Bookmark and Share Bajar en formato PDFComentariosVer foto galería

Saber contar una historia: Three Billboards Outside Ebbing, Missouri

Ver foto galeríaVisita la foto galería (1)
Perfil de Autor

Por María Cristina

Publicado: martes, 12 de diciembre de 2017

(director y guionista Martin McDonagh; cinematógrafo Ben Davis; elenco Frances McDormand, Woody Harrelson, Sam Rockwell, Caleb Landry Jones, Abbie Cornish, Lucas Hedges, Zeljko Ivanek, Peter Dinklage, John Hawkes, Samara Weaving, Clarke Peters, Sandy Martin, Malaya Rivera Drew)

 

Quizá es un título que no tiene sentido en español pero Three Billboards Outside Ebbing, Missouri es un filme extraordinario que nos conmueve con sus personajes de pueblo tan parecidos a los nuestros, los tropiezos personales y familiares que se vuelven público de manera distorsionada, los prejuicios, enemistades y actitudes de personas cercanas y lejanas a nosotros, la valentía de enfrentar los problemas siempre de frente aunque nos llamen locas y se rían a nuestras espaldas. Y todo esto produce sonrisas, carcajadas, llantos y una mezcla de todo en los momentos menos esperados. 

Aunque el foco de la historia es Mildred Hayes (la increíble Frances McDormand), cada personaje tiene un vasto escenario para presentarse gracias a la cámara e iluminación de Ben Davis con tomas de muy cerca muchas veces en silencio o pausa, la importancia que da a las palabras a través de cartas, confrontaciones con vocabulario violento entre madre e hija y esposa y marido, violencia física como expresión de odios mal fundados, pequeños detalles que borran divisiones sentimentales. Mildred vive con su hijo Robbie después de su hija haber sido asesinada y ocho meses después todavía no hay pista alguna. Charlie, su ex ahora viviendo con una chica casi de la edad de su hija, no puede mantener ni una corta conversación con ella antes de violentarse. Mildred decide pagar tres vallas publicitarias en el estrecho camino de su casa al pueblo: precisamente donde su hija fue secuestrada. Los anuncios son muy sencillos y van dirigidos al jefe de policía, alguien muy respetado en la comunidad. Leen así: “Raped while dying/Violada mientras moría”, “And still no arrests/Y todavía sin arrestos”, “How come, Chief Willoughby?/¿Por qué Jefe Willoughby?”

Y así conocemos a William Willoughby (Woody Harrelson cuya voz nos persigue a través de todo el filme) quien trata de ser el balance en una sociedad con sus miedos y prejuicios contra todo lo nuevo o distinto, que creen en la fuerza y “sabiduría” del patriarcado, en la ley, el orden y la verdad representados por los alguaciles y los sacerdotes/ministros. Por eso lo primero que hace el joven Red Welby cuando Mildred pide el uso de las vallas es revisar las ordenanzas públicas del condado. Willoughby podrá sentirse ofendido por las acusaciones de Mildred pero nunca la amenazaría por cuestionar su investigación ya que está en su pleno derecho. Por eso su carta a Mildred es una reflexión muy importante de lo que son las relaciones humanas y cómo las leyes pueden servir, en sus mejores momentos, para proteger a los desprovistos.

Jason Dixon (Sam Rockwell más revelador que nunca), el agente que parece una bala perdida en su comportamiento cuando no está supervisado por Willoughby, parece exponer los peores prejuicios y la violencia “controlada” de sus compueblanos. Odia, sin aparente razón que él mismo pueda explicar, a los pocos negros e hispanos que viven en su pueblo y no le importa insultarlos. Igualmente cree que cualquiera que no esté de acuerdo con la manera que ellos ejercen la autoridad tiene que ser un comunista/liberal/izquierdoso que es todo lo mismo. Pero a pesar de todo esto cuando no actúa impulsivamente, Dixon atiende y razona gracias a la confianza que Willoughby ha depositado en él. 

Cada personaje, no importa el poco tiempo que permanezca en escena nos da una gran profundidad de quién es: Anne (Abbie Cornish), la esposa de Willoughby que viene de otro país; Robbie (Lucas Hedges), el único hijo ahora de Mildred; Angela (Kathryn Newton), la hija desaparecida cuya memoria persigue y abruma a Mildred; Penélope (Samara Weaving), la joven acompañante de Charlie quien tiene la habilidad de moldearse para siempre tener un empleo que le satisface; James (Peter Dinklage: The Station Agent de 2003 y por supuesto, “Game of Thrones”), hombre interesado en Mildred a quien ella desprecia y utiliza sin darse cuenta cuánto le hiere.

Martin McDonagh es el director y guionista británico de una pequeña joya de 2008, In Bruges, y de una comedia negra con un elenco exquisito (Sam Rockwell, Colin Farrell, Christopher Walken, Michael Pitt, Michael Stuhlbarg, Harry Dean Stanton, Woody Harrelson, Tom Waits, Zeljko Ivanek), Seven Psychopaths, de 2012. Ahora nos regala este hermoso filme que nos hace mirarnos como seres humanos en vez de las etiquetas que nos han puesto y nos ponemos para sobrevivir en esta vida.

  (0) Comentarios




claritienda Amores que luchan