Bookmark and Share Bajar en formato PDFComentariosVer foto galería

CLARIDADES: La Ciudadanía y la Ley Foraker

Publicado: miércoles, 8 de marzo de 2017

La Ley Foraker sufrió algunas enmiendas  básicas, entre el período de su radicación y el de su promulgación. La versión original, patrocinada  por Foraker el día 9 de enero, contenía cuatro disposiciones fundamentales que nunca firmó el Presidente. Como se había propuesto inicialmente, a los puertorriqueños se les haría ciudadanos de los Estados Unidos, y se le aplicaría a la Isla la Constitución de los Estados Unidos.

Puerto Rico tendría derecho a un delegado en la Cámara de Representantes, y se establecería el comercio libre entre el continente y la Isla. Como se detallará más adelante, los planteamientos en torno al imperialismo, al poder constitucional del Congreso sobre las nuevas posesiones, y al proteccionismo, exigían, desde el punto de vista republicano, la eliminación de la disposición sobre el comercio libre. Esto, a su vez causó el fracaso de las otras tres, ya que cualquiera y cada una de las disposiciones que insinuaran que Puerto Rico gozaba de completa protección constitucional podrían resultar embarazosas e impondrían una barrera insuperable respecto de la imposición de una tarifa. Según declaró el portavoz de la minoría democrática, el senador Bacon, de Georgia: «Se ha sacrificado todo aspecto de un libre gobierno territorial, a los fines de que se imponga sobre Puerto Rico una tarifa.» En un debate anterior, Foraker había admitido que no era la intención de los republicanos crear un gobierno territorial en Puerto Rico. Los republicanos trataban de legislar de modo que no se extendiese la Constitución a las islas. El Comité descartó las disposiciones que, además de extender la Constitución, concedían comercio libre. Las otras dos se evacuaron, pero fueron eliminadas en el Senado, el 3 de abril, por virtud de las enmiendas patrocinadas por Foraker.

De todas las disposiciones excluidas, Foraker se mostró más renuente a abandonar la concesión de la ciudadanía. Luchó para retenerla y hasta logró mantenerla durante parte del proceso. Consideró «necesario darle a este pueblo algún status definitivo. Deben ser o ciudadanos o extranjeros o súbditos. Nosotros no tenemos súbditos, y no deberíamos hacer extranjeros de los nuestros.» Por tanto, los puertorriqueños debieran convertirse en ciudadanos norteamericanos. Anticipándose al argumento de los demócratas, Foraker definió cuidadosamente el concepto de ciudadanía, tanto en su informe al comité como en el hemiciclo del Senado, entendiendo que tal ciudadanía no comprendía derecho al voto ni a la participación en el gobierno de los Estados Unidos. Un ciudadano era simplemente «una persona que debía lealtad a un gobierno y tenía derecho a la protección por parte de éste.»

Los únicos que se oponían a la ciudadanía, sobre bases de política, eran los senadores Teller (Republicano «Silver», por Colorado) y Spooner (Republicano, de Wisconsin). El primero, autor de la famosa enmienda que prometía la independencia de Cuba, se oponía a la posible participación de los puertorriqueños en el gobierno de los Estados Unidos. Spooner creía que podría existir el peligro de la excesiva precipitación debido a que los puertorriqueños ignoraban las costumbres e instituciones norteamericanas. La verdadera presión provenía, sin embargo, de los demócratas quienes, favoreciendo la ciudadanía por convicción o conveniencia, se apresuraron a indicar la incompatibilidad entre la concesión de la ciudadanía y la imposición de una tarifa. Los ciudadanos deben gobernarse bajo la Constitución, situación que impide la exacción de impuestos sobre el comercio entre los Estados Unidos y Puerto Rico. El 19 de marzo, Foraker finalmente capituló e introdujo una enmienda cambiando el status de los puertorriqueños de ciudadanos de los Estados Unidos a ciudadanos de Puerto Rico. Durante el resto de su carrera senatorial, radicó proyecto tras proyecto para remediar este fracaso, pero nunca tuvo éxito. 

 

Fuente: La Ley Foraker – Lyman J. Gould

 

  (0) Comentarios



claritienda Buscando justicia