Bookmark and Share Bajar en formato PDFComentariosVer foto galería

At Eternity’s Gate y The Favourite: Actuaciones de primera en tiempos históricos

Ver foto galeríaVisita la foto galería (1)
Perfil de Autor

Por María Cristina

Publicado: miércoles, 19 de diciembre de 2018

Con guiones muy originales y direcciones arriesgadas por no seguir lo esperado de los personajes y la temática, tanto At Eternity’s Gate y The Favourite nos presentan personalidades desconocidas y sospechosas de figuras históricas. Así Vincent van Gogh se pierde en la naturaleza revivida, espaciosa y aislada de Arles, Bouches-du-Rhône y Auvers-sur-Oise en sus últimos años de vida (1888-1890), mientras nos adentramos a los secretos de alcoba de la reina Anne de la Casa de los Estuardo (1665-1714) en los últimos años de su reinado. Las actuaciones de Willem Dafoe, Rupert Friend y Oscar Isaac en la primera, como Olivia Colman, Rachel Weisz y Emma Stone en la segunda son sencillamente maravillosas.

 

At Eternity’s Gate

(director Julian Schnabel; guionistas Jean-Claude Carrière, Louise Kugelberg, Julian Schnabel; cinematografía Benoît Delhomme; elenco Willem Dafoe, Rupert Friend, Oscar Isaac, Mads Mikkelsen, Mathieu Amalric, Emmanuelle Seigner, Anne Consigny, Stella Schnabel, Vincent Perez, Vladimir Consigny) 

 

Vincent navega por los campos, busca lugares apartados y solitarios, monta su caballete, mezcla los frascos de colores, escoge sus pinceles y pinta tanto lo que está muy cerca de su visión como lo más lejano que nadie parece ver. La cámara que dirige el director (Schnabel)—quien enfatiza que su filme es un diálogo entre artistas—es su único acompañante; se podría decir que es su doble, ese a quien le habla o simplemente mira. Vemos el paisaje original y luego la versión de Vincent de ese visual. 

Aunque Vincent parece preferir la soledad por creer que nadie lo entiende, sí pone todo su afecto en personas que reconoce como buenos y dispuestos a ayudarle: su hermano Theo, el artista Paul Gauguin y Madame Ginoux, la mujer que le pide que la pinte y que a la vez le recrimina su manera de vivir mientras le limpia su habitación y le cocina. Aún cuando Vincent interactúa con ellos parecen ser reflexiones que pueden o no haber ocurrido según las narra. De lo que sí somos testigos es su intensidad de afecto—lo que médicos y otros interpretarán como locura—que puede producir reacciones negativas en personas que consideran su comportamiento como irracional, peligroso y hasta pecaminoso. Mientras todo esto gira a su alrededor, Vincent seguirá dibujando y pintando porque es su razón de ser.

 

The Favourite

(director Yorgos Lanthimos; guionistas Deborah Davis y Tony McNamara; cinematógrafo Robbie Ryan; elenco Olivia Colman, Rachel Weisz, Emma Stone, Nicholas Hoult, James Smith, Mark Gatiss, Joe Alwyn)

 

Desde que comienza lo que parece ser una historia de época sobre las intrigas de palacio se convierte en una batalla de palabras acompañada de miradas y toqueteos entre las tres mujeres principales que no callan ni un solo momento. Las tres—Anne, Sarah y Abigail—son valientes en un mundo construido y ordenado por hombres y se atreven a desafiar la jerarquía existente aunque saben que siempre tienen que cubrir sus espaldas. Aquí los hombres tienen los grandes puestos y títulos—ministros, terratenientes, nobles—pero todos son dispensables tanto en los juegos y el poder político, los asuntos de palacio como en la sexualidad. Casi se podría decir que no hay necesidad de ellos.

La enfermiza Reina Anne, ahora viuda y sin herederos (preñada 17 veces), parece despreocuparse de su reino y dejar las decisiones de palacio a su gran amiga Lady Sarah Churchill, esposa de Lord Marlborough, a cargo de las decisiones bélicas del reino. A cambio consigue tener alivio a sus dolencias que con el tiempo parecen incrementar. Sarah está a cargo de entretener a la Reina con juegos, intrigas y satisfacciones sexuales. Por eso Sarah puede decirle cosas terribles que en otro momento serían castigadas con confinamiento y hasta muerte. Aquí entra Abigail, prima lejana y venida a menos de Sarah, que llega como sirvienta y escala a competir por la atención y el favor de la Reina. Como los hombres sí tienen que usar la diplomacia con la Reina, nos gozamos la manera que el Primer Ministro, Earl of Godolphin, y el líder de los Tories, Robert Harley, buscan su favor haciendo alianzas precisamente con las mujeres cercanas a ella.

The Favourite es definitivamente uno de los mejores (si no el mejor) filmes de conjunto (ensemble) de este año. Cada personaje tiene el espacio necesario para desarrollarse, el diálogo es tan desafiante e insultante que nos deleita en cada escena y tiene momentos que parecen surreales como el baile entre Sarah y Masham, coreografiado para entretener a la Reina. ¿Y qué decir de las actuaciones de cada una de las tres mujeres? Espectacular.

  (0) Comentarios




claritienda Niños Sol