Bookmark and Share Bajar en formato PDFComentarios

JARDINES AJENOS

Publicado: lunes, 23 de octubre de 2017

 

 

Tenía apenas 11 años cuando mi abuelo compró un Oldsmobile Cutlass Supreme del 1984. Recuerdo muy bien ese vehículo por que en él me buscaba al colegio. Siempre a las 2:45 de la tarde. Sin fallar jamás. Eran lindos tiempos. Mis únicas preocupaciones eran comer, enamorarme y correr bicicleta. Las asignaciones eran como las cuentas, que las pague el diablo. 33 años mas tarde me reencuentro en la autopista con un vehículo bien parecido. Bajé la velocidad y lo seguí por varias millas como para echar a correr la máquina del tiempo. Pensé tanto en mis abuelos, en mi niñez, hasta sentirme añoñado. Agradecí que no estuvieran aquí pasando la mierda ésta y alguna lágrima escapó producto de añoranzas y (des)consuelo. Cuando por fin dejé de seguir el carro y aceleré, el abuelo que lo guiaba creyó que yo le había hecho un corte y esmandó como para adelantárseme en la autopista. Tendría tantos años como las millas que pisaba su acelerador, ochenta. Entonces eran mis recuerdos los que ahora me seguían, por algunas millas tuve aquel carro detrás tratando infructuosamente de acercarse como un fantasma. Finalmente con el overdrive desaparecí. Se sintió extraño. Ser literalmente perseguido por los recuerdos. Aparentemente cuando no los seguimos, nos siguen misteriosamente.

 

Alvin Couto de Jesús. Abogado, periodista ciudadano. Sus reportajes en vivo desde la acción son lo mejor del periodismo ciudadano en Puerto Rico. Excelente narrador y comentarista. 

Jardines ajenos, es un homenaje a los fragmentos luminosos encontrados al azar, a Adolfo Bioy Casares y al amigo editor Eugenio Ballou, quien realiza una antología de joyas textuales. 

  (0) Comentarios




claritienda La conciencia