Bookmark and Share Bajar en formato PDFComentariosVer foto galería

Doña Trina: centenario de una vida dedicada al servicio

Dra. Trina Rivera de Ríos
Ver foto galeríaVisita la foto galería (1)

Publicado: miércoles, 22 de noviembre de 2017

Por Milagros Rivera Watterson

Especialpara CLARIDAD

Durante el mes de noviembre conmemoramos los 100 años del natalicio de la Dra. TrinaRivera de Ríos ( Doña Trina), defensora de los derechos humanos que batallo por décadas contra las injusticias sociales y a quien consideramos un ejemplo digno de emular. Doña Trina fue maestra, educadora, trabajadora social y funcionaria pública .

Doña Trina era una mujer de verbo libre, sin ataduras, que defendía aquello en lo que por principio creía, bajo cualquier circunstancia , en cualquier foro, y que no se amilanó ante ningún reto. Así, trabajaba incansablemente,haciendo conferencias de prensa, preparando y presentando ponencias ante la legislatura y cualquier foro en defensa de los derechos humanos por y para todos.

Uno de los poemas preferidos de Doña Trina, titulado El Sembrador , de Marcos Rafael Blanco Belmonte, ejemplifica lo que fue foco en su vida, servir. Así se destacó por su trabajo arduo, por su acción incansable, porque siempre seguía haciendo ya que para ella el buen sembrar era símbolo de cosechar mañana. Por eso para ella era tan importante el ser humano, a quien visualizaba como un ente pensante y una persona que merecía una nueva oportunidad . A ese menester dedico décadas de su prolifera vida al fundar el Comité de Amigos y Familiares de Confinados. Así , lucho por un trato digno y humano para el confinado,por su derecho constitucional a la rehabilitación, por el derecho al voto para estos y su defensa del derecho a la fianza no sólo para estos sino para todos.

Su defensa de los derechos humanos trascendió a todos los niveles , así también lucho contra la pena de muerte . En esta lucha trascendió al suelo borinqueño y en los Estados Unidos hizo campaña contra la pena de muerte y denunciaba el discrimen imperante en su aplicación contra las minorías y en especial los puertorriqueños . Así, es recordada por su lucha para que se le conmutara la pena de muerte a Salvador Agrón, adolescente puertorriqueño, analfabeto , residente en el Bronks de Nueva York, la cual fue lograda.

Doña Trina y sus aportaciones siguen vivas. Hoy, más que nunca, ante la crisis, la falta de liderato certero y de gobernanza que impera , el desenmascara miento de nuestra situación colonial , líderes de la estirpe de Doña Trina son los que necesitamos.Por eso, necesitamos más líderes como ella, claros en sus pensamientos, transparentes, firmes, valientes y defensores del pueblo. Líderes que entiendan y defiendan que los derechos humanos son para todos, ya que nos falta mucho en esta sociedad para lograr un pleno desarrollo en la educación, vivienda digna , justicia r igualdad para todos.

Dijo el poeta anteriormente citado” hay que vivir sembrando, siempre sembrando”. Así lo hizo Doña Trina, les invito a emular su ejemplos es que tengamos una mejor sociedad.

 

 

 

  (0) Comentarios




claritienda La contrarrevolución cubana