Bookmark and Share Bajar en formato PDFComentariosVer foto galería

Puerto Rico necesita cambios radicales

Ver foto galeríaVisita la foto galería (1)
Perfil de Autor

Por Cándida Cotto

Publicado: martes, 9 de enero de 2018

Las perspectivas económicas para este año 2018 no parecen estar muy lejos del desastre del año que acaba de terminar. La nueva reforma contributiva aprobada por el Congreso y Presidencia de Estados Unidos parece marcar el derrotero económico de la Isla. 

A juicio del profesor en economía, doctor Ricardo Fuentes a la luz de esta nueva reforma, si Puerto Rico no hace cambios radicales en cómo maneja su política económica, la reforma contributiva será un golpe mortal para el sector manufacturero en la Isla. Frente a esta circunstancia consideró que lo que nos espera es la aceleración o mínimamente la continuación de la salida de estas empresas de la Isla.

Ante la necesidad de cambio, a la pregunta de cómo entonces desarrollar una economía con las limitaciones políticas y económicas que tiene Puerto Rico, el profesor Fuentes opinó frente a este dilema que cuando se discute se tiende a caer en uno de dos extremos. Por un lado, están los que plantean que las limitaciones políticas y económicas de la colonia implican que en el presente no podemos hacer nada para adelantar el desarrollo económico de Puerto Rico. Al otro extremo están los que no reconocen que la colonia es una limitación fundamental a nuestro desarrollo. 

“Creo que hay que reconocer que existen políticas que se pueden implementar en el corto y mediano plazo, dentro del marco colonial, para propiciar el desarrollo económico. Podemos fomentar el cooperativismo, los derechos sindicales, los impuestos progresivos, etc. Todo eso se puede hacer ahora, y propiciar el desarrollo. Sin embargo, para sostener ese desarrollo en el largo plazo, no cabe duda que se tiene que resolver el estatus colonial”.

En esa dirección señaló que la intensificación de la emigración es una confirmación de que nuestro modelo económico ha colapsado. Denunció que ha quedado también en evidencia, al menos hasta el momento, que el gobierno de Estados Unidos no tiene nada que ofrecer a los puertorriqueños más allá de abandonar nuestros hogares. “Eso es lo que pretenden que hagamos: que hagamos maletas y nos marchemos. Esto es una emigración forzosa, que representa el máximo y último saqueo del capitalismo colonial en la Isla”.

Aún así reiteró que desde la coyuntura actual se pueden dar pasos concretos para propiciar el desarrollo, como sería fomentar las cooperativas de trabajo, los impuestos progresivos, o los derechos sindicales y de manera similar podemos luchar con firmeza contra los recortes en áreas claves como salud y educación.

 

¿Cuáles son las fortalezas que tiene el país?

El entrevistado miembro de la Asociación de Economía Política (AEP) destacó que el país tiene un sistema universitario que nos puede insertar con éxito en la economía del conocimiento, si se hace de una forma planificada. Se tiene además una comunidad dispersa pero sólida de empresas solidarias o alternativas, incluyendo cooperativas de trabajo y corporaciones propiedad de trabajadores. Sugirió que se debería concentrar en estas dos ventajas. 

Por el lado de las desventajas dijo que hay dos graves. Una las limitaciones del marco colonial, las cuales son ahora aún más restrictivas bajo la Junta de Control Fiscal (JCF). Y la segunda, denunció, la incapacidad de sectores progresistas de arrebatarles el poder político a los dos partidos dominantes. “Si no se logra elegir un ejecutivo y una legislatura comprometida con el desarrollo económico, en lugar de la austeridad, no veo mucho futuro para nuestra economía”. 

El doctor Fuentes llamó la atención a que la desigualdad que existe en la Isla ilustra que en Puerto Rico sí hay riqueza, el problema es que está acumulada en las manos de unos pocos. Precisó que en el 2015, Puerto Rico fue identificado como el séptimo país más desigual del mundo. “Está bien establecido que la desigualdad atrasa el desarrollo económico, y reducir la desigualdad lo estimula. La prioridad para el gobierno debe ser la reducción de la desigualdad a través de impuestos progresivos y atacando la evasión de cuello blanco. Esto aumenta los recaudos del gobierno a la vez que estimula el desarrollo”.

 

  (2) Comentarios




claritienda Tambuyé