Bookmark and Share Bajar en formato PDFComentariosVer foto galería

El Reggaetón deshuesado

Ver foto galeríaVisita la foto galería (1)

Publicado: martes, 16 de octubre de 2018

Rubén Ramos Colón

 

En el pasado mes Lupe Fiasco sacó Drogas Wave. Brockhampton sacaron Iridescence. Lil Wayne sacó Tha Carter 5. Mc Ceja tiró un bombazo con par de leyendas vivas del rap puertorriqueño, Chyno Nyno, el Gato Yaviah, Omar García y Siete Nueve. Si, Omar Garcia, el mismo al que cuando salió con Predator con lo de Postrap se lo perfumaron con aceitito de pacholí y pétalos de gardenias diciendo que era lo mejor del rap en años, como si ustedes escucharan suficiente rap para emitir ese tipo de juicio, pero ajá, dale.

Le picheo a este tipo de cosas porque me parecen, a la rai, pendejadas, pero veo como ciertas nociones prosperan y pues, muerdo el anzuelo porque si hay algo que me causa placer es que se piquen y me odien y hace tiempito veo que solo comentan lo que esté pasando en el momento mediático y casualmente, solo consideran genios a raperos blancos, ¿qué cosa, verdad? Pura casualidad. A ustedes les gusta el rap como le gustaba a una ex mía el pollo: deshuesado y sin piel. Decía que esas cosas le recordaban que eso era antes un animal vivo y le daba mucho asco; siempre tenders de seis por más que el costo de tres presas en los chinos, montás sobre arroz y papas que dan pa dos días.

Hablan del rap siempre que aparezca robado de los contextos en el que nació, de la voz de esos cantantes que se nombran del control de acceso, ese de las urbanizaciones que a propósito levantaron muros mucho antes que Trump para separarse de los sitios donde aún prosperan los nuevos formatos en los que se montarán sus cantantes favoritos pa guisar de aquí a dos años. Un ejercicio mental: suponga que Jamsha el Putipuerco fuese negro, ¿se le permitiría decir las cosas que dice sin que alguna ameba moralista llamase a boicotearlo?

Consumen lo que les pongan de frente pero se dan golpes de pecho con sus posts de que saben, víctimas del pasillo de temporada de Walgreens, puesto pa’ ver quien compra el chocolatito antes que pase Halloween y lo bajen a la mitad. Ojo, no es gatekeepin. Ni el portón ni la casa son míos. Soy perro realengo y no me toca ladrarle a nadie. Y ojo, tampoco está mal ser un consumidor pasivo, I get it, con tanto trabajo y ajetreo sacar tiempo pa’ buscar música es difícil. Pero luego no se monten en tribuna hablando como expertos de algo que no conocen. No eres catedrático del reggaetón porque escuchaste una canción de Ranking Stone dos décadas atrás. Los llevo, muñecos y como dice Wiso, desayunen.

 

  (0) Comentarios




claritienda Amores que luchan