Carlos Varela

Deportes / Las Canto...

Bookmark and Share Bajar en formato PDFComentariosVer foto galería

Las universidades privadas volvieron a dominar la LAI

Ver foto galeríaVisita la foto galería (1)
Perfil de Autor

Por Elliott Castro Tirado

Publicado: martes, 21 de abril de 2015

Los resultados de las Justas de Atletismo mantuvieron el mismo perfil del resto de la programación deportiva de la LAI durante todo el año académico, en los que las universidades privadas volvieron a dominar ampliamente, al imponerse en quince de 19 disciplinas en varones y doce de 17 en féminas.

La Interamericana, que ganó las Justas en ambos sexos, también arrebató a la UPR de Río Piedras la Copa Global, que se otorga a la institución que acumule la mayor cantidad de puntos al combinarse los logros en ambos sexos.

El dominio de las universidades privadas se comprueba comoquiera que se analicen los resultados. La Inter encabezó en total con doce primeros lugares, seguida por el Turabo con siete. Al desglosarse por sexos, en hombres los Tigres de la Inter se coronaron en siete deportes, seguidos precisamente por los Taínos del Turabo con cinco. En féminas, las Tigresas empataron con las Cocodrilas de la Universidad Metropolitana, UMET, con cinco campeonatos cada una.

La Católica (dos) y la Universidad del Este, UNE (uno) completaron las instituciones privadas que se coronaron en alguna disciplina.

Los recintos de la UPR de Mayagüez (cuatro), Bayamón (tres) y Río Piedras (dos) fueron los únicos del sector público, que pudieron saborear títulos, para así completar los ocho, mientras las restantes trece se fueron en blanco.

 

Siguen ganando, aun limitando extranjeros

Ese dominio de las privadas se mantuvo, a pesar de sentirse ya los primeros efectos de la implementación de medidas aprobadas para restringir el reclutamiento de atletas extranjeros, que han sido la base fundamental en el copo que han tenido las privadas en las últimas décadas, especialmente en el atletismo.

Uno de los puntos principales de las medidas es que limita a uno los extranjeros reclutados en algunos deportes y a dos en otros. Pero la Inter le buscó la vuelta a la medida, especialmente en pista y campo, al traer a estudiar desde escuela superior a prometedores jóvenes atletas de la República Dominicana, que NO caen dentro de la cuota descrita.

Aunque las medidas aprobadas ya han tenido algunos efectos positivos, obviamente no han sido suficientes, por lo que hay que añadirles mayores controles aun, si realmente se quiere eliminar una de las áreas que lleva al desbalance competitivo.

Sin embargo, aunque se limiten los atletas extranjeros, comoquiera las universidades privadas también tienen mayor flexibilidad para reclutar al mejor talento nacional de nuestras escuelas superiores y superan –por mucho- a las públicas en cuanto a la capacidad para brindarles ayudas económicas.

 

La UPR se hace daño por estar en la NCAA

Como si todo eso fuera poco, los principales recintos de la UPR (Río Piedras, Mayagüez y Bayamón) insisten en mantenerse afiliados a la NCAA de Estados Unidos, lo que impide utilizar jugadores activos en los torneos de ambos sexos de baloncesto y voleibol superior. No es casualidad que el Turabo haya ganado el balonceso masculino de la LAI en los últimos dos años y que los Jugadores Más Valiosos de los mismos hayan sido Jezreel “Macho” de Jesús y Jeffrey Burgos, ambos activos en el BSN.

 

El bizcocho se reparte entre pocos

Sólo ocho de las 21 instituciones que forman la LAI ganaron alguno de los 36 títulos disputados durante el año académico 2014-15, que terminó con las Justas. Fueron 19 los deportes en los que se compitió durante el año académico, en dos de los cuales sólo participaron hombres (béisbol y lucha). En los restantes 17 hubo presencia de ambos sexos.

La Interamericana capturó la Copa Global, al imponerse en siete deportes en varones y otros cinco en féminas. El poderío de Tigres y Tigresas se concentró en todas las variantes del atletismo, ya que arrasaron en ambos sexos en las Justas, así como en el campo traviesa y los debutantes eventos imperiales.

En féminas también ganaron en tenis de mesa y fútbol. Por su parte, los Tigres hicieron lo propio en los relevos, así como en los dos deportes reservados para hombres, que fueron lucha y béisbol, en el que en la final destronaron a los campeones defensores de la UNE.

Como muestra de un claro resurgir, el Colegio de Mayagüez llegó al frente en la tabla global hasta el último día, aunque sus atletas solamente ganaron dos deportes en hombres y otros dos en mujeres. Los Tarzanes dieron un palo cuando acabaron con el reinado de cuatro años de la UNE en el voleibol masculino y además se impusieron en judo de ese mismo sexo.

La Juanas del Colegio, por su parte, produjeron otra sorpresa, al desplazar a las titulares de la UPR en voleibol de playa y además fueron las máximas acumuladoras de puntos en tae kwon do.

El Colegio quedó segundo global pues además de esos cuatro títulos, acumuló buena cantidad de puntos, principalmente en casi todos los deportes colectivos. Por el contrario, su peor desempeño se produjo en todas las variantes del atletismo, comenzando por las Justas.

Aparte de la Inter y el Colegio, las restantes universidades principales no tuvieron resultados balanceados en ambos sexos. Por ejemplo, la UMET empató con la Inter en féminas con cinco campeonatos, pero sus hombres se fueron en blanco.

Las Cocodrilas de la UMET extendieron a cuatro su reinado en voleibol de cancha y además se coronaron en sofbol, judo y tenis de campo.

La Universidad del Turabo quedó tercera en la tabla global, pero su fuerza fue bastante mayor en varones con cinco cetros, mientras sus féminas sólo ganaron dos.

El Turabo barrió en natación, pero sus Taínas sólo pudieron añadir el cetro de levantamiento de pesas. Los Taínos, por su parte, demostraron su fuerza en los deportes colectivos, ya que revalidaron en baloncesto, acabaron con la racha de cuatro cetros seguidos que tenía la UPR en fútbol y se impusieron en sofbol. Su quinto campeonato en varones fue en tenis de campo.

La UPR de Bayamón extendió a catorce años su dominio en ambos sexos en porrismo y, de paso, volvió a ganar en baile, aunque fue deporte de exhibición. Las Vaqueras también protegieron su trono, al coronarse por tercera vez seguida en baloncesto.

La Católica celebró sus títulos de varones en natación (piscina corta) y tenis de mesa. Aunque mostraron mejoría en varios otros deportes, no pudieron coronarse en ninguno otro.

La Universidad del Este, UNE, tradicionalmente ha mostrado mayor fuerza en varones, pero este año sólo pudo retener su reinado en voleibol de playa, mientras cedía el de cancha (tras cuatro títulos seguidos) y el de béisbol.

Finalmente, la mayor caída fue la de la UPR, que no solamente perdió el campeonato global (bajó al cuarto lugar), sino que sólo pudo repetir con las Jerezanas en la natación (piscina corta) y los Gallitos en levantamiento de pesas. Sus derrotas más sorpresivas fueron en fútbol para varones, que habían ganado cuatro veces en ristra y el voleibol de playa femenino, donde también eran las monarcas.

Al reconocer limitaciones, como la cantidad de estudiantes con la que cuentan, capacidad económica para reclutar atletas y entrenadores, y facilidades adecuadas, casi todas las restantes instituciones adscritas a la LAI lo que hacen es concentrar sus esfuerzos en dos o tres deportes, en los que muchas veces son competitivos. Aunque en este año no hayan podido ganar ninguno, en varios estuvieron entre los cuatro finalistas.

  (0) Comentarios




claritienda Tambuyé