Bookmark and Share Bajar en formato PDFComentariosVer foto galería

Transformación que conduce al retroceso

Ver foto galeríaVisita la foto galería (1)
Perfil de Autor

Por Emilio Nieves Torres

Publicado: martes, 4 de septiembre de 2018

Julia Keleher y el gobernador, Ricardo Rosselló, insisten en que están cumpliendo con la transformación del Departamento de Educación. Dicha transformación, lejos de cambios favorables para las escuelas públicas, ha implicado la imposición de medidas que conducen a retrocesos. Lo que habíamos adelantado en los procesos administrativos quedó trastocado con la centralización que implantó la Secretaria de Educación, evidenciando retrocesos en la matrícula de estudiantes,reubicación y nombramientos de maestros, servicios de transportación escolar, aumento en la cantidad de estudiantes por grupo, violación de turnos en el registro de elegibles, violación del derecho de antigüedad, cierre de salones y compra de vagones, maestros sin salón de clases, atropelladas pruebas de dopaje, entre otras.

La matrícula de estudiantes se realizaba en cada escuela por directores, maestros y padres que colaboraban para tener una información más precisa de la matrícula proyectada para el próximo año escolar. Los directores certificaban la matrícula e informaban por línea (internet) al nivel central. Por primera vez, una Secretaria de Educación prohíbe a los directores que intervengan en el proceso y convoca a los padres a matricularse en línea. Tuvo que abrir en varias ocasiones el proceso y finalmente admitir que 18,000 estudiantes no se habían matriculado. A fines del mes de julio le solicita ayuda a los directores escolares que colaboren con la matrícula de estudiantes.

En el proceso de reubicación de maestros y nombramientos, el proceso se iniciaba en cada escuela identificando los recursos humanos necesarios para el próximo año escolar. El Distrito Escolar fiscalizaba el proceso y la Región Educativa realizaba el proceso de reubicación y nombramientos. Por primera vez en la historia, la Secretaria centraliza el proceso de reubicación y nombramientos y pretendía hacerlo todo en línea (vía email). Contrató una compañía privada y cometieron un sinnúmero de errores en la reubicación de maestros violando el derecho de antigüedad en la asignación de plazas y de programas de trabajo. Finalmente, la Secretaria pide ayuda al personal de las Regiones Educativas, las cuales desconocían cómo resolver los errores provocados desde el nivel central. Nunca había ocurrido que, en el primer día de inicio del año escolar, más de 1,500 maestros permanentes no tenían escuelas asignadas y tuvieron que acudir a las regiones educativas a resolver su proceso de reubicación. El mismo día que la Secretaria afirmaba que solo faltaban 800 maestros por reubicar, habían 1,500 en las regiones educativas. En años anteriores, el 100% de los maestros a reubicarse (incluyendo a los de escuelas cerradas) ya estaban ubicados antes del mes de julio.

La primera lección que Keleher y Rosselló deben aprender es que el uso de la tecnología debe ser integrada a los procesos administrativos para complementar, no para deshumanizar y desorganizar. La segunda lección es que el éxito de una verdadera transformación se fundamenta en la participación democrática, no en la dictadura.

 

El autor es presidente de UNETE.

 

  (0) Comentarios




claritienda Luzbella