Bookmark and Share Bajar en formato PDFComentariosVer foto galería

Encontrado en las Redes: DONDE REINA EL TERROR

Ver foto galeríaVisita la foto galería (1)

Publicado: martes, 6 de junio de 2017

Rafael Pabón

 
 

En estos tiempos donde reina el terror nos queda la solidaridad. Estuve hablando hoy con una compañera de trabajo que sobrevivió la dictadura de Pinochet. Su madre era activista y fue detenida en múltiples ocasiones. Ella tuvo que emigrar al norte y dejarlo todo. No le pregunte por qué. Su silencio ante la pregunta de si fue torturada me lo dijo todo. Siempre parece estar al borde del llanto. Carga la tristeza en sus ojos. Así de grande son sus marcas. Le contaba de la crisis nuestra y de nuestros detenidos. Ella me contaba de los torturados y desaparecidos, a veces degollados como le sucedió a tres profesores comunistas, o quemados vivos, como dos estudiantes. Me contó, con mucho dolor todavía, cómo a una compañera de escuela suya, que luego se hizo militante del MIR, le pusieron una bomba en el asiento de la bicicleta. La imagen de aquel cuerpo desmembrado le quedaría grabada para siempre. Allá empezó de golpe, no hubo mucho tiempo de prepararse, acá nos están dando las señales. Debemos prepararnos. Empieza poco a poco. Primero viene la campaña que nos convierte en una amenaza, luego las leyes especiales y los decretos, la censura, los macanazos, los arrestos, una represión que puede mostrar una crueldad insospechable y lo peor de todo, con total impunidad y la complicidad del estado. Todo esto apoyado por un sector de la población y una gran apatía de otros. No debemos subestimar nunca la maldad y el odio que abrazan algunos de nuestros enemigos. 

En todas las historias se destaca un elemento común: los estudiantes. Son la fuerza motora de la oposición. La resistencia y valentía. La conciencia del pueblo. Son todo. Al final, fueron ellos los pioneros junto a todo un pueblo que los siguió, quienes gritaban por las calles de Santiago; “Va a caer, va a caer, la dictadura va a caer”. Fue tan contundente aquel grito y la lucha, que la hicieron caer, como los nuestros, harán caer aquí, a la Junta y a sus cómplices lacayos.

 

 

  (0) Comentarios



claritienda que el pueblo decida