colecta copy
Bookmark and Share Bajar en formato PDFComentariosVer foto galería

Fracasa el plebiscito

Ver foto galeríaVisita la foto galería (3)
Perfil de Autor

Por Cándida Cotto

Publicado: miércoles, 14 de junio de 2017

El boicot ganó el plebiscito y la estadidad va perdiendo adeptos. Eso es lo que evidencian los resultados del llamado “plebiscito para la inmediata descolonización de Puerto Rico”, celebrado este domingo. Según los números de la Comisión Estatal de Elecciones (CEE) sólo el 23% del electorado acudió a votar en el plebiscito de un total de 2.3 millones. En un recorrido durante la mañana por varios centros de votación en el área metropolitana, pudimos ver la poca asistencia y apreciar que la mayor parte de los que se movilizaron eran personas de avanzada edad. 

Los datos hablan por sí solos: la estadidad obtuvo 502,616 votos: 7,779 la libre asociación o independencia: y el estatus terriorial actual, 983, para un total de 518,199 votos. Tanto las organizaciones independentistas y las que promueven la libre asociación, mediante el llamado Junte Soberanista (JS) habían promovido el boicot ante la decisión del Partido Nuevo Progresista (PNP) de incluir la alternativa de la colonia, el estatus político actual en la consulta. Por su parte el Partido Popular Democrático (PPD) que favorece la colonia impulsó a sus seguidores a depositar papeletas en blanco o el no acudir a votar e “irse pa’ la playa”. 

Aun cuando el gobernador Ricardo Rosselló y los otros líderes de su partido reclamaron este domingo un trinunfo de la estadidad – de las cinco consultas de estatus que se han celebrado en Puerto Rico desde el 1967 al presente- en la presente es cuando menos votos ha obtenido la estadidad. En el plebiscito del 2012 la estadidad obtuvo 44.61 de los votos, lo que representó una reducción a su respaldo de los plebiscitos de 1993, cuando obtuvo un 46.3% y del 1998, cuando obtuvo el 46.5% de los votos. Es decir que los votos de 500 mil de este plebiscito, son menos que los 788 mil votos del 1993, que los 728 mil del 1998 y los 805 mil de 2012. En el 1967 la estadidad obtuvo el 39% de los votos, el ELA el 60.4%.

El analista político Carlos Gallisá, analizó para CLARIDAD que si se compara con las elecciones del 2016, Rosselló obtuvo más votos, 660, 145 mil, más que la estadidad en la presente consulta. Llama la atención además que en las primarias del 2016 entre Rosselló y Pedro Pierluisi votaron 467 mil penepés, unos 33 mil menos que los votos obtenidos en este plebiscito. En las elecciones del 2012 votaron 1.8 millones, ese número bajó en el 2016 a 1.5 millones. 

 

Un fracaso el plebiscito

Por su parte el liderato del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) una de las organizaciones que participó del Junte Soberanista, señaló que el plebiscito constituía un “fracaso para aquellos que se dejaron imponer la inclusión de la opción colonial con tal de impulsar un proceso con un aval federal imaginario, y solo servirá para dramatizar el desinterés y el rechazo a cualquier proyecto de anexión en el Congreso.

La inclusión de la colonia ya rechazada por nuestro pueblo desmovilizó a la mayoría del electorado que respondió al llamado al boicot como repudio a la humillación de proponer la colonia como solución al problema colonial”.

En conferencia de prensa en horas de la tarde del domingo conocidos los resultados el PIP dio a conocer lo que dijo serían sus próximas iniciativas para impulsar la descolonización a través de lo que dijo podría llamarse el “Proyecto por la Soberanía Nacional”. 

El primer paso de este proyecto se dijo será reunirse con representantes de diversas organizaciones e individuos independentistas y de la libre asociación para realizar esfuerzos conjuntos en EE UU. La actual comisionada electoral del PIP María de Lourdes Santiago, a pregunta de CLARIDAD sobre este esfuerzo, expuso, que el evento del plebiscito en este caso demostró “ser un instrumento inútil, inservible, la pregunta ahora para los que creemos en la descolonización es, qué vamos hacer en los próximos años y de hecho cuando se comenzó a hablar del proyecto original, aquí se hizo un adelanto importante estableciendo unos espacios, ese esfuerzo hay que retomarlo, solidificarlo”. En esa dirección dijo que el PIP se propone promover como un posible mecanismo el proyecto del congresista Luís Gutiérrez, HR 900 (ya radicado) el cual reclama al Congreso que enfrente el tema colonial de Puerto Rico y propone una votación sobre las alternativas soberanas de independencia y libre asciación. Santiago hizo la salvedad de que el proyecto no estaba “escrito en piedra” pero que uno de los fallos del plebiscito actual es que no confronta a los noretamericanos con el problema del estatus. Otro asunto fundamental que señaló es el reconocmiento de que hay más puertorriqueños fuera que en la isla por lo que había que fortalecer los lazos con la diáspora para crear opinión en los medios en EE UU y crear presión política. 

En el plano internacional el PIP anunció que denunciará ante los organinismos internacionales a los cuales pertenece -COPPAL y la Internacional Socialista- la farsa de este plebiscito y, por supuesto, su comparesencia a las vistas del Comité de Descolonización de la ONU, el próximo lunes 19 de junio. Sobre este particular a pregunta de CLARIDAD de si consideraba que ante las actuales circunstancias de la celebración del plebisicto, la presencia de la Junta de Control Fiscal, del hecho de que ya no hay prisioneros políticos por la lucha independentista, qué expectativas se puedan tener de la vista ante el Comité: Santiago, apuntó que, el escenario en EE UU es complicado en la medida en que no tiene un gobierno ...busca una palabra con la cual poder describir al presidente Donald Trump, “una caricatura retrógrada, es un escenario difícil”. Aun así atribuyó que el hecho de que haya una JCF lo que constituye un colonialismo crudo en la historia moderna de la humanidad es un elemento distinto para estas vistas. 

Por último se destacó que “aquí en Puerto Rico redoblaremos esfuerzos para continuar concertando esfuerzos e iniciativas conjuntas con los sectores que están comprometidos con el logro de nuestra soberanía nacional”. 

En tanto otra de las organizaciones que participó del JS, Vamos también calificó de fracaso el plebiscito y destacó que que éste tuvo la participación electoral más baja en la historia de las consultas de estatus, y una clara disminución en el apoyo a la estadidad. “No creemos que esa votación refleje el sentir de los puertorriqueños en torno a las opciones de estatus sino que, realmente nuestra gente no tomó en serio la propuesta de ‘descolonización inmediata’ ni la propaganda fantasiosa que le acompañó”, señaló Justo Méndez Arámburu, coordinador general de Vamos. 

 

La estadidad en los plebiscitos: 

 

2017: 502,616

2012: 834,191

1998: 728,157

1993: 788,296

1967: 274,312

 

 

Plebiscitos

 

1967

23 de julio. Gobernador: Roberto Sánchez Vilella (PPD).

Resultados:

Estado Libre Asociado: 60.4%

Estadidad: 39%

Independencia: 0.06%

 

1993

14 de noviembre. Gobernador: Pedro Rosselló (PNP)

Resultados:

Estado Libre Asociado: 48.3%

Estadidad: 46.3%

Independencia: 4.4%

 

1998

13 de diciembre. Gobernador: Pedro Rosselló (PNP)

Resultados:

Estado Libre Asociado: 0.1%

Libre Asociación: 0.3%

Estadidad: 46.5%

Independencia: 2.5%

Ninguna de las anteriores: 50.3%

 

2012

6 de noviembre. Gobernador: Luis Fortuño (PNP)

Resultados:

¿Está de acuerdo con mantener la condición actual?

Si 46.03%   No 53.97% 

 

¿Qué opciones de estatus favorece? 

Estadidad: 61.16%

ELA Soberano: 33.34%

Independencia: 5.49%

 

El reclamo de 61.13% que hace el PNP no cuenta las 470 mil papeletas en blanco que depositaron en las urnas los seguidores del PPD siguiendo instrucciones del partido como protesta al plebiscito. De contarse esas papeletas como voto de protesta emitidas, el ELA Soberano tendría 24.32% y el voto en blanco, ambos seguidores del PPD, tendría un 26.04% para un total de 50.36% de 1,804,734 emitidos. La estadidad tendría entonces 44.61% en vez de 61.13%. 

Lo anterior significa que la estadidad, en el plebiscito del 2012 al alcanzar 44.61% redujo su respaldo de los plebiscitos de 1993 (46.3%) y del 1998 (46.5%).

Los votos aproximados de 500 mil en 2017 es menos que los 788 mil votos del 1993, los 728 mil del 1998 y los 805 mil del 2012.

Los votos de Ricardo Rosselló en las elecciones de 2016 sumaron 660 mil, 145 mil menos que los obtenidos por la estadidad en el plebiscito de 2012. 

El total de electores inscritos para votar asciende a 2.8 millones. En las elecciones de 2012 votaron 1.8 millones, en las de 2016 solo 1.5 millones.

Los 500 mil votos de este plebiscito del 2017 es una tercera parte o 33% de los votantes de las elecciones del 2016. Del total de inscritos (2.8 millones) los 500 mil que participaron en el plebiscito 2017 representa un 22%.

En las primarias del 2016 entre Rosselló y Pierluisi votaron 467 mil, unos 33 mil menos que los votos del plebiscito del 2017.

 

  (0) Comentarios




claritienda Colección 30 años