Bookmark and Share Bajar en formato PDFComentarios

Se unen los rectores y rectoras de la UPR al pedido de auditoría de deuda

Perfil de Autor

Por Gabriela Ortiz Díaz

Publicado: miércoles, 26 de abril de 2017

En vista de que el gobierno actual no ha atendido los reclamos del estudiantado de la Universidad de Puerto Rico (UPR) en huelga, continúa el apoyo de otros sectores universitarios a muchos de estos reclamos básicos para la paralización sistémica, que ya sobrepasa las dos semanas. 

En comunicado de prensa, los rectores y rectoras de la UPR informaron que “se oponen al Plan Fiscal del Gobierno de Puerto Rico, mediante el cual se reduce prácticamente a la mitad el presupuesto operacional de la institución. Más aún, estamos indignados con la proyección contemplada por la AAFAF que amplía dicha reducción presupuestaria en un plazo de diez años a $512 millones”. 

De la misma manera, el cuerpo rector expresó en el comunicado que favorece la exigencia de país de que se audite la deuda: “Los responsables de la deuda no son las agencias que le dan servicio al pueblo. La misma fue provocada por las decisiones administrativas incorrectas de pasadas administraciones gubernamentales. Estamos convencidos de que la auditoría de la deuda pública es necesaria porque serviría para evaluar su legalidad y fijaría responsabilidades sobre aquellos que endeudaron indiscriminadamente el País”. 

Por su parte, recientemente el claustro de la UPR Humacao se reunió en asamblea extraordinaria y aprobó una resolución que incluye entre sus puntos más importantes el apoyo a la huelga de los estudiantes y al proceso de auditoría. 

Luego de esa reunión, el alcalde de Humacao, Marcelo Trujillo Panisse, emitió una carta en la que se mostró preocupado por los efectos que pueda tener el plan del Gobierno de Puerto Rico y la Junta de Control Fiscal sobre la Universidad de Puerto Rico. Ante esa preocupación, expresó que el municipio de Humacao “apoya la autonomía de la UPR en Humacao y de los demás recintos del Sistema como principio para la excelencia en la educación, por lo que las reformas necesarias deben originarse en la comunidad universitaria”. 

“Los argumentos de que la Universidad no es rentable, la posible pretensión de disminuir drásticamente su presupuesto, e incluso, la posibilidad de la desaparición de programas educativos, departamentos o recintos no debe ser una alternativa viable”, continuó esbozando el alcalde humacaeño. También hizo un llamado a todos los alcaldes y legisladores de Puerto Rico “a que reflexionen y analicen los efectos devastadores que podría representar un drástico recorte a dicha institución”. 

El rector del Colegio Universitario de Mayagüez, John Fernández Van Cleve, consciente de que “esto me va a costar el puesto de rector, pero no tengo nada que perder y mucho que ganar”, publicó unas expresiones en las que exhorta a los miembros de la comunidad universitaria a que escriban un correo electrónico al gobernador y al presidente de la Junta de Control Fiscal (JCF) dejándoles saber la indignación que sienten “por el tratamiento criminal al cual se ha estado tratando a la Universidad de Puerto Rico en el proyecto de presupuesto del Plan de Ajuste Fiscal preparado bajo la ley PROMESA”. 

“Creo firmemente que la deuda pública que se nos adjudica tiene que ser auditada para poder determinar cuánto realmente es nuestro compromiso como pueblo, identificar los responsables y tomar medidas para que esto no vuelva a suceder. También, creo que la UPR tiene que contribuir a la crisis fiscal buscando mejorar la eficiencia de uso de sus recursos, pero de una manera proporcional a todas las agencias y corporaciones públicas, incluyendo la legislatura y el ejecutivo”, continuó Fernández Van Cleve añadiendo al mensaje que la comunidad universitaria debe enviar al gobernador y al presidente de la JCF. 

 

  (1) Comentarios



claritienda Cesto de LLamas