Bookmark and Share Bajar en formato PDFComentariosVer foto galería

TRES POEMAS HALLADOS EN LAS REDES

Ver foto galeríaVisita la foto galería (1)

Publicado: miércoles, 22 de noviembre de 2017

la serenidad siempre es tardía, rasga, insiste.

es abrecartas de la noche que destila. fíjate, 

está ahí, fuera de tiempo. y si yo no tengo tiempo,

tu tampoco. y hay tantas cosas que quiero de ti

que no quiero: tu odio accidental, el peso entero

de tu penumbra, cada malabar de esos que logras

al caminar por la otra acera, interesado en ésta,

y asustando tus deseos. hay que parar de querer

en algún momento. cualquier cosa temprana es

puro ensayo de alguna tardía: es una verdad que

ya creo. que sea este entonces éste ese segundo

exacto en que sereno y tarde ya no haya lamento.

 

 

************

 

Es de tarde y es tarde y es y es el silencio y es ingenioso seguir la corriente, flotar, rendirse, resistirse, asustarse, alertar, no saber qué pasa, saber qué pasa, desenterrar heridas, coserlas, atarlas, vivirlas nuevamente, y proseguir, y aportar, y apartar, y sucederse al motivo, a la idea, a esas cosas que no sabes, al compas, a eso que suena, que arrasa, que sostiene, que trastoca y se convierte en rastros, ruinas, sentencias de sal, y luego, luego llegará, llegará alguna dulzura remota y rezagada con su historia y su descanso y su futuro, llegara de tarde y tarde con su almíbar y su sentencia te hablará.

 

 

************

 

sobre el quizás

el humo muere en su ambición,

desea figuras imposibles.

la razón es arena movediza,

así ha sido. su certeza se desliza

sobre oídos y repite

el recuerdo de algún paso

firme, ahora insuficiente.

todo movimiento, desleal,

se cansa frente al espejo.

no sabrás si fue ese mismo paso

exacto, amante del exceso,

o aquel quizás, trama de humo,

 

 

Félix Jiménez. Escritor. Profesor de Estudios Culturales. Jefe editor de noticias CNN. Columnista en periódicos de gran circulación. Ha publicado, entre otros libros, Serenos semejantes (poesía), y ha sido editor de libros de ensayos como Audioeuforias o Cultura material del deseo

 

razón de todas sus razones,

que se agarra al susto de perderte.

  (0) Comentarios




claritienda Rita