Bookmark and Share Bajar en formato PDFComentariosVer foto galería

En agenda lectura de sentencia a Nina Droz

Ver foto galeríaVisita la foto galería (1)
Perfil de Autor

Por Cándida Cotto

Publicado: martes, 15 de mayo de 2018

Si las consecuencias de la represión desatada por el estado este 1 de mayo (2018) contra manifestantes de una de las marchas contra la Junta de Control Fiscal (JCF) y el gobierno de Puerto Rico, no se han visto del todo, hay que recordar que todavía está pendiente la lectura de sentencia contra la joven Nina Droz, arrestada en la protesta por las mismas motivaciones, el 1 de mayo del 2017 y quien es la única que el gobierno de Estados Unidos en Puerto asumió jurisdicción de 30 arrestados por la Policía de Puerto Rico. Este año se arrestaron a 19 jóvenes. La lectura de sentencia contra Droz está pautada para el jueves 31 de mayo a las 2:00 de la tarde ante la juez Aida Delgado. La licenciada Mariana Nogales y una de las portavoces del Comité de Amigos y Familiares (CAFND) dio a conocer que al presente a Droz las autoridades de la prisión le han vuelto a prohibir las visitas como una supuesta medida disciplinaria. La última vez que la visitó fue entre los días del 25 al 28 de abril. 

A raíz del paso del huracán en septiembre del 2017 la joven fue trasladada a una prisión en Estados Unidos y regresada luego en febrero del 2018 durante esos meses pudo recibir visitas, aún cuando éstas no estuvieron exentas de dilaciones, y molestias por parte de las autoridades de la prisión (el llamado Centro de Detención Federal en Puerto Rico), contra sus visitantes, en particular contra su madre, Aurea Franco Ortiz. La licenciada Nogales dijo a CLARIDAD que antes de la lectura de sentencia todavía hay apelaciones pendientes respecto a sanciones disciplinarias. 

Denunció que el procedimiento contra Droz Franco en cuanto a las visitas ha sido sumamente estricto, sobre todo para con su madre y levantó que el peligro de estas sanciones es que pueden influenciar en el ánimo del juzgador. Aún cuando la defensa ha argumentado por una sentencia de 24 meses, por su parte la fiscalía está solicitando una sentencia de 37 meses, las guías de sentencia llegan a cinco años. 

Ante cualquiera de estos dos panoramas Nogales defendió el que “se le dé el tiempo cumplido, se acabó, que la suelten”. Droz Franco se encuentra en prisión desde el 1 de mayo del 2017. “Es importante que la gente sepa que hay un grupo de personas que siguen trabajando y dando apoyo a Nina”. 

La licenciada Nogales coincidió en que hasta el momento comparado con los eventos del 2017 las autoridades federales no han asumido jurisdicción sobre ninguno de los arrestados éste primero de mayo. Sí llamó a la atención al hecho de que el magistrado federal Bruce McGiverin, ordenó este 2 de mayo la incautación del teléfono celular del joven activista Scott Barbés. Éste fue el magistrado que vió la vista de alegación de culpabilidad Droz Franco. La activista no dudó en denunciar que las autoridades “andan buscando qué pescar”. 

Mientras denunció que el proceder de la Policía contra los manifestantes fue una repetición a la del año pasado, en términos de cómo la Policía actúo de manera incorrecta, contra los manifestantes en el manejo de situaciones y uso de gases lacrimógenos. 

 

  (0) Comentarios




claritienda Decir no, no basta