Bookmark and Share Bajar en formato PDFComentariosVer foto galería

Un Oscar López en la calle trabajando

Los artistas del mural
Foto por: Alina Luciano Reyes/CLARIDADl
Ver foto galeríaVisita la foto galería (3)
Perfil de Autor

Por Gabriela Ortiz Díaz

Publicado: martes, 9 de enero de 2018

Como otros hombres y mujeres trascendentales, la figura del compañero Oscar López Rivera tiene detractores y gente que cree y apoya su gesta patriótica. El pasado 6 de enero, Día de Reyes y día del 75 cumpleaños del exprisionero político, decenas de personas se reunieron en Río Piedras una vez más para celebrar la vida del compatriota. Luego de varios años realizando esa festividad, fue la primera vez que el homenajeado compartió entre la gente que lo quiere. 

A raíz de la cobertura tergiversada ofrecida por la prensa local al mensaje que López Rivera expresó en la actividad, se volvió a destapar el desagrado que sienten algunos y algunas por este hombre que estuvo en prisión 35 años de su vida por reclamar la libertad de su país. Claro está que los medios informativos del país escogieron un fragmento del discurso de Oscar intencionadamente y lo presentaron fuera de contexto para provocar reacciones en el público. 

Ya es sabido cómo es la cobertura mediática. El foco en este caso, a pesar de todo lo que se pudo haber reseñado de la celebración de cumpleaños, fue las expresiones en las que Oscar instaba a los estadounidenses a irse de Puerto Rico y a dejar a los puertorriqueños solos resolver los asuntos de la isla. Lo que los medios olvidaron explicar fue el porqué de esas declaraciones. Oscar se refería a que, luego del huracán María, ha podido constatar cuando colabora a reconstruir – o construir – el país que sobrevivió al embate que las brigadas estadounidenses, en muchas ocasiones, no están trabajando, pero sí cobrando. 

En esa misma línea de pensamiento, Clarisa López, hija de Oscar, indicó micrófono en mano que “la accesibilidad de mi papá es en la calle. Ustedes quieren ver a Oscar López, búsquenlo en la calle trabajando. Mi papá salió a trabajar, mi papá salió a construir un Puerto Rico digno para todos los puertorriqueños y puertorriqueñas. Qué lo busquen en el pueblo de Loíza, en Santurce caminando, en Las Marías, que vayan a Ciales”. 

En un aparte con CLARIDAD, Oscar López comentó que durante todos estos meses luego de la devastación de María, él ha dicho presente en comunidades de diversos pueblos para extender su mano solidaria. Sobre el tema dijo que “nosotros (el pueblo puertorriqueño) hemos hecho todo lo posible por ayudar a reconstruir o construir nuestro país. Todas las corporaciones estadounidenses llegan con la mentalidad de aprovechar el momento para hacer dinero. Por ejemplo, el Cuerpo de Ingenieros de Estados Unidos subcontrata a una corporación, y esa contrata a otra”.

“Estamos así por la corrupción, porque el dinero nunca se usó para infraestructura, sino para pagarse unos a los otros, para los contratitos”, añadió. 

Sin embargo, según él, “de todo lo negativo, trato de sacar lo positivo”. En ese sentido, “María nos ofrece la oportunidad de apreciar a un Puerto Rico que estaba escondido. Muchas personas no viven en las comunidades marginadas, donde la pobreza es rampante y la niñez se pierde, ahora nadie puede decir Buen Consejo no existe, Villa Cañona no existe porque está todo destapado”, aseguró quien ha estado mano a mano con esos sectores. 

De otro lado, CLARIDAD también le preguntó al exprisionero sobre los viajes al exterior de Puerto Rico que ha realizado durante los meses que ha disfrutado en la libre comunidad. Oscar López precisó que dependiendo el país visitado, cambiaba la apreciación que tenían de Puerto Rico y de su situación política. En octubre, por ejemplo, el líder independentista viajó a la ciudad rusa de Sochi y participó del XIX Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes. 

“En Rusia no teníamos representación puertorriqueña, nosotros estábamos bajo la bandera estadounidense. Es triste ser un ser colonizado y a la misma vez estar representado por la nación que nos coloniza”, recordó. También comentó que al hablar con jóvenes rusos el denominador común era que igualaban a los puertorriqueños con los estadounidenses. “La afirmación de mi puertorriqueñidad no se puede cambiar por nada. El mito es que somos parte de Estados Unidos, pero no, nosotros somos una colonia de Estados Unidos y como colonia tenemos todo el derecho de luchar por nuestra independencia”, les contestaba a los rusos. 

En Cuba, por otra parte, fue condecorado en noviembre con la Orden de la Solidaridad en una ceremonia en el Memorial José Martí, en La Habana. “El pueblo cubano me recibió con muchísimo amor…La experiencia se convierte en conocimiento y yo espero poder compartir lo aprendido en Cuba con diferentes personas aquí en Puerto Rico”, manifestó el luchador independentista. 

“Para entender lo que se logró con la excarcelación mía, se debe saber lo que son 35 años de prisión”, comentó Oscar en aras de ir concluyendo la entrevista y de reflexionar sobre su mejor obsequio de cumpleaños. “Mi mejor regalo ya lo tuve”, dijo para referirse a la unidad y creatividad que exhibió la campaña para su excarcelación. 

 

  (0) Comentarios




claritienda Lidio Cruz