Bookmark and Share Bajar en formato PDFComentariosVer foto galería

Resurgen lanzadores boricuas

Edwin Díaz
Ver foto galeríaVisita la foto galería (4)
Perfil de Autor

Por Elliott Castro Tirado

Publicado: martes, 21 de marzo de 2017

Los únicos lanzadores de esta generación, que han sido ganadores consistentes en las Mayores elegibles para representarnos han sido Jake Arrieta y Marcus Stroman, ambos productos de la diáspora nuestra en Estados Unidos, pero que rechazaron representarnos en el Clásico. Arrieta decidió no participar en el evento y Stroman lo hizo por el país donde nació.

Precisamente por eso resulta tan alentador el grupo de jóvenes lanzadores boricuas que han tenido destacadísima actuación en el Clásico de Béisbol, que entraba a su etapa semifinal al momento de preparar este escrito.

Llama la atención la pobre evaluación que los escuchas especializados realizó sobre la mayor parte de ellos a la hora de firmarlos al profesionalismo en el llamado “draft”.

 

Berríos, Jorge López 

y Edwin Díaz

Los de mejor ubicación en sus respectivos sorteos fueron José Orlando Berríos, Jorge López y Edwin Díaz. A Berríos lo escogió Minnesota en el turno 32 de la primera ronda del 2012. El joven de 22, a quien apodan “La Máquina” y quien estuvo en el Clásico de 2013, no pudo hacerse justicia en su debut en las Mayores, pues el año pasado tuvo marca negativa de 3-8 y 8.02 en catorce salidas con los Gemelos.

A Jorge López, por su parte, Milwaukee se lo llevó temprano en la segunda vuelta del 2011. El derecho, que hoy tiene 24, tuvo su bautismo en las Mayores en el 2015, con dos encuentros con el mismo equipo que lo firmó.

En la tercera ronda del mismo sorteo de 2012, Seattle firmó a Edwin Díaz, cuyo progreso ha sido espectacular. En 2016 y apenas en su cuarto año como profesional, Edwin ya era su cerrador en las Mayores. El joven que ahora tiene 22, posee una recta que ronda las cien millas por hora, la que le facilitó ponchar 88 en las 51 entradas que trabajó en 49 encuentros con el equipo grande. El apodado “Sugar” salvó con éxito en las primeras once oportunidades y en total tuvo 18 en 21. 

 

A los otros los escogieron bien abajo

Casi todos los restantes fueron escogidos en rondas bien lejanas, aunque algunos han superado las expectativas. Aun a Héctor Santiago, quien luce como el más sólido de los nuestros, pues desde el 2013 es un lanzador de cabecera en las Mayores, en el 2006 los Medias Blancas lo escogieron en la ronda 30. Con 29, el año pasado Héctor tuvo marca de 13-10 con 4.30 entre Anaheim y Minnesota. 

En su tercera campaña con Texas, Alex Claudio aparenta establecido como un relevista de impacto y no solo como especialista frente a bateadores zurdos. Irónicamente Texas lo seleccionó en la vuelta 27 del draft de 2010 y en el 2016 trabajó en 39 encuentros con marca de 4-1 y 2.79.

Definitivamente, los Mets no han tenido mucha confianza en el talento de Seth Lugo, a quien firmaron en la ronda 34 de 2011. Sin embargo, ante la epidemia de lesiones de sus establecidos, el pasado año lo subieron y el derecho de 27 tuvo actuación más que aceptable con 5-2 y 2.67 en 17 encuentros, de los que abrió ocho.

 

José de León es un tesoro escondido

A José de León ningún equipo lo escogió hasta que los Dodgers lo hicieron en la vuelta 24 del sorteo de 2013. Sin embargo, desde entonces desarrolló una bola rápida que ronda las cien millas por hora. Con 24 tuvo su bautismo de fuego en el 2016 y Tampa Bay lo adquirió en un cambio de importancia.

En el 2013 Hiram Burgos trabajó en seis partidos con Milwaukee, equipo que lo seleccionó en el 2009 en la sexta ronda. El derecho de 29 tuvo marca de 10-10 y 4.40 en Triple A el año pasado.

Por su parte, Joseph Colón fue escogido por Cleveland en la ronda doce de 2009. Una lesión y una posterior suspensión de cincuenta juegos tras haber arrojado positivo en una prueba de dopaje, han retrasado su desarrollo. Aun así, el derecho de 27 debutó en las Mayores el año pasado.

Al relevista zurdo Giovanny Soto, Filadelfia lo seleccionó en la vuelta 46 del sorteo de 2008. Su única experiencia en las Mayores hasta ahora han sido seis juegos con Cleveland en el 2015. El relevista zurdo de 25 estuvo en el 2016 con el equipo de Triple A de los Cachorros.

En el equipo que nos representa en el Clásico también está Juan Carlos Romero, un veterano relevista zurdo de cuarenta años, que en 1997 fue escogido por Minnesota en la vuelta 21. Durante catorce años y hasta el 2012, Romero lanzó para siete equipos en las Mayores. Luego lo hizo en ligas independientes y en el 2016 solo tiró en Puerto Rico. Aun así, se ganó un puesto en nuestra escuadra por mantener una exelente condición física.

 

4 no han tirado una en las Mayores

Entre nuestros lanzadores hay cuatro que no han tirado una bola en las Mayores. El de mejor proyección entre ellos aparenta ser Joe Jiménez, un relevista derecho de velocidad meteórica, quien en cuatro temporadas en las Menores ha acumulado excelentes números de 14-6 y efectividad de 1.59. En el 2016, trabajó en tres divisiones diferentes de la finca de Detroit y en todas con gran éxito. Jiménez no fue seleccionado por ningún equipo en el sorteo de 2013.

En ese mismo año, Emilio Pagán fue escogido por Seattle en la décima vuelta. Actuando como relevista, el derecho de 25 años, tuvo estadísticas más que aceptables en Doble A y Triple A.

Miguel Mejías tampoco ha lanzado en las Mayores. En el 2009 nadie lo seleccionó y luego se fue a Japón, pero lejos de frustrarse, trabajó más fuerte y con 29 ahora mismo está en la finca de los campeones Cachorros de Chicago.

El cuarto de ese grupo es Orlando Román, veterano de 38, que fue escogido por los Mets en la ronda 31 de 1999 y quien lleva ocho años lanzando en México y Japón y pronto lo hará en China.

  (1) Comentarios



claritienda Rita