Bookmark and Share Bajar en formato PDFComentariosVer foto galería

Continúa la campaña Auditoría Ya

Ver foto galeríaVisita la foto galería (1)
Perfil de Autor

Por Gabriela Ortiz Díaz

Publicado: martes, 29 de mayo de 2018

Puerto Rico se prepara para una auditoría nunca antes vista en la historia del País: la ciudadana. A dos semanas del lanzamiento de la campaña “Auditoría ya”, la cual tiene como uno de sus objetivos recaudar el dinero necesario para que el frente Ciudadano para la Auditoría de la Deuda y la Comisión Ciudadana para la Auditoría Integral del Crédito Público impulsen y dirijan la magna gestión, se han reunido aproximadamente 12 mil dólares a través de la página web AuditoriaYa.org. 

Ambos grupos están exhortando a la población a que se unan a los trabajos de auditoría aportando económicamente para que se consigan los fondos necesarios para la contratación del equipo de auditores e investigadores que iniciará el trabajo investigativo y técnico de rigor. 

“Si cada persona que firmó la petición por la auditoría de la deuda da un donativo de $10 o $20 podemos recaudar los fondos necesarios para hacer la auditoría con el rigor y la prontitud que se necesita. Sin recursos es imposible hacer este tipo de trabajo, como le pasó a la derogada Comisión creada por ley, que tenía un presupuesto proyectado de 5.5 millones para hacer la auditoría de 40 años de deuda”, indicó la licenciada Eva Prados, portavoz del Frente Ciudadano. 

Además de recaudar el dinero –de inicio, estiman necesario $500 mil– para cubrir los costos del equipo técnico e investigativo experimentado, esta campaña busca educar al pueblo sobre la necesidad y ventajas de una auditoria ciudadana. 

La Comisión se propone completar los trabajos iniciados bajo la Ley 97 de 2015 para conocer de manera detallada el proceso y las decisiones que llevaron al endeudamiento público de $72 mil millones (es de conocimiento que al menos un 50 por ciento de la deuda del País podría estar en violación de la Constitución de Puerto Rico), cuyos efectos económicos y sociales comienzan a afectar a la ciudanía en general. 

“El pueblo sufre tras la imposición de terribles medidas dirigidas a buscar dinero para pagar una deuda que sigue sin ser auditada. Ahora, la Junta de Control Fiscal presentará un plan de ajuste de deuda en el proceso de quiebras a espaldas del pueblo y usando de base el valor de una deuda cuya legalidad no ha sido certificada”, comentó por escrito Roberto Pagán, presidente de la Comisión. 

Explicando cómo el pueblo puede responder ante tal injusticia y cómo puede saber qué pasó y quiénes fueron los responsables de la deuda, esta campaña pretende informar a la ciudadanía para que ésta tenga razones para colaborar con la iniciativa. 

Según Pagán, “Con una auditoría integral y a través de una comisión ciudadana, amplia y multisectorial, apoyada por un grupo de expertos externos e independientes, evaluaremos las emisiones de bonos, la gestión gubernamental y el desempeño de todos los actores involucrados en el manejo de esos fondos públicos. Este será un ente que responderá a los mejores intereses del pueblo, con la suficiente independencia para evaluar el papel de los actores financieros, así como del gobierno local y federal en toda esta crisis”. 

En otras palabras, una auditoría integral permitiría evaluar cuatro aspectos: 1) cuánto realmente se debe del préstamo principal y de pagos de intereses, 2) la legalidad de cada una de las emisiones, 3) evaluar el desempeño y legalidad de las actuaciones de cada persona e institución financiera involucrada, y 4) conocer en qué se utilizaron esos fondos públicos. 

La Comisión formada es multisectorial e incluye 17 personas expertas en derecho, economía, finanzas públicas y otras áreas de interés social que aportarán a la diversidad de perspectivas de análisis. El economista José Alameda Lozada, el contador público autorizado José González Taboada, el estadístico Luis Alberto Avilés, el sindicalista Roberto Pagán, la abogada y salubrista Verónica González, la licenciada Amárilis Pagán, son algunos de los que componen el grupo de expertos y expertas. 

Estos grupos han insistido en que en más de 18 países, incluyendo Brasil, Francia y Argentina, se han realizado auditorías ciudadanas de la deuda pública sin participación directa del gobierno y con resultados concretos. También han hecho público que en situaciones similares a la de Puerto Rico, países soberanos y estados de Estados Unidos, han procurado hacer una auditoría que permita identificar cómo se llegó a un endeudamiento sin la debida planificación y, además, evaluar la legalidad de cada acto. 

Tal como dice la hoja promocional de la campaña, Puerto Rico atraviesa por una de las peores crisis económicas y políticas de su historia. Esta incluye la imposición por los Estados Unidos de una Junta de Control Fiscal y medidas de austeridad terribles como métodos para el pago de una deuda pública de dudosa legalidad. 

Por eso, hacen un llamado a la ciudadanía para agilizar el proceso de auditoría por el pueblo. Entre los beneficios que traerá esa gestión están: evitar el cierre de escuelas, el recorte de pensiones, el aumento en los costos por servicios de agua y electricidad, el aumento de los créditos en la UPR, la privatización de servicios públicos esenciales, la eliminación de más derechos laborales, etc. 

“Necesitamos tu apoyo para levantar los recursos necesarios para sufragar los costos que conlleva una auditoría de este tipo. Si el gobierno no da dinero para la auditoría de la deuda, la pagamos nosotros y nosotras”, aseguraron ambos colectivos. Para más información y para saber cómo hacer un donativo, entra a: auditoriaya.org. 

 

 

  (0) Comentarios




claritienda Calendario 2019