Deportes / Las Canto...

Bookmark and Share Bajar en formato PDFComentariosVer foto galería

Más democracia en las Justas de la LAI

!QUE VIVAN LOS ESTUDIANTES! A los estudiantes universitarios del país, especialmente los del sector público, nadie les preguntó si querían asumir la oposición a los recortes, a la Junta, a las PROMESAS y a las medidas de los gobiernos de Rosselló y Trump juntos y separados. Sin embargo, lo han aceptado sin guilles, ni reclamos protagónicos, sino con seriedad, valentía y creatividad. En el proceso han demostrado respeto por las posiciones minoritarias a las que le han brindado accesos en un proceso de tomas de decisiones horizontales. Muy pronto, nuestros jóvenes comprendieron que la lucha es solo una, como demuestra su consigna “11 RECINTOS, UNA SOLA UPR” y que deben utilizar todos los frentes de lucha, incluyendo la actividad deportiva. Por eso, al igual que los antiguos griegos hacían altos en la lucha, para garantizar espacios seguros para la práctica del deporte, en el Puerto Rico del 2017 se lanzan al terreno de la competencia, pero recordando siempre que “SOMOS RIVALES, PERO NO ENEMIGOS”. Es difícil encontrar palabras que describan el excelente comportamiento de miles de jóvenes que disfrutaron intensamente “las Justas”, pero con un comportamiento que debe servir de ejemplo al resto del país. Además, es importante reconocer la sensatez del liderato de la LAI, que cumplió a cabalidad el compromiso contraído con el liderato estudiantil, de permitir las expresiones de protesta, incluyendo de parte de los las atletas, siempre y cuando no interrumpieran las competencias. Por todo lo anterior y muchas otras razones más, gritamos a coro !QUE VIVAN LOS ESTUDIANTES!
Foto por: Cortesía de Pulso Estudiantil
Ver foto galeríaVisita la foto galería (3)
Perfil de Autor

Por Elliott Castro Tirado

Publicado: miércoles, 26 de abril de 2017

La regla que controla la cantidad de atletas no-puertorriqueños que pueden participar en la LAI ha democratizado el podio de los ganadores, repartiendo las puntuaciones entre más instituciones.

La situación llegó a salírsele de las manos a la LAI y en las Justas de 2013 la cantidad de extranjeros llegó a casi 150, los que dominaron ampliamente el podio de los medallistas, relegando a los demás a puntos misceláneos. Obviamente, las universidades privadas, especialmente las de mayor capacidad económica, como la Inter y las tres que componen el Sistema Ana G. Méndez (Turabo, la UNE y la UMET), se repartieron la mayor parte del bizcocho.

Ante la seriedad del movimiento que amenazaba con separar a todo el sistema público y formar un nuevo organismo paralelo, la LAI respondió con la aprobación de unas enmiendas de vanguardia, en las que es justo destacar que recibieron el apoyo de algunas privadas, como las de Ana G. Méndez.

Ahora cada institución tiene derecho a un máximo de dos extranjeros por sexo en deportes con más de quince atletas, como son las Justas de Atletismo. Además, la cantidad de extranjeros está limitada a uno por cada sexo en deportes con máximo de quince atletas participantes.

Aparte de esos estrictos controles, se legisló para atender casos excepcionales a la regla que específicamente permite “la presencia de  dos atletas domiciliados, que hayan estado en la Isla dos años antes de ingresar a una institución universitaria local …”. 

La interpretación y posterior implementación de esa parte de la regla provocó fuertes discusiones en el seno de la LAI, que horas antes del inicio de las Justas llegaron a los tribunales, prevaleciendo fundamentalmente la interpretación de la institución.        

Aun así, atletas de solo cinco universidades ganaron eventos en ambos sexos. Las tres de Ana G. Méndez (Turabo–13, la UNE–4 y la UMET–2) y la Inter–10 lograron la mayor cantidad de primeros lugares combinados, mientras que con cuatro oros, el Colegio de Mayagüez rompió el copo de las privadas.

Cayey ganó tres en féminas y Humacao uno, mientras en hombres la Católica se impuso en tres pruebas y la UPR en dos.

Además, Bayamón, Ponce, Arecibo y Carolina lograron puntos, así como Caribbean University y Sagrado.

Cada universidad puede inscribir un máximo de dos competidor@s en cada evento, que otorga diez puntos a la primera posición, ocho a la segunda, seis a la tercera y en orden descendente de cinco al cuarto hasta un punto al octavo.

 

MUJERES

La jamaiquina del Turabo Asaine Hall fue la Atleta Más Destacada de las Justas con un máximo posible de 35 puntos, producto de tres medallas de oro en pruebas individuales (100, 200 y 400) y otras dos en los relevos (4 x 100 y 4 x 400).

El Turabo se coronó al despegar ocho puntos y medio sobre la Inter (162.5 – 153), que dejaron a la UNE (103) y la UMET (99) tercera y cuarta, respectivamente. En la batalla de las “públicas”, el Colegio de Mayagüez (97) dominó a la UPR (93).

Por su parte, Angelín Figueroa fue la Reina Boricua de las Justas al imponerse en los eventos lisos de mayor distancia (10,000, 5,000 y 1,500). Para culminar, aun con 15,000 metros de carga encima corridos en dos días, guardó su mejor actuación para el evento de su preferencia (1,500), en el que estableció la única marca para todas las Justas, con 4:21.96. Con relativa facilidad, la carolinense que estudia biología en Cayey, le redujo más de siete segundos a la marca que desde el 2013 estaba en poder de la dominicana de la Inter, María Mancebo, una de las mejores corredoras de esta generación y que era de 4:29.05.

Entre las restantes ganadores hay que destacar a Erika Serrano, quien le regaló a Humacao su única medalla de oro.

Los restantes oros fueron tres de la UNE, dos del Colegio de Mayagüez y una de la UMET.

           

NO HUBO COPOS

Como ejemplo de lo que he llamado la democratización de las Justas, en todas las pruebas de mujeres, no hubo una sola en que una misma institución copara primero y segundo.

De hecho, la distribución fue tan grande que en apenas tres eventos el Turabo y la Inter se repartieron oro y plata. Las Taínas se impusieron en cinco pruebas individuales y los dos relevos, mientras las Tigresas hicieron lo propio en cuatro.

 

HOMBRES

En hombres ganó el Turabo, apoyados en la declaración de inelegibilidad de un atleta de la Inter, posición que fue revalidada en los tribunales de justicia del país. Aun así la diferencia fue de apenas cuatro puntos (174–170).

Contrario a las féminas, no hubo un solo atleta específico que cargara al Turabo a la victoria, sino que fue su profundidad en todas las áreas, particularmente los eventos de distancias. Aun así, si hubiera que identificar a un Taíno, debía ser Yuber Echevarri con dos primeros (3,000 con obstáculos y 10,000) y segundo en 5,000.

 

EL ESPECTÁCULO DE LOS HERMANOS SANTOS

Los hermanos Juander y Luguelín Santos cargaron a la Interamericana hasta las puertas del campeonato, con tres oros individuales y uno más en relevo, así como otras tres medallas de plata para un total combinado de 59 de los 170 puntos de su institución.

Sin lugar a dudas, los hermanos dominicanos de la Inter fueron los atletas de mayor nivel internacional de las Justas. Juntos guiaron a la Inter al oro en el relevo de 4 x 400 metros y esperaban hacerlo también en el de 4 x 100. Juander, por su parte, venció a su hermano en 200, aunque ganó, no pudo romper la marca de los 400 con vallas, en poder del medallista olímpico Javier Culson y fue segundo de Ricardo Torres del Turabo en los 110 con vallas.

 

800 METROS – EVENTO PARA LA HISTORIA

Ese evento y los 800, posiblemente definieron las Justas. En las dos vueltas a la pista, Ryan Sánchez, que corre con el uniforme del Turabo, venció a Luguelín en un verdadero clásico, que será recordado por años. No fue solo su marca de 1:46.76, sino el temple y el control de sus emociones demostrado por el adolescente carolinense, lo que le permitió volver atrás para doblegar al medallista olímpico qisqueyano, que tuvo que conformarse con 1:48.67.

La Católica con tres oros (1,500, triple salto y el relevo de 4 x 100) y la UPR con dos (100 y 1,500), se incorporaron a los que ubicaron atletas en lo más alto del podio.

  (0) Comentarios



claritienda La conciencia