Bookmark and Share Bajar en formato PDFComentariosVer foto galería

Nuevo libro de Efraín Barradas sobre Luis Rafael Sánchez

Ver foto galeríaVisita la foto galería (1)

Publicado: martes, 20 de marzo de 2018

Después de su excelente libro, Para leer en puertorriqueño: Acercamiento a la obra de Luis Rafael Sánchez (Río Piedras: Editorial Cultural, 1981), Efraín Barradas (1947-), lector incansable de la obra del más importante escritor de las últimas décadas en la literatura puertorriqueña, lanza un nuevo libro en el cual recoge sus ensayos dispersos sobre Luis Rafael Sánchez, recurriendo a un atractivo título extraído del texto del compositor dominicano Palmer Hernández, popularizado por la voz del puertorriqueño Ubaldo (Lalo) Rodríguez (1958-), que a su vez dio título a un libro de Sánchez, Devórame otra vez (2004). Así, siguiendo la pauta del libro anterior, Barradas “canibaliza”, como él mismo afirma, la obra del objeto de estudio en Para devorarte otra vez: Nuevos acercamientos a la obra de Luis Rafael Sánchez (Santo Domingo: Cielonaranja, 2017). Recuerda en esto el título de otra de las lectoras voraces del escritor, Carmen Vázquez Arce, quien lo asediaba en su libro Por la vereda tropical: Notas sobre la cuentística de Luis Rafael Sánchez (1994), título que se vale del extraordinario bolero Vereda tropical del mexicano Javier Solís (1931-1966) y extensamente popularizada por el también mexicano Pedro Vargas (1906-1989) entre otros cantantes ya clásicos. Se afilian a la misma tradición que establece Sánchez cuando selecciona el vínculo con la música popular para títulos como La guaracha del Macho Camacho (1976) y La importancia de llamarse Daniel Santos (1988).

El libro abarca la casi totalidad de la obra de Sánchez, desde el ensayo “La generación o sea”, publicado en Claridad en 1972, con la mirada puesta en el uso del lenguaje popular puertorriqueño y su defensa como idiosincrasia nacional definitoria del boricua en Hispanoamérica y la estética de los soez que Sánchez desarrolló en su ensayo inédito “Hacia una poética de lo soez” que tuve el privilegio de escuchar en nuestra Universidad de Puerto Rico. Según Barradas, en la obra de Sánchez estamos ante una alabanza de la lengua de nuestro país, lejos de una condena del complejo de inferioridad lingüística del puertorriqueño. De eso trata el primer ensayo de Barradas, titulado “Jangueando con el o sea: Luis Rafael Sánchez y el español puertorriqueño”. Si bien es cierto que hay un desliz en la información sobre la excepcionalidad de la publicación de la obra dramática La pasión según Antígona Pérez por Nilita Vientós Gastón en la revista Asomante “debo recordar que La carreta, de René Marqués, se publicó en esa misma revista en los números 4 de 1951 y 1 y 3 de 1952”, el ensayo es espléndido en el análisis de la latinoamericanización de Puerto Rico que representa la obra de Luis Rafael Sánchez. 

En el segundo capítulo se abordan las afinidades de Sánchez con su posible maestro en el uso de la ironía, Emilio S. Belaval, así como en el tercer capítulo se abordan los vínculos con la poesía de Luis Palés Matos y el neobarroco antillano, para dar paso a ensayos que se centran en las obras individuales Quíntuples –la cual para Barradas es la cúspide del teatro de Sánchez–, En cuerpo de camisa, La guaracha del Macho Camacho, La importancia de llamarse Daniel Santos e Indiscreciones de un perro gringo. Estos análisis de obras individuales se unen a secciones del libro que asedian aspectos muy específicos como la prosa periodística de Sánchez y su función crítica de la sociedad; las afinidades de Sánchez por la ciudad de Nueva York; la obra ensayística así como la temática gay de la nueva ensayística de Sánchez. A ellos se unen dos apartados de fichas bibliográficas y una lista de los libros y textos de Sánchez utilizados en el libro.

El segundo capítulo es sumamente importante para comprender la faceta de profesor universitario que Luis Rafael Sánchez ha realizado a la par con su valiosísima obra creativa, comenzando por la tesis doctoral presentada en la Universidad Complutense de Madrid, Fabulación e ideología en la cuentística de Emilio S. Belaval (1979) y culminando en la publicación de La guagua aérea (1994), donde se recogen ensayos sobre diversos temas sociales. Barradas otorga importancia a la tesis sobre Belaval, porque en ese trabajo se puede observar al creador buceando en la obra de uno de los mayores cuentistas de Puerto Rico y auscultando los géneros que el mismo Sánchez desarrollaría con solvencia a lo largo de su carrera, sobre todo el cuento y sus posibilidades técnicas, temáticas e ideológicas. En ese sentido, Barradas percibe esa tesis como un semillero de ideas sobre la obra de Sánchez mismo.

El excelente manejo de la teoría literaria se percibe claramente en el intento de una lectura del machismo y el travestismo en La guaracha del Macho Camacho o bien en la percepción del camp de Susan Sontag en la misma obra. Vínculos y diferencias con escritores como René Marqués y Manuel Ramos Otero pueden ser de particular interés para los estudiosos de estas vertientes analíticas, como se percibe en el ensayo titulado El Macho como travestí: propuesta para una historia del machismo en Puerto Rico. También es interesante la lectura de Quíntuples como una obra neobarroca. Con algo de eso se contagia el mismo Barradas cuando acude a los juegos de palabras para sus especiales títulos y subtítulos: “Cinco más uno pueden ser cinco”, “Cuerpo que desgarra su camisa” (para el análisis de En cuerpo de camisa, de 1966) o “Los desquites de «Los desquites»” para analizar la cuentística de Sánchez. En estos análisis, Barradas no olvida a sus predecesores, cuando acude constantemente a la crítica que se ha encargado de la obra de Luis Rafael Sánchez: José Emilio González, Eliseo Colón, Juan G. Gelpí, Luces López-Baralt, Carmen Vázquez Arce y un largo etcétera. Esto hace del libro una herramienta imprescindible para el estudio de la obra de nuestro gran escritor, posible candidato al Premio Nobel próximamente.

 

Miguel Ángel Náter, Ph. D.

Director Seminario Federico de Onís

Universidad de Puerto Rico

  (0) Comentarios




claritienda Católicos rebeldes