Bookmark and Share Bajar en formato PDFComentariosVer foto galería

LIBROS: Poéticas, islas, objetos perdidos y lugares sin fin

Ver foto galeríaVisita la foto galería (4)

Publicado: martes, 9 de enero de 2018

Aurea María Sotomayor es una de nuestras mejores poetas. Si pensamos que la poesía es el género literario en el que Puerto Rico se ha destacado por su calidad consistente, entonces eso de que Sotomayor Miletti es una de nuestras mejores poetas es decir que es una de nuestras mejores escritoras.

Eso constata además por su trabajo como antóloga y como una estudiosa de la literatura que ha publicado esclarecedores ensayos de crítica literaria desde hace décadas. Dos ejemplos: Hilo de Aracne. Literatura puertorriqueña de hoy (1995) y Red de voces: Poesía puertorriqueña contemporánea (La Habana: Casa de las Américas. 2011). 

La poeta y crítico entra a hurtadillas en ese terreno semi-prohibido que es el poema, esa comunicación, que según T.S. Eliot, no se nos dirige y que por eso nos causa ese curioso deleite. Entonces, no solo se trata del análisis de textos, sino de historiar la creación lírica. Ahora, hace apenas unas semanas, tenemos otro manjar: Entre objetos perdidos. Un siglo de poesía puertorriqueña (San Juan: UNE. 2017)

Este libro retoma aquella reflexión de 1995 para calibrar los valores que se ejercitan en el quehacer antológico y como una propuesta para la difusión y circulación de la literatura puertorriqueña. 

En el libro se detiene de manera brillante sobre aspectos como los límites de la propiedad de quien escribe un poema y de quien lo traduce; la urgencia de un diálogo con Hispanoamérica desde las antologías; el contexto histórico de la creación lírica y la propia poética y ejercicio de antologar.

El libro contesta varias preguntas pertinentes a la labor crítica y a la valoración de un cuerpo literario colectivo.

Sotomayor Miletti ha publicado además Poéticas que armar: modos poéticos de replicar al presente en la cultura puertorriqueña (Cabo Rojo:Educación emergente. 2017), quince lúcidos ensayos críticos. 

Lo que quisiera que tuvieran en mente cuando apenas doy noticia de estas dos publicaciones, es que se trata de un par de libros en los que la teoría literaria está presente sin alejarse de la belleza de la escritura. La lucidez teórica de Sotomayor nunca se separa del hecho estético. Digamos que desde su “falsa guía para transitar por el libro” lo sabemos. Lo sabemos quienes hemos seguido su trabajo desde el primer libro”

“Escribir es traducir, y leer también. Leer es incitar a un lector que va formándose a la medida de su necesidad, o de su posible réplica e incorporación activa al haz de signos: el espacio de en medio quedo en suspenso. En fin, que las poéticas son senderos, resistencias que armar mediante la escritura, el movimiento, la demencia, el habitar consciente de nuestro lugar en el mundo, del bosque y las sorpresas “que deparan las notas”.

David Cortés Cabán es un poeta puertorriqueño de la diáspora. Ha publicado Poemas y otros silencios (Río Piedras, Puerto Rico, 1981), Al final de las palabras (New Jersey, 1985), Una hora antes (Madrid, 1991), El libro de los regresos (Madrid, 1999) y Ritual de pájaros (Mérida, Venezuela, 2004). Sus poemas y reseñas literarias han aparecido en revistas de Estados Unidos, México, Venezuela, España y Puerto Rico.

La poesía de Cortés Cabán ha sido muy bien analizada por el también poeta, Orlando José Hernández. De sus manos he recibido Islas (Caracas: Monte Avila.2011) y Lugar sin fin (México: La otra. 2017). Aquí presentamos una muestra de su poesía.

 

Oscuro sin más lealtad

Oscuro

sin más lealtad

que estas palabras

que encienden

la noche y sus esferas

yo te persigo sin sosiego

como si fueras un amoroso desafío

rigor del amor y sus placeres

migajas que recojo a ciegas

de aquel profundo cielo inextinguible

jardín o fábulas de bienaventuranzas

de quien ardió en la hoguera

de quien arde.

  (0) Comentarios




claritienda Cartel 41 Festival