Bookmark and Share Bajar en formato PDFComentariosVer foto galería

Cartas desde la cárcel. Antonio Gramsci

Ver foto galeríaVisita la foto galería (1)

Publicado: viernes, 6 de octubre de 2017

 

 

[Parte de una selección de las Cartas desde la cárcel de Antonio Gramsci, editadas y traducidas por Manuel S. Almeida para Claridad.]

 

21.

14 de enero de 1929

Queridísima Giulia,

Espero todavía tu respuesta a mi última carta. Cuando hayamos retomado una conversación regular (si bien en intervalos largos), te escribiré tantas cosas sobre mi vida, sobre mis impresiones, etcétera, etcétera. Mientras tanto, tú debes informarme sobre cómo Delio interpreta el mecano. Esto me interesa mucho, porque nunca supe decidir si el mecano, quitándole al niño su propio espíritu inventivo, sea el juguete moderno que más se pueda recomendar. ¿Qué piensas tú sobre ello y qué piensa tu padre? En general, yo pienso que la cultura moderna (tipo americano), de la cual el mecano es la expresión, hace al hombre un poco seco, maquinal, burocrático y crea una mentalidad abstracta (en un sentido diverso de aquel entendido como “abstracto” en el siglo pasado). Hubo la abstracción determinada por una intoxicación metafísica, y está la abstracción determinada por una intoxicación matemática. Cómo debe ser interesante observar las reacciones de estos principios pedagógicos en el cerebro de un niñito, que además es nuestro y al cual estamos ligados por un sentimiento bien distinto al simple “interés científico”. Queridísima, escríbeme largo. Te abrazo fuerte, fuerte.

 

Antonio

 

22.

 

9 de febrero de 1929

 

Queridísima Tania,

¿recibiste la media hoja que te escribí hace 15 días en la carta para mamá? Yo recibí tus cartas del 4 y del 5 de febrero (con la carta de Giulia). Aquí tuvimos 4 o 5 días de mucho frío, con una nevada excepcional; pero fue un paréntesis. El tiempo se compuso y el sol está nuevamente primaveral. La famosa bolsa para agua caliente me fue muy útil: me ayudó a superar brillantemente la situación, sin mayores molestias. Hoy recibí los 5 números del Marzocco que no me habían llegado. Quizás tú hayas advertido a la librería que algunas revistas del 1º del año no me llegaban más, como te escribí, y por eso me los mandó. Por otro lado, todavía no he recibido la Rassegna settimanale della Stampa Estera. Tampoco he recibido el número del 20 de enero de la Fiera Letteraria que me interesa tener (los otros números los tengo). Nuevamente te repito que avises que no me mandan más libros nuevos. Ahora que puedo escribir en celda, tomaré nota de los libros que necesito y cada cierto tiempo le pediré a la librería. Ahora que puedo tomar apuntes en cuadernos, quiero leer según un plan y profundizar determinados temas y no ya “devorar” los libros. Pienso que sólo excepcionalmente, por algún buen libro de actualidad, del cual yo no puedo conocer su existencia, se pueden obviar el avisarme antes. Por otro lado, la librería, que seguro no apunta en un fichero lo que envía, ya me mandó libros repetidos. ¿Sabes? Escribo ya en celda. Por ahora sólo hago traducciones, para soltar la mano; mientras tanto, pongo orden en mis pensamientos. – Había siempre olvidado preguntarte algo que me interesa mucho: ¿podrás averiguar con el abogado si el juez instructor militar ha tenido problemas por las declaraciones hechas por mí y por Terracini en el Tribunal Especial? ¿Se quejó de ello con el abogado? Lo que él me había dicho era demasiado importante para mi defensa como para que yo pudiera tener discreción; además, él no me habló a solas sino en presencia del canciller, con abundancia de detalles, de modo que yo creí estar autorizado de servirme de sus afirmaciones. No obstante, me apenaría si él hubiese tenido problemas, porque en él no hubo saña en contra mía. Querida Tania, escríbeme más a menudo: ¿te has olvidado de las postales?

Te abrazo

Antonio

 

 

 

1 Gramsci traduce de los hermanos Grimm, de Carlos Marx, lleva a cabo ejercicios de lengua alemana sobre la poesía de Goethe, del Goethes Gesprache mit Eckerman de J.P. Eckerman, de la revista alemana Die Literrische Welt, entre otras cosas.

  (0) Comentarios



claritienda Mercedes