cotizadas clínicas y clases magistrales y sus exitosas grabaciones como líder y como acompañante, entre otras distinciones.

Y obviamente, por estos antecedentes, Miguel Zenón es el candidato más idóneo para ser el Homenajeado y dedicarle el próximo “PR Heineken JazzFest”, en el 2018.

Y aunque podría tocar con su grupo, también lo puede hacer junto al espectacular “San Francisco Jazz Collective” (siendo Miguel allí el único de los Jazzistas Fundadores que aún quedan en este octeto.) 

2) La otra actuación muy destacada en el JazzFest del 2017, fue el brillante debut en PR, del excelentísimo pianista cubano, Harold López-Nussa, quien fue erróneamente presentado como “Harold Nussa” (se comieron el “López”).

A Harold López-Nussa, lo acompañó el correcto bajista eléctrico, Julio González y su hermano menor, el superbaterista, Ruy Adrián López-Nussa. Y en el repertorio elegido se escucharon excelentes piezas de autores cubanos, como: Y la Negra Bailaba (de Ernesto Lecuona ) Los Muñecos (de Ignacio Cervantes), Bacalao con Pan (de “Chucho” Valdés), Olvido (de Miguel Matamoros) y 5 originales de López-Nussa, destacándose su gran versión de Me voy Pa‘ Cuba.

Con una técnica depurada y de mucha calidad, tocó estas piezas de manera elegante pero, a la vez, avasalladora, con gran respaldo de su hermano Ray Adrián en los tambores. Ambos sorprendieron al tocar juntos unos pasajes en el piano a “4 manos”.

El extraordinario desempeño de este Trío fue muy aplaudido aquella noche. Ojalá que vuelvan.

3) Y de la actuación del pianista Danilo Pérez podría decirse que fue buena y adonde él impresionó con varios originales suyos pero, cabe destacar aquí el gran trabajo de los saxofonistas Miguel Zenón y de David Sánchez (algo “apagado”), en su ensemble, Danilo también acompañó a los estudiantes puertorriqueños, del “Berklee Global Jazz Institute” y acá, gustó mucho la flautista Krisalis Sotomayor y también, el saxo tenor David Suleiman.

4) Y para finalizar mi narración, les diré que, no dejaron de faltar los acostumbrados “rellenos”… ó sea, grupos de “poca monta” y de escaso nivel jazzístico como los de los pianistas José Negroni, Lannie Battistitni y hasta del veteranísimo Ellis Marsalis, quienes no convencieron, como asimismo el ya muy trillado y repetitivo Spyro Gyra y la muy decepcionante actuación de una “especie” de “Jazz Latino”, a cargo de Bobby Valentín y donde la mayoría de sus integrantes no dieron la talla, como el pianista, el trompetista y el conguero. Recomendamos insistentemente a Valentín que se mantenga en la “Salsa” y que se olvide del “Jazz”, porque le queda muy grande. En fin, entendemos que este fué su “Debut y Despedida”, de la música de Jazz.

Finalmente, el saxofonista invitado Iván Renta tocó muy bien.

  (0) Comentarios



claritienda Lidio Cruz