Bookmark and Share Bajar en formato PDFComentariosVer foto galería

Nina Droz La trasladan nuevamente a Puerto Rico

Ver foto galeríaVisita la foto galería (1)
Perfil de Autor

Por Cándida Cotto

Publicado: martes, 13 de febrero de 2018

El Comité de Amigos y Familiares de Nina Droz, denunció que el proceso que se sigue contra ésta es uno de carácter político y represivo cuyo fin inequívoco es servir de escarmiento contra las personas que pretendan ejercer sus derechos constitucionales a la libertad de expresión y otros ante un panorama de mayor austeridad y decisiones que afecten a la gente como se ha podido ver durante la administración de Ricardo Rosselló y la Junta de Control Fiscal (JCF). La denuncia sobre las motivaciones políticas de las acusaciones se dieron junto a denuncias de violación de derechos humanos tanto de Droz como de otras confinadas en el Centro de Detención Federal (CDF), para Puerto Rico la cárcel federal que fueron sacadas de la Isla tras el paso del huracán María. 

En conferencia de prensa la licenciada Mariana Nogales, junto a otros miembros del Comité, los padres de Droz, Aurea Franco y Evelio Droz, y el portavoz del Comité Pro Derechos Humanos de Puerto Rico (CPDH), licenciado Eduardo Villanueva, denunciaron que la joven ha sido sometida una vez más a tratos crueles e inhumanos. Según revelaron tras el paso del huracán Maria, (septiembre 2017) Droz fue transferida junto a otras 64 confinadas al CDF en Tallahassee, Florida. Estando allí el 12 de enero fue encerrada en solitaria en donde permaneció sin derecho a llamadas hasta el 25 de enero, la razón-alegan las autoridades de la prisión fue que Droz facilitó una comunicación -ayudó a traducir una carta del español al inglés de una reclusa – dirigida al alcaide de la prisión en la cual reclamaba que se les proveyera los servicios médicos que necesitaban confinadas con condiciones severas como Hepatitis C, HIV, diabetes, cáncer y otras. 

Nogales defendió que durante todo el tiempo en que Nina ha estado privada de libertad tanto en Puerto Rico como en la Florida, Nina ha velado por las condiciones de las demás confinadas “arriesgándose valientemente a la imposición de sanciones disciplinarias como esta última”. 

El Comité trajo a la atención y recordó que Droz es la única persona que ha sido acusada en la esfera federal por los incidentes en la manifestación del 1 de mayo de 2017, en la cual participaron sobre 60 mil personas, otros jóvenes fueron detenidos por la policía de Puerto Rico y luego fueron soltados en diferentes lugares. Pese a que Droz fue detenida y llevada junto a otros jóvenes al Cuartel de la Policía de Bayamón, a altas horas de la noche se presentaron agentes federales del Buró de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF) y sin mediar explicación alguna la removieron del lugar y el tres de mayo fue acusada en el Tribunal Federal (Tribunal de EE UU en Puerto Rico). Los cargos fueron uno; intento malicioso para causar daño al edificio del Banco Popular Center, lo que interfiere y afecta el comercio estatal, el segundo cargo conspiración maliciosa para pegar fuego con objeto de hacer daño. La joven se declaró culpable del segundo cargo, según explicó Nogales como parte de la negociación con la fiscalía para que Droz se declarara culpable del segundo cargo, se supone que el primer cargo se “cae”. Acotó que ésta es una práctica frecuente en la corte federal y agregó que en la esfera federal es una denuncia general de que hay personas que aun siendo inocentes se declaran culpables ante la posibilidad de pasar 25 años en prisión. 

Al momento de la conferencia de prensa se esperaba que Nina fuese trasladada nuevamente a Puerto Rico, lo que ocurrió este sábado 10 de febrero. El Comité censuró además que la lectura de sentencia haya sido pautada para este próximo 8 de marzo. Sobre el particular Nogales llamó a la atención que ésa fue la fecha en el 2017 fue el prefacio de la manifestación del 1 de mayo, “no tenemos que decir más nada”.

En tanto el licenciado Villanueva denunció respecto a la lectura de sentencia que en el caso de Nina ha habido un plan para justificar una sentencia severa “eso es lo que queremos alertar y combatir para que no ocurra”. Explicó que se supone que en una lectura de sentencia el juez reciba un informe pre sentencia y que ahí se le incluyan elementos atenuantes y elementos agravantes para que el juez decida si acepta o no el arreglo al que llegó la fiscalía con los abogados de defensa. 

En el actual escenario en donde algunas confinadas han denunciado la falta de servicios médicos adecuados, Villanueva comparó que existe el pleito de Morales Feliciano, el cual fue presidido por el juez federal Pérez Jiménez, y en donde precisamente los confinados exigieron una serie de derechos esenciales como lo son salud, alimentación adecuada, visitas regulares de familiares, recreación y rehabilitación, todos esos derechos en el caso de Nina atribuyó le han sido violados. 

Como prueba recortó que la juez Aida Delgado, en la vista de derecho a fianza la cual le negó dijo que Nina “tenía la mecha corta”. “Ella -la juez- no tenía un informe de pre sentencia en ese momento, ella estaba anticipando criterios sobre su visión de cómo es la personalidad de Nina”. Villanueva acusó a que todo lo que ha ocurrido con Droz en la cárcel en Puerto Rico como en Tallahasse tiene la intención de crear un clima de opinión pública adversa a Droz para la juez justificar no aceptar la recomendación de sentencia que hagan la defensa y la fiscalía y así justificar una sentencia más severa. De acuerdo a la negociación se supone que la recomendación de una sentencia menor sea una de dos años de los cuales ya Nina ha cumplido casi uno. La sentencia máxima se supone es de cinco años.  A juicio de Villanueva si se quisiera hacer justicia las acciones que se le imputan a Nina deben verse como atenuantes y no agravantes. 

Mientras los padres de Nina se expresaron esperanzados en que su hija se encuentra fortalecida para enfrentar el proceso. “Nos dice que se siente bien y es para que nosotros no nos sintamos mal creyendo que ella se siente bien. Me imagino que habrá dicho eso muchas veces”, expresó su padre, Evelio Droz. 

Su madre Aurea hizo referencia a las cartas enviadas por su hija en las cuales denuncia los tratos inhumanos recibidos en el traslado tanto su hija como otras confinadas. “Ella dice que está fuerte como un roble nativo, está en disposición de que todo lo que venga ella está preparada emocionalmente, ella se ha superado, la oigo y veo cómo escribe, y por lo menos tengo la esperanza de que se siente bastante bien dentro de todo lo que ha sucedido”.

Nogales además indicó que tras el paso del huracán María, del CDF en Guaynabo se removieron 64 mujeres hacia el CDF en Tallahasse, y de ahí se han seguido trasladando a otras instituciones, de las cuales quedan 31 lo que quiere decir que hay confinadas cuyos familiares no saben dónde están por lo que exhortó a no dejarlos solos. La portavoz del Comité declaró que se proponen continuar manteniendo la atención sobre el caso de Nina incluyendo a nivel internacional. 

 

  (1) Comentarios




claritienda Yo solita