VIII Cena Gala

Deportes / Las Canto...

Bookmark and Share Bajar en formato PDFComentariosVer foto galería

Estados Unidos ganó con hombres, no con nombres

Ver foto galeríaVisita la foto galería (1)
Perfil de Autor

Por Elliott Castro Tirado

Publicado: lunes, 15 de septiembre de 2014

El título “políticamente correcto” del escrito sería algo así como “Ganaron las personas y NO los nombres”, pero es que la rima es demasiado poderosa y además el torneo era de hombres.

De todos modos, el resultado final del Mundial de Baloncesto en España, comprobó la corrección de los directivos de ese deporte en Estados Unidos, que decidieron presentar una escuadra compuesta por canasteros con unas características similares, que ellos predeterminaron, en vez de simplemente reclutar a los mejores. Obviamente, eso sólo lo puede hacer un país que cuenta con un banco de talento, que podría ser superior al de todos los demás juntos.

Estoy convencido de que unánime o al menos casi, sería la tabulación de cualquier encuesta, que ubicaría a Lebron James (29 años) y a Kevin Durant (25) -posiblemente en ese orden- como los dos mejores baloncelistas del planeta. A pesar del bajón de sus números, a causa de lesiones propias de sus edades (ambos de 32), Kobe Bryant y Dwane Wade probablemente permanezcan entre los mejores en casi todas los listas, al igual que Carmelo Anthony (30) y Kevin Love (26). Para muchos Chris Paul (29) es el mejor armador del mundo, Por su parte, Dwight Howard (28) tiene que estar entre los máximos reboteros y Blake Griffin (25) entre los que juegan más duro. Por otro lado, los números cerca del canasto de DeAndre Jordan (26) son impresionantes, al igual que el talento de los defensas Russell Westbrook (25) y Rajon Rondo (26).

Ésos son los “Nombres”, pero aunque todos nacieron en Estados Unidos, ninguno estuvo en el equipo de ese país arrolló en el Mundial de España. Por el contrario, los doce seleccionados tenían el perfil similar de ser jóvenes menores de 29, sumamente atléticos, estatura balanceada, muy fuertes y consistentes en la defensa (excepto James Harden). Además, estaban dispuestos a someterse a la férrea disciplina que impone Coach K, a quien soy capaz de copiar su apellido, pero no de pronunciarlo.

Con 28, Rudy Gay es el mayor, seguido de Stephen Curry con 26. Los menores son el prometedor centro Andre Drummond (21) y los talentosísimos Kyrie Irving (22) y Anthony Davis (22). Los restantes ocho tienen entre 24 y 25.

El más bajito del equipo (Irving de 6’ 2”) fue seleccionado por los periodistas el Jugador Más Valioso del certamen y además, formó parte del Equipo Todos Estrellas. Los defensas (guards) Stephen Curry y Derrick Rose, ambos de 6’ 3”, completaban el trío de armadores y junto a James Harden (6’ 5”), el de los más mortíferos anotadores de la escuadra.

Aunque no tenían ningún jugador de siete pies, dominaron ampliamente a todos sus rivales cerca del canasto gracias a la enorme profundidad del banco, cuyos componentes mantenían casi inalterada la calidad y la presión defensiva de los regulares. Además, como grupo, exhibieron mayor capacidad de salto, velocidad y a su disciplina de buscar todos los rebotes en ganga.

Tras dominar los rebotes defensivos, la primera opción era el rompimiento rápido, pero cuando fueron obligados a jugar en media cancha, también dominaron, aunque en los primeros partidos tuvieron baja efectividad en sus tiros a larga distancia. En prácticamente todos los partidos, sus rivales se mantuvieron en pelea durante los primeros minutos y algunos lo extendieron hasta el segundo parcial. Pero, como si estuvieran siguiendo un libreto, al entrar al tercero, los sacaron de la cancha una y otra vez.

La principal característica de los estadounidenses fue su inclemente presión defensiva, la que mantuvieron durante prácticamente los cuarenta minutos de cada uno de los nueve encuentros realizados, independientemente de los marcadores o de quiénes estuvieran en juego, excepto Harden. El explosivo zurdo tiene en su arsenal una enorme capacidad ofensiva, pero sorpresivamente carece de las mínimas destrezas defensivas.

Para efectos de récord, los estadounidenses arrollaron a la oposición con un promedio de ventaja de casi 33 puntos en los nueve encuentros que efectuaron. Eso alarga a 35 su cadena de victorias seguidas en Campeonatos Mundiales y Juegos Olímpicos, la que comenzaron con su triunfo sobre Argentina en el partido por la medalla de bronce en el MundoBasket del 2006 en Japón. El partido anterior, que perdieron con Grecia y que los privó de la posibilidad de luchar el oro, fue su última derrota hasta el momento. Desde entonces, han ganado invictos el oro olímpico en Beijing 2008 y Londres 2012 y los Mundiales del 2010 en Turquía y el que acaban de conquistar en España.


Cortitos del Mundial

• El Súper José Juan Barea acabó con el mejor promedio de anotación con 22 puntos por juego.

• Puerto Rico (1-4) finalizó en la posición 19 entre los 24 participantes.

• Los otros cuatro equipos de América, aparte de Estados Unidos y nosotros, adelantaron a segunda ronda, pero tres de ellos se eliminaron en el primer cruce. El de mejor ubicación final entre ellos fue Brasil, que quedó sexto con 5-2, Argentina finalizó undécimo con 3-3, mientras Dominicana y México fueron trece y catorce, ambos con 2-4.

• En el torneo trabajaron los árbitros boricuas Jorge y Luis Vázquez.

• Éste fue el quinto título de los estadounidenses del evento, que antes era conocido como “MundoBasket’ y que ahora se promociona como la “Copa FIBA”, en obvia copia de la de fútbol.

• Aparte del dominio de los estadounidenses, el certamen comprobó que en Europa se juega mejor baloncesto o simplemente hay canasteros de más calidad que en el resto del mundo. Ocho equipos de ese continente finalizaron entre los primeros diez. Estados Unidos y Brasil (sexto) fueron las excepciones.

• Tres países surgidos tras el desmembramiento de la desaparecida Yugoslavia, quedaron entre los primeros diez. Ellos fueron Serbia (segundo), Eslovenia (séptimo) y Croacia (décimo).

• El torneo marcó el final de la llamada “Generación Dorada” de Argentina, que finalizó undécima con 3-3 y se eliminó al recibir una paliza de su eterno archirival, Brasil.

• Irónicamente, Serbia (5-4) quedó subcampeona, a pesar de haber perdido cuatro veces, mientras España (6-1) fue quinta y Grecia (5-1) novena, ambos con una sola derrota. Es que tres de los reveses de los serbios fueron en la fase de grupos, la que terminaron con 2-3, mientras españoles y griegos pasaron invictos la primera ronda, pero perdieron partidos de muerte súbita.

• En España se desarrolló una intensa campaña promocional en todos los medios, centrada en la poderosa escuadra que habían podido armar y que esperaban que se desquitara de las derrotas que le infligió Estados Unidos en los partidos por el oro en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008 y Londres 2012. Ellos decían ser la ÑBA.

Lamentablemente para ellos, Francia se les atravesó en el medio, aun sin contar con sus dos canasteros de mayor nivel, Tony Parker y Joaquim Noah.

  (0) Comentarios




claritienda La Patria Va