Bookmark and Share Bajar en formato PDFComentariosVer foto galería

CLARIDADES:Historia y Marxismo

Ver foto galeríaVisita la foto galería (1)

Publicado: miércoles, 28 de febrero de 2018

La  cronología indispensable para  entender los innumerables ejemplos históricos emitidos puede  resumirse así:

1 – Marx y Engels  crean el marxismo como teoría y fundan la Primera Internacional. A más de  sus aportes teóricos, participan en las luchas  políticas de su tiempo  y ven caer la Comuna de  París.

2 – A finales del siglo pasado, ya  derrotada la Comuna y consciente la clase obrera  de cuanto la separaba de la burguesía, ya  disuelta la Primera Internacional por la escisión entre anarquistas y marxistas, se  funda la Segunda Internacional.

Con la Segunda Internacional coincide la legalización de los partidos  Social-democráticas (así se llamaban en ese  entonces los  partidos marxistas) y su crecimiento, particularmente del Partido Obrero Social-demócrata Alemán.  El Partido Obrero  Social-demócrata Ruso estaba  afiliado a la Internacional, que medió varias  veces  en las disputas  entre bolcheviques y menchiviques contemplando con asombro un  tanto  divertido la innumerable serie  de  escisiones y divergencias entre los revolucionarios rusos sin comprender la  hondura  de las mismas  (casi siempre mediaba a favor de  los mencheviques y Lenín era frecuentemente  acusado de construir un “aparato” de fieles seguidores, de dogmático, etc.).

3  - En la Segunda Internacional se produce una polémica  a principios de siglo cuando uno de sus integrantes –Bernstein- señaló que  el capitalismo era “perfectible” y no valía la pena luchar  por la revolución sino por “reformas”  que paulatinamente  mejoraran la situación de la clase obrera.  A Bernstein, a  quien vá  unido históricamente el término “reformismo”,  lo combatieron los principales líderes  de la Internacional  (Kautsky, Rosa Luxemburgo, Lenín y otros). Pero los argumentos  eran distintos y allí se  aprecia que entre las dos tendencias mundiales de la Social-democracia: la derecha y la izquierda, Kautsky  tiene una posición centrista y oportunista.

4  - Los países capitalistas originan una Guerra Mundial  —La Primera— por el reparto de las esferas de influencia y de las ganancias de la explotación colonial, un estéril sacrificio donde  en nombre de la “Patria” los obreros se hacen matar para que la Banca  Impresa, la  naciente industria alemana, la  burocracia zarista y los capitalistas franceses  compitan entre sí. La Segunda Internacional  había señalado que en caso de Guerra  Mundial impedirían por todos los medios que los obreros fueran al matadero. Pero al estallar  la Guerra, la Internacional sucumbe y sus principales líderes se olvidan de su condición de dirigentes obreros, de las promesas hechas, y pasan a formar parte de los Gabinetes burgueses de Guerra, haciéndose cómplices de la carnicería.

5  - Un reducido número de dirigentes (Lenín y Rosa Luxemburgo, Karl Liebknecht, etc.) no sucumben y deciden insistir en transformar la Guerra Internacional en Guerra Civil en cada  país, contra su respectiva burguesía. Curiosamente es entre los revolucionarios rusos, que a  los ojos del resto de la Internacional eran en exceso discutidores y un partido  “atrasado”, donde menos concesiones se ven al patrioterismo oportunista y a la complicidad con la  criminal empresa de ensangrentar al mundo para acrecentar  ganancias.

6 – Al volver a Rusia, Lenín se dedica  a preparar la gran revolución proletaria, le cambia el nombre a  su partido (ya que el de Social-demócrata está “manchado” por su complicidad en la Guerra  Mundial, según él) y toma el poder. Funda entonces la Tercera  Internacional, que como todas las instituciones iniciales de 1917, cayó bajo el poder de Stalin.

7 – Años después, tras  muchos fracasos y derrotas, triunfa la Revolución China desoyendo los consejos de la Tercera Internacional y demostrando con ello el carácter específico de las revoluciones en tanto a tales. Algo similar ocurre  en Vietnam, tras  el triunfo de Mao en China; y sorprendentemente en Latinoamérica, ante las barbas del Imperialismo, una dirigencia audaz resume y sintetiza las esperanzas del pueblo cubano y arriba al poder político.

8 – Después de la Segunda Guerra  Mundial, el mundo queda escindido en dos bloques y los países capitalistas se reconstruyen aceleradamente, lo que origina el fenómeno que muchos pensadores (marxistas o no) comienzan a hablar del “neo-capitalismo”. 

 

Fuente: Marxismo Historia y Revolución – Moisés Moleiro

 

  (0) Comentarios




claritienda Buscando justicia