Bookmark and Share Bajar en formato PDFComentariosVer foto galería

La Alianza Cooperativa Internacional

El presidente de la Alianza Cooperativa Internacional (ACI), el doctor Ariel Guarco. Foto Vicente Vélez
Ver foto galeríaVisita la foto galería (1)
Perfil de Autor

Por Cándida Cotto

Publicado: martes, 20 de marzo de 2018

Con casi 1.2 billones de personas, lo que es uno de cada seis habitantes del planeta, para el presidente de la Alianza Cooperativa Internacional (ACI), el doctor Ariel Guarco, refleja que el movimiento cooperativo “estamos mucho mejor de lo que la sociedad en general cree”. A eso se suma el cálculo de que el capital de las 300 empresas cooperativas más grandes del mundo suma $2,2 trillones de dólares, lo que equivale a la sexta economía del mundo. 

“Lo que quiere decir que estamos en condiciones de dar esa batalla de imponer un modelo no desde la fuerza sino del conocimiento de un modelo que es diferente, un modelo que es eficiente y es un modelo que piensa en la gente y en su desarrollo”, reclamó el Presidente de la ACI, a pregunta de CLARIDAD. 

LA ACI es una organización no gubernamental integrada por unas 303 organismos cooperativos de 105 países lo que representa a 1.2 billones de personas. En Puerto Rico están afiliadas a la ACI, la Liga de Cooperativas, las cooperativas Coopaca, Manuel Zeno Gandía, VegaCoop, Bancoop y grupo Cooperativo de Seguros Múltiples. De visita en Puerto Rico, Guarco, quien fue elegido de manera unánime a la presidencia de la ACI reconoció que los retos que está enfrentando el organismo son los mismos que está enfrentando el mundo, “un mundo cada vez más convulsionado, un mundo que cada vez cambia más rápidamente y un mundo que se enfrenta a los efectos colaterales de modelos económicos altamente concentradores de la riqueza que deja a la mayoría de la población fuera de las posibilidades de tomar posiciones de vida libre y democráticamente”.

El cooperativista, quien preside en su país la Federación de Cooperativas de Electricidad y Servicios Públicos de la Provincia de Buenos Aires (FEDECOBA), narró sobre su experiencia de conversaciones con el economista Josef Stigliz, sus visitas a centros de refugiados en Europa, conversaciones con líderes de la reconstrucción en Colombia y en otras diversas instituciones, dijo que en todas se percibe lo mismo, “una falta de equidad, una falta de poner en prioridad al ser humano en el centro de todas las preocupaciones y es la inequidad lo que hace que el mundo no pueda ser pacifico”.

A preguntas de CLARIDAD sobre la relación del movimiento cooperativo con el actual gobierno de derecha, en su país expresó que al menos podían decir que es un gobierno que seguramente en su filosofía doctrinaria no tiene al cooperativismo como la solución a los problemas “pero al menos no nos está haciendo la vida difícil”. El doctor Guarco comentó la necesidad de tratar de poner la atención y ver cómo el cooperativismo puede de manera estratégica trabajar con el estado por lo que es una obligación permanente de parte del cooperativismo “ no importa cuántas veces tengamos que explicar qué somos y cuáles son nuestros desafíos, tenemos que lograr que el estado finalmente nos entienda y nos acompañe”. 

El desarrollo del modelo cooperativo en Argentina está ligado a la experiencia de la deuda y los niveles de pobreza. Narró que con la deuda el país se devastó y la mitad de la población se encontró en la línea de la pobreza. El cooperativismo entonces se hizo cargo de las empresas que fueron abandonadas por sus dueños. El doctor Guarco afirmó que hoy el modelo de esas empresas recuperadas está siendo copiado por muchísimos otras cooperativas en otros lados del mundo, el modelo dio solución a casi 500 mil personas que se encontraron sin trabajo, además en la actualidad muchas de esas cooperativas se dedican a abastecer a empresas privadas.

Más adelante comentó sobre la presencia del cooperativismo en casi todas la actividad económica en Argentina que en un principio se sentían orgullosos de ello, pero rápido se dieron cuenta de que lo que tenían eran “necesidades en todas las áreas de nuestro país con sus recurrentes crisis ha dejado a la población a la merced de darse soluciones a sus propios problemas en forma auto gestionaria”.

El Presidente de ACI describió sobre el desarrollo del cooperativismo en otros lugares el que éste depende de cuánta desigualdad e inequidad exista. A más inequidad y desigualdad mayor la dificultad, pese a más necesidad, en aquellos países donde se utiliza al cooperativismo como una especie de ambulancia que va recogiendo lo heridos que dejan otros modelos económicos, allí la cosa está mas difícil para el cooperativismo. 

Mientras el foco de discusión parece centrarse en las posibilidades y la presencia del modelo cooperativo en la generación de energía, el doctor Guarco a preguntas de CLARIDAD dijo que la producción de agua potable es tanto o más importante que la misma energía. 

“Representa quizás un problema mayor porque el agua sí que va a ser un problema en el futuro”. Guarco, cuya federación de cooperativas también sirve agua dijo que el asunto del agua va a ser un tema muy difícil de darle solución sobre todo por el lobby que hacen las empresas embotelladoras. Como proveedores de agua de red -la federación que p[reside- denunció que están enfrentando campañas en contra acerca de la calidad del agua que entregan “porque pareciera que la calidad hoy va asociada a un envase, a una marca y no a la reales necesidades de una población que necesita agua de buena calidad y cantidad suficiente”. Reiteró que tanto la producción de energía y agua por su necesidad inevitable serán centro de debate en la agenda de la CIA. 

Aun frente a estos retos el presidente del cooperativismo a nivel internacional expresó que en la carrera entre el neoliberalismo y el cooperativismo, “el cooperativismo no va perdiendo el mundo inevitablemente si quiere seguir existiendo va a tener que comprender que hay una forma más humana de construir economía, que esa economía tiene que tener raíces en el territorio, tiene que tener especial cuidado por la gente, por el contexto en que esa persona se desarrolla, porque sino el mundo será uno sin salida, tenemos una gran oportunidad con un modelo como éste y otros similares que entiende que la cosa va por otro lado”.

Mas información en la página 30.

 

 

 

  (0) Comentarios




claritienda La contrarrevolución cubana