Bookmark and Share Bajar en formato PDFComentariosVer foto galería

Breves de diciembre: Colette y Widows

Colette
Ver foto galeríaVisita la foto galería (1)
Perfil de Autor

Por María Cristina

Publicado: miércoles, 5 de diciembre de 2018

Comento dos filmes para audiencias muy diferentes. Colette es una selectiva biografía de la escritora francesa Sidonie-Gabrielle Colette dirigida a un público interesado en historias de época, mujeres y artistas y Widows es el más reciente filme del talentosos y sorprendente artista visual y director británico Steve McQueen.

 

Colette (Director: Wash Westmoreland; guionistas: Richard Glazer, Wash Westmoreland, Rebecca Lenkiewicz; cinematógrafo: Giles Nuttgens; elenco: Keira Knightley, Dominic West, Eleanor Tomlinson, Aiysha Hart, Fiona Shaw, Dickie Beau, Al Weaver, Denise Gough, Robert Pugh, Ray Panthaki, Shannon Tarbet, Caroline Boulton) 

Cuando el redescubrimiento de las escritoras mujeres del siglo XX, esas que Virginia Woolf buscó primero en las novelistas británicas del siglo 19 para luego inventar a la precursora renacentista Judith, hermana y contemporánea de William Shakespeare, Colette (1873-1954) era uno de los nombres que siempre surgía por estar adelantada a suå época, por crear su propia literatura que violaba todoç† lo “correcto” de la escritura “femenina” de la época ya fuera en Francia, Inglaterra o Alemania. Pero en la historia narrada aquí Colette es la joven que se enamora de la inteligencia, escritura, atrevimiento y fama de Henry Gauthier-Villars, hombre de mundo que le llevaba catorce años de edad y experiencia en amoríos. A través de él descubre el mundo cultural y atrevido de París donde se inserta como compañera inexperta pero de gran talento para imaginar y escribir. Esta joven Colette de la que conocemos muy poco comenzará su carrera literaria escribiendo para Willy (pseudónimo de Gauthier) y sin ser reconocida—aunque muchos dentro de ese círculo sí sabían de su autoría—para así poder recibir pago y seguir publicando.

En esta primera etapa a Colette, la hija rebelde que sus padres conocían, le tomará varios años y experiencias humillantes para crecer y exigir su derecho a tener su propio nombre y experiencias que la satisficieran a ella y no al mundo de su marido. Aunque nos sorprende cómo Colette aguanta por años ser tratada como una menor a quien hay que decirle lo que haga y castigarla si no obedece (encerrarla en un cuarto para que escribiera secuelas de su famosa Claudine), tenemos que recordar que hay que ver su vida con los ojos de ese entonces y es ahí donde nos sorprende, a pesar de los riesgos, al decidir mirar adelante, sin disculpas, para convertirse en la escritora que descubrió la 2nda ola feminista.

 

Widows (director: Steve McQueen; guionistas: Gillian Flynn y Steve McQueen; autora Lynda La Plante; cinematógrafo: Sean Bobbitt; elenco: Viola Davis, Elizabeth Debicki, Michelle Rodríguez, Cynthia Erivo, Liam Neeson, Colin Farrell, Robert Duvall, Brian Tyree Henry, Daniel Kaluuya, Jon Bernthal, Manuel García-Rulfo, Carrie Coon, Coburn Goss, Kevin J. O’Connor, Garret Dillahunt, Lukas Haas, Molly Kunz)

Este cuarto largometraje de McQueen (Hunger 2008, Shame 2011, 12 Years a Slave 2013) se ubica en el presente en la ciudad de Chicago y narra a través de flashbacks, que parecen desubicados en el tiempo, el pasado bastante reciente de Verónica, una líder del sindicato de maestros y casada con Harry Rawlings, un negociante muy exitoso que le permite tener un lujoso apartamento, autos, chofer y darle a su familia una vida muy cómoda. Es interesante que el único momento donde el hecho de que es una pareja interracial importa es cuando su hijo está solo en una situación policial que sí establece diferencias. Pero rápidamente lo que parecía presente se convierte en una pesadilla donde Verónica no solo está sola sino que es amenazada por la mafia afroamericana (los Mannings) que quiere quitarle el poder de manejar el distrito a través de los concejales/asambleístas a la otra mafia irlandesa-americana (los Mulligans) que se cree dueña de estos puestos. Verónica tiene que encontrar dos millones desaparecidos por su marido o terminar como un cadáver más en las calles de la ciudad. El plural del título, las viudas, se refiere a las esposas de dos de los “amigos” de Harry (Alice y Linda) y Belle que viene a resolver la necesidad de una conductora entre otras destrezas esenciales para el gran robo que resolverá sus vidas. Al menos eso creen.

Pero siendo un guión co-adaptado por McQueen y, por primera vez, protagonizado por mujeres, cada historia individual es importante y se enlaza con nuevas situaciones que requieren cambios y adaptaciones. Todo queda a medio camino y cada personaje tiene la complejidad necesaria para entretejer una trama mayor. Por eso cada actora y actor tiene su espacio aunque los personajes de Daniel Kaluuya (Jatemme Manning) y Michelle Rodríguez (Linda)—de quienes esperábamos más profundidad—se quedan como estampas. Todo lo contrario ocurre con Viola Davis (Verónica), Elizabeth Debicki (Alice) y Cynthia Erivo (Belle, quien nos fascinó en Bad times at the El Royale) quienes van creciendo de escena en escena. Liam Neeson, Colin Farrell, Robert Duvall y Jackie Weaver dominan la pantalla cuando están en escena como veteranos actores que son.

  (0) Comentarios




claritienda Claridad tras el lente