Bookmark and Share Bajar en formato PDFComentariosVer foto galería

Proclama del Partido Nacionalista ante el sexagésimo cuarto aniversario de la Revolución de Lares

Ver foto galeríaVisita la foto galería (1)

Publicado: miércoles, 19 de septiembre de 2018

“Cumple el día 23 de setiembre de 1932 la nacionalidad portorriqueña, sesenta y cuatro años de bautismo. Un tal día del inolvidable 68, los libertadores de Lares bautizaron con su sangre el maravilloso cuerpo de la nación.

Un algo de perfumada veste recorre nuestras recordaciones semejante a una clarinada de fe religiosa, exaltada por los lazos indisolubles del concepto de patria libre. Como que desde el anfiteatro de la inmortalidad un efluvio de alegría perfecta nos ablanda el calvario y nos ilustra el decoro.

Es que los libertadores, a título de inmortales, dulcifican la vida de los pueblos oprimidos instituyéndose en guardianes del código del honor. Allí donde reposa el mayor número de muertos ilustres radica la más vigorosa dignidad nacional, porque los pueblos se sostienen de la gloria de sus muertos ilustres.

Puerto Rico, el único país de América que ha producido la santidad y por desgracia el único país de América que sufre la más degradante de las esclavitudes, se sostiene espiritualmente gracias a la olímpica gesta de Lares, que marcó, para orgullo de las generaciones venideras, el génesis de la república más tierna de América.

Y fueron hombres puros y hombres sabios los patriarcas del 68; puros como la esencia del dolor supremo y sabios como la hermosura del Todopoderoso. Se inspiraron en Dios y produjeron infinita fe redentora.

Así vivieron y así enseñaron a vivir una vida de purísimas libertades y de sabias fulguraciones, abominando a los hombres empequeñecidos por la traición y demandando pureza y sabiduría de aquellos que custodiasen el sagrado amasijo de la independencia patria.

Han pasado sesenta y cuatro años de política reaccionaria, en los que el sacrilegio, erigido en nombre de beatitudes, traicionó la sublime enseñanza de los libertadores; sesenta y cuatro años de solapada hipocresía en el mercado del deshonor.

Pero surgió a tiempo el celo de los muertos ilustres. Vibró en el cielo de las redenciones humanas el nacimiento del nacionalismo de Puerto Rico bajo cuya bandera, que es la bandera de la patria, se guarnecen los hijos de los libertadores del 68; asegurándose así la custodia preciosa de las libertades portorriqueñas.

El nacionalismo de Puerto Rico, depositario en América de la fe de los libertadores, celebra el día 23 de setiembre de 1932 la fiesta del patriotismo en Lares, cuna de los primeros héroes de la independencia. A esta fiesta del espíritu invita a todos los portorriqueños que no hayan empeñado sus almas a la traición, deseando contribuir con la devoción de los buenos creyentes en la religión de la patria al homenaje que se tributa a los padres de la historia nacional.

Dado en San Juan, Puerto Rico, a los veintiún día del mes de setiembre, sexagésimo cuarto año de la proclamación de la república.”

 

P. Albizu Campos

Presidente del Partido Nacionalista de Puerto Rico

Rafael Rivera Matos

Secretario General

Reproducido de: Pedro Albizu Campos, Obras Escogidas, 1923 – 1936, Tomo I. San Juan: Jelofe, 1975, pp. 220 – 221.

  (0) Comentarios




claritienda Cortázar